Type to search

Política

El Coneval reinicia la serie de medición de la pobreza en México

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) anunció que a partir de 2019 iniciará una nueva serie de medición de la pobreza, al señalar que diversos cambios legislativos y “adecuaciones técnicas que reflejan transformaciones sociales recientes” hacen necesario actualizar la metodología que sigue desde 2008.

Este organismo señaló en un comunicado que las adecuaciones a los elementos de la medición multidimensional que realiza en torno a la situación de la precariedad en México derivan de reformas aprobadas desde 2012 y de modificaciones a datos elaborados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que son insumos para las estimaciones del Coneval.

Este rediseño se verá reflejado en los datos que el Coneval dé a conocer en agosto de 2019, los cuales tendrán como base la información correspondiente a 2018, y entre sus novedades estará que la línea de bienestar y la línea de bienestar mínimo se denominarán, respectivamente, línea de pobreza por ingresos y línea de pobreza extrema por ingresos.

Entre las leyes que se han transformado y que han propiciado esta nueva serie, el Coneval citó:

  • La reforma educativa de febrero de 2012, que considera obligatoria la educación media superior;
  • El cambio a la Ley General de Desarrollo Social de 2013, por el que se incluye el indicador de accesibilidad a carretera pavimentada como parte de la medición de pobreza; y
  • La modificación a la misma Ley en 2016, para agregar al acceso a la alimentación, el carácter nutritivo y de calidad.

Las adecuaciones técnicas a la medición multidimensional de pobreza a las que el Coneval hace referencia son:

  • Las líneas de pobreza se actualizaron con la información de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016 para reflejar los patrones actuales de consumo tanto alimentarios como no alimentarios;
  • La declaración de afiliación a servicios médicos como prestación laboral se considerará como condición suficiente para identificar que la población trabajadora subordinada cuenta con acceso a la seguridad social; y
  • Para el acceso a la seguridad social de los adultos mayores, los titulares de programas sociales deberán recibir por parte de éstos al menos un monto equivalente al costo de la canasta alimentaria.

Con este cambio, el Coneval pone fin a la serie iniciada en 2008 y a la que dio seguimiento por 10 años con actualizaciones cada bienio, como lo establece la Ley General de Desarrollo Social.

“Cuando hicimos la primera manera de medir la pobreza en el país, en 2009, la educación obligatoria del país era la secundaria, pero en 2012 el Congreso de la Unión mandató que la obligatoria fuera la educación media superior. Estamos incorporando este elemento”, precisó Ricardo Aparicio Jiménez, director general adjunto de Análisis de la Pobreza del Coneval este miércoles en entrevista con Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com en RadioLevy.

“Otro elemento que estamos incorporando es que el acceso a la alimentación que nosotros medíamos y seguiremos midiendo, tiene que tener el caracter de nutritivo y de calidad. Nuestro Congreso de la Unión ha puesto mayores exigencias a las condiciones de vida de la gente que nosotros en el Coneval necesitamos monitorear. Esas son las razones por las que hemos hecho estas actualizaciones”, añadió.

Estas mediciones establecen que una persona es pobre si es carente tanto en el espacio de la llamada pobreza monetaria (obtener el ingreso per cápita del valor de la canasta alimentaria y otra que incluye los bienes y servicios de consumo habitual) como en el espacio de los derechos (que son seis: rezago educativo, acceso a los servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación).

El caso de la pobreza extrema se define cuando un individuo aun si dedicase por completo su ingreso a la adquisición de alimentos, no alcanzara los nutrientes necesarios para tener una vida sana, y además presenta al menos tres de las seis carencias sociales.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *