Type to search

#ElFaro Política

#ElFaro | El destino de la antigua Zona Militar / El Sindicato de la capital y las ‘bromitas’

 EL TORTUOSO CAMINO A LA ANTIGUA ZONA MILITAR  Uno de los integrantes de la Comisión Ciudadana que definirá los destinos del predio de la antigua Zona Militar, y que hoy es patrimonio estatal, adelantó a EstaciónPacífico.com que podrían tomar una resolución hasta el siguiente año.

Por un lado, argumentan que hay algunas actividades —como un censo que realiza la Seidur de todo lo que se tiene en las cerca de 15 hectáreas— que han tomado más tiempo del que esperaban, y por otro, que buscan hacer un trabajo a conciencia para llegar a la mejor definición posible para los colimenses.

Ante esto, habría que reconocer la buena voluntad de quienes —sin cobrar un solo peso— participan con su tiempo, esfuerzo e ideas en la toma de esta decisión por medio de la citada Comisión Ciudadana. Sin embargo, es prudente también expresar que la ruta que han seguido ha sido demasiado lenta y parecen ignorar que entre más se tarden, más riesgo existe de que la actual administración no concrete lo que ellos planteen, pues ante la llegada de los tiempos electorales de 2021 y el cambio de sexenio, es muy probable que un proyecto de esta naturaleza pueda quedar paralizado.

Al gobernador Ignacio Peralta se le puede reconocer también la voluntad para escuchar a la ciudadanía en este tema e involucrarla en la toma de decisión, en este tema que interesa a todos los colimenses. Pero, ante la lentitud de este proceso, se podría cuestionar si no hubiera sido más sencillo y sobre todo más eficaz consultar a expertos, levantar una encuesta y él tomar una decisión… Al final. gobernar es eso: tomar decisiones y asumir sus costos.

 EL SINDICATO DE BURÓCRATAS DE LA CAPITAL Y LAS BROMAS DE MAL GUSTO  Recientemente, Héctor Arturo León Alam, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Colima, declaró que, para él, el Sistema Estatal de Pensiones había resultado ser “una broma de mal gusto”.

En parte de su argumentación hay algunos reclamos legítimos, por ejemplo, señala los problemas para que el Instituto de Pensiones otorgue préstamos personales a los trabajadores que estén fondeados con sus aportaciones. Capitalizar este instituto con los fondos que debieron estar en el pasado pero no están, y con los que se tienen que aportar del año en curso, es sin duda un reto para la administración estatal y las municipales.

Pero, siguiendo las frases del líder de la burocracia capitalina, valdría preguntar si para la ciudadanía no es también una broma de mal gusto que los trabajadores sindicalizados defiendan que con recursos públicos no sólo se les financie una buena pensión estatal, sino contribuir también a una jubilación en el IMSS.

O ya agarrando vuelo, se podría también preguntar si no es una broma de mal gusto que la lucha por mejorar las condiciones laborales de los sindicalizados se haga muchas veces sin pensar en la sostenibilidad financiera del ente público en cuestión y sin poner por delante cómo prestar desde estos entes públicos los mejores servicios posibles a la ciudadanía.

Bromitas de mal gusto, hay varias.

 #ElFaro  Busca echar luz sobre los entresijos de la real politik colimense y compartir comentarios sobre la actualidad, con base en la información periodística recabada por reporteros y editores. Únete a la conversación en Facebook y Twitter.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *