Type to search

Congreso

Rueda niega alianza ‘PriMor’ en Congreso de Colima: ‘Hay pacto de gobernabilidad’

El coordinador del PRI en el Congreso de Colima, Rogelio Rueda, negó que su partido tenga una alianza con Morena, pero afirmó que el tricolor siempre buscará dar gobernabilidad al Legislativo, la cual reconoció que no se ha tenido por más de 100 días.

El diputado confió en que de esta forma se pueda propiciar que el gobernador del estado, que emana de su partido, tenga las condiciones para trabajar bien.

“No hay alianza ‘PriMor’, PT, Verde. Lo que hay es un acuerdo para tener gobernabilidad en el Congreso (…) Aspiro a que se aprenda rápido en el camino la circunstancia que se está viviendo y tengamos claro que siempre en cualquier cargo que desempeñes hay costos políticos que pagar. En tanto no asumamos eso y queramos quedar bien con las galerías, vamos a estar dudando y cometiendo errores”, dijo este lunes a Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com en RadioLevy.

A continuación, te presentamos las partes más importantes de la conversación.

 Sobre la Legislatura 

 —¿Qué puede aportar el PRI con sus tres diputados locales, en esta inestable legislatura? 

“Yo creo que lo que podemos aportar es tres voces de 25, porque en una reflexión conjunta no basta con que haya tantos o cuantos votos, tan no basta que hemos visto que han brincado de un lado para otro. Yo creo que lo que podemos hacer es aportar una reflexión en voz alta para que encontremos el mejor camino para que el Poder Legislativo le sirva a Colima, entonces más allá del número de votos es lo que podamos aportar en esa discusión colectiva de los temas que nos importan”.

 —¿Cómo calificarías tú lo que se ha visto de la Legislatura? 

“Yo compartiría contigo lo de inestable, eso me parece que es evidente. ¿Qué creo también? Y no estaría descubriendo nada nuevo, sólo poniéndolo sobre la mesa, que muchos de quienes ahora son diputados locales no tienen una experiencia previa, no sólo como diputados sino en el ejercicio de la política, en la participación del servicio público, en asumir que precisamente en el Legislativo, siempre en el servicio público pero más en el Legislativo, debes tener una disposición a ceder en aquéllas que son el conjunto total de tus convicciones”.

“Hay unas convicciones que son inflexibles, unas posiciones que son irrenunciables y son respetables siempre, pero tiene que haber un conjunto de cosas que tú quisieras que ocurrieran, pero que si no ocurren a cambio de que sí se dé lo más importante, que estés dispuesto a esto que se llama negociación”.

 —¿Qué negoció el PRI para apoyar a Morena para conservar el control de la Comisión de Gobierno Interno? 

“Hemos pedido dos cosas. La primera es ser escuchados, es que las decisiones que tomemos en el Congreso sean platicadas previamente, conversadas, que no nos sorprendamos en el Pleno con propuestas que no hemos revisado”.

“Hemos ofrecido a cambio que estamos completamente claros que habrá más de alguna ocasión en la que no vamos a tener la mayoría, que vamos a ser vencidos en la votación. Somos tres, lo que pedimos es ser escuchados, porque puede que tengamos razón en algún planteamiento y ojalá se atienda”.

 —¿La decisión de avalar a Vladimir Parra para presidir la Comisión de Gobierno Interno, no implica una alianza legislativa? 

“No, esa es una decisión del Grupo Parlamentario de Morena. Lo que el PRI ha hecho en tres votaciones sucesivas es respaldar para que presida la Comisión de Gobierno Interno el coordinador del Grupo Parlamentario que tiene más diputados en el Congreso, nos parece un principio, que está previsto por la ley incluso, en el caso de que no hubiera mayorías”.

 —Pero la tercera es diferente, porque en la tercera, decidir lo contrario, sí cambiaba la mayoría… podrían haber inclinado la balanza para el otro lado. 

“En la primera ocasión, cuando se elige la primera Presidencia de Gobierno Interno, hubo intentos de algunos grupos parlamentarios, de algunos liderazgos políticos y entre los que no se incluye el PRI, no anduvimos promoviendo nada de eso…”

 —Pero sí les dijeron… 

“Naturalmente, y escuchamos, platicamos. Revisamos escenarios, por supuesto”.

 —No sería la primera vez que el Gobierno del Estado tuviera interés en lograr un control mayor que el que las curules que tiene le puede dar y que participara en una negociación de esa naturaleza… 

“Yo no creo que haya tenido nunca un control sobre el Legislativo, aún cuando el PRI ha tenido la mayoría absoluta del Congreso del Estado. El Gobierno del Estado, que ha sido siempre priista, no ha podido controlar al Congreso como tal, ha sido una labor de interacción”.

“Ha habido momentos de nuestra historia política donde se ha pensado que es distinto, que el líder del Congreso controla al Ejecutivo”.

 —¿Cómo toman la decisión de avalar a Morena en la Comisión de Gobierno Interno la primera vez? 

“Nosotros tomamos esa decisión primero, pensando siempre, como hemos pensado los priistas, en las instituciones, en la gobernabilidad. No solo porque está en nuestro ADN político, sino porque hay un Gobierno del Estado priista, con un titular priista y nosotros desde el Congreso no sólo estamos viendo el microcosmos de los 25 diputados, tenemos que ver la interacción y cómo generamos las condiciones para que el Ejecutivo, que es de nuestro partido, pueda hacer su trabajo bien hecho”.

“Eso significa un Congreso con gobernabilidad. No lo hemos tenido en 100 días, no lo hemos logrado pero eso buscaremos siempre propiciar. No tuvimos que decidir, no hubo otra propuesta. En la Comisión de Gobierno Interno no hubo otra propuesta, como no la hubo cuando Jazmín (García) ocupo la coordinación en lugar de Miguel Ángel (Sánchez), y como no la hubo ahora que Vladimir (Parra) ocupó la posición de Jazmín”.

 —¿Por qué no le arrebataron el control del Congreso a Morena?  

“No hubo otra negociación, no hubo otra propuesta, no hubo otra opción por la cual votar por la Presidencia de Gobierno Interno. Si alguien cree que algo es mejor para el Congreso, tiene que parase en la Comisión de Gobierno Interno y decir cuál es su propuesta”.

 El cambio fallido en la Oficialía Mayor 

 —¿Por qué el jueves te abstuviste del acuerdo que habías avalado antes en la Comisión de Gobierno Interno para que el nuevo oficial Mayor fuera Josúe Reyes Rosas Barajas? 

“No lo avalé yo personalmente, pero sí sostengo ese acuerdo. Porque el primer voto fue en abstención y eso hizo que se cayeran como un castillo de naipes los votos en abstención o incluso en contra. Cuando habían pasado 15 votos y era evidente que ese acuerdo estaba destruido, que esa propuesta no iba a pasar, no tenía ningún sentido externarnos a favor o en contra”.

 —¿Qué pasó en los minutos previos, cómo se derribo ese castillo de naipes? 

“La verdad es que no tengo ninguna información, me tomó de sorpresa que ese voto fuera en abstención”.

 —¿Se pusieron nerviosos con los manifestantes, con la publicación de las exoneraciones de la anterior legislatura a Mario Anguiano, con las conexiones que se hicieron de los nombres o qué paso? 

“Es posible, esas reflexiones yo se las había hecho días antes. No pueden decirse sorprendidos”.

 —¿Habías dicho que olía a Mario Anguiano ese nombramiento? 

“Yo había dicho que ese tipo de críticas podrían externarse respecto a esta persona”.

 —Si insisten en este nombramiento en la siguiente sesión, ¿cómo vas a votar? 

“No lo sé, pero lo que sí sé es a quienes votaron en contra no se les puede pedir que voten a favor, y en mi Grupo Parlamentario una diputada se expresó en contra, y yo no le puede pedir que vote a favor”.

 La alianza ‘PriMor’ 

 —¿Entonces hay alianza ‘PriMor’ o no hay alianza ‘PriMor’? 

“No hay alianza ‘PriMor’, PT, Verde, lo que hay es un acuerdo para tener gobernabilidad en el Congreso”.

 —Si siguieran estas cosas que calificaste como reflejos de inestabilidad en el Congreso, por la inexperiencia que relatabas de quienes están tomando las decisiones, ¿el PRI podría optar por una alianza distinta que le diera gobernabilidad al Congreso? 

“Creo que todas las posibilidades existen. Aspiro a que se aprenda rápido en el camino la circunstancia que se está viviendo y tengamos claro que siempre en cualquier cargo que desempeñes hay costos políticos que pagar. En tanto no asumamos eso y queramos quedar bien con las galerías, vamos a estar dudando y cometiendo errores”.

 —¿Qué le sugerirías al PT? ¿Qué buscara otro nombre para Oficial Mayor? 

“Naturalmente”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *