Type to search

#ElFaro Política

#ElFaro: La ley y el orden en Manzanillo / Locho piensa ‘fuera de la caja’ en seguridad

 LA LEY Y EL ORDEN EN MANZANILLO  A Griselda Martínez la intentaron matar y ya pasó una semana completa y, por la razón que fuera, no había declarado ante el Ministerio Público sobre el atentado. Ante lo que ha dicho públicamente en torno a cuáles son sus sospechas sobre la autoría intelectual o el móvil del intento de homicidio, en el sentido de que ve intereses políticos o económicos detrás del asunto, valdría la pena que la Fiscalía General del Estado (FGE), que encabeza Gabriel Verduzco, haga todo lo necesario para despejar esa duda, que no debe tener ni ella como víctima y ni toda la sociedad colimense como terceros interesados.

En el mismo sentido, por las sospechas que tiene la alcaldesa y por la importancia que reviste que se busque privar de la vida a quien encabeza el Ejecutivo municipal en la demarcación en la que se ubica el principal puerto del país, puede ser preferible que —como anticipó la propia Martínez que sucedería— sea la Fiscalía General de la República (FGR), cuyo titular es Alejandro Gertz Manero, la que lleve la investigación desde el ámbito federal.

No sólo está en juego la vida de Griselda Martínez, lo que está sobre la mesa es la existencia misma del estado de derecho… ¿Queremos la ley y la racionalidad o normalizamos la barbarie?

 LOCHO PIENSA ‘FUERA DE LA CAJA’ EN SEGURIDAD  El alcalde capitalino, Leoncio Morán, designó a un especialista —no a un policía ni mucho menos a un militar— al frente del área de seguridad, en coincidencia con la aprobación por parte del Ayuntamiento que encabeza de un nuevo modelo que crea la Comisión de Seguridad Pública y Justicia Cívica, que se espera ponga acento en la recuperación de espacios públicos, prevención del delito y atención a faltas administrativas.

El movimiento es congruente con el antecedente del nuevo comisionado, Alejandro González Cussi, quien viene de trabajar en el equipo que reformó en el mismo sentido los esfuerzos en materia de seguridad en Morelia, la capital del vecino estado de Michoacán , con resultados que merecieron el reconocimiento de diversos expertos a dicha administración municipal. Incluso el influyente diario The New York Times publicó un artículo sobre cómo la transformación de la Policía local impactó de manera positiva en la mejora de indicadores como la cifra de homicidios, percepción de seguridad de parte de la población y denuncia de delitos.

Pero no es tan sencillo como simplemente pensar ‘fuera de la caja’ y dejar detrás las viejas inercias en atención a la seguridad que han fallado en resolver la grave problemática de México, de Colima y del municipio. Morelia invirtió en reforzar su Policía municipal, capacitación en asistencia psicológica y resolución de conflictos y en la instauración de juzgados cívicos. Y el reto para Colima es mayor, considerando que el actual trienio ya casi se le fue el primer tercio.

Sin embargo, el momento no deja de parecer propicio, luego de que el alcalde solicitó a inicios de año que el Gobierno del Estado le transfiriera de regreso las funciones de seguridad pública, y con ello el acceso a cerca de 13 millones de pesos de recursos federales destinados a la demarcación en ese rubro. Despierta optimismo el que se estén dando estos primeros pasos concretos más allá del ‘choro’ y las palabras grandotas que suelen recetar los políticos. Ojalá alcancen los recursos (económicos y el tiempo) y tengan la eficacia para dar resultados.

 #ElFaro  Busca echar luz sobre los entresijos de la real politik colimense y compartir comentarios sobre la actualidad, con base en la información periodística recabada por reporteros y editores. Únete a la conversación en Facebook y Twitter.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *