Type to search

Comunidad

Comuneros en Comala exploran una vía para reabrir el balneario de Zacualpan

Líderes de Zacualpan afirman estar dispuestos y analizando la vía para negociar con las autoridades gubernamentales la reapertura del balneario de esta comunidad de Comala.

El integrante del Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan José Martín Peña, y el presidente de Bienes Comunales de esa misma comunidad, Ramiro Laureano, coincidieron en señalar por separado que ya sostuvieron un acercamiento en conjunto con el alcalde de Comala, Donaldo Zúñiga; con el director de la Secretaría General de Gobierno, Ramón Pérez Gutiérrez; y con representantes de la Procuraduría Agraria con la intención de solucionar los conflictos políticos en la localidad y que los visitantes puedan acceder nuevamente a ese espacio ecoturístico.

El cierre del balneario de Zacualpan es uno de los daños colaterales de las luchas políticas entre los integrantes de la comunidad. El Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan no reconoce la comisaría de Ramiro Laureano por considerar que fue impuesta por el Gobierno del Estado y propone que al excomisario Taurino Rincón se le reintegren los tres años de administración debido a que “no se le dejó trabajar”. Ramiro Laureano defiende su comisaría y asegura que la Asamblea en la cual fue electo, el 30 de noviembre de 2018, cumplió con los lineamientos de la Ley Agraria para declararse válida.

 Mesas de paz 

El coordinador de la bancada de Morena en el Congreso local, Vladimir Parra —también presente en el encuentro—, señaló que en días próximos se celebrará otra reunión entre esas mismas autoridades y representantes para ponerse de acuerdo y establecer una fecha tentativa para realizar unas “mesas de paz“, con la intención de establecer un plan de trabajo que culmine en la apertura del espacio natural.

“Lo que acordamos es que íbamos a hacer unas mesas de paz donde participaran todos los grupos en la comunidad, que participara el gobierno federal, el Gobierno del Estado y el Congreso. Primero que nada hacer un acuerdo de no violencia, lo que queremos es que haya respeto a la comunidad, que haya inclusión, que se analice el tema jurídico y social y demos una prioridad a abrir los manantiales”, aseguró el legislador, presidente de la Comisión de Gobierno Interno.

“Sería muy significativo que se pudiera abrir el balneario y se pueda rescatar como destino ecoturístico para la convivencia y la recreación para las familias del estado”, añadió.

Parra aseguró que el pasado jueves tuvieron una primera reunión en la Casa de la Cultura de Comala y confía en que “en cuestión de semanas o un mes” puedan ver avances significativos en la negociación.

José Martín Peña, integrante del Consejo Indígena de Zacualpan aseguró que ellos están dispuestos a sentarse a dialogar en las mesas de paz, siempre y cuando se respete su derecho a ser consultados de acuerdo con los usos y costumbres de la comunidad y se respete que la administración de los manantiales de la comunidad la lleve únicamente el Comisariado de Bienes Comunales.

“Hay un expediente en el Tribunal Unitario Agrario, el 81/2014, en el que existe una sentencia emitida por el magistrado Luis Betancourt, en el que se entregan los manantiales de la comunidad a los representantes de la comunidad, en ese momento era Taurino Rincón, pero al ser recursos de la comunidad es el Comisariado de Bienes Comunales quien debe administrarlos”, aseguró.

“(El otro grupo de comuneros) no estaban de acuerdo porque lo que querían era quitar la administración de ese lugar. Ellos alegaban que debe ser a través de un comité, aun cuando la Asamblea había decidido que iba a ser el Comisariado de Bienes Comunales quien iba a administrar y se iban a delegar trabajadores para poder trabajar el centro ecoturístico”, insistió.

Peña se manifestó a favor de que el balneario pueda ser abierto a los colimenses eventualmente, pues no sólo genera beneficios turísticos, sino que representa una derrama económica para los habitantes de Zacualpan.

Afirmó que antes de que la apertura ocurra, el balneario debe ser mejorado, pues se encuentra en malas condiciones, sin embargo ese tema no representa una preocupación para ellos, pues están dispuestos a trabajar en ello.

“El abandono fue deteriorando un poco el lugar (…) Una vez que existan las condiciones, nosotros como sociedad podemos organizarnos para darle mantenimiento”, precisó.

Ramiro Laureano, presidente de Bienes Comunales de Zacualpan, aseguró que ellos también están dispuestos a sumarse al diálogo con las autoridades municipales, estatales y federales en las referidas mesas de paz.

Sobre la reapertura del balneario, Laurean consideró que no era la voz autorizada para emitir una respuesta contundente, pues a su parecer, para alcanzar ese fin es necesario que tanto los actores políticos como los comuneros de Zacualpan negocien entre ellos.

“Me gustaría tener el diálogo en el Palacio de Gobierno donde todos los niveles de gobierno, estatal, federal y municipal estén presentes para así hablar”, señaló.

Laureano coincidió en que la administración del manantial debe ejecutarse por el Comisariado de Bienes Comunales, pero en coordinación con la localidad y el gobierno, y criticó que el Consejo Indígena de Zacualpan conciba una posibilidad distinta, puesto que “toda la comunidad es dueña de todos esos bienes”.

“Yo considero que ellos piden mucho, piden ellos administrar solos porque dicen que son los dueños, pero no es cierto, los dueños es la comunidad (…) no un grupo nada más. Yo estoy dispuesto a ir y escuchar lo que ellos plantean y llegar a un acuerdo, yo no estoy en contra de nada”, aseveró.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *