Type to search

Comunidad

12 ‘fails’ del Tercer Anillo Periférico de Colima para los peatones

Para los peatones, transitar por el Tercer Anillo, el Periférico de la zona metropolitana de la capital del estado, implica sortear obstáculos que van desde maleza hasta la inexistencia de banquetas, lo cual afecta sus posibilidades de movilidad y los pone en peligro, según observó EstaciónPacífico.com en un recorrido.

En el tramo de casi 5 kilómetros de esta avenida que va desde Camino Real hasta la Exhacienda del Carmen, se encontró una docena de problemáticas de accesibilidad para los estudiantes, pacientes y trabajadores que lo recorren a pie para acceder a las escuelas, plazas y locales comerciales, restaurantes, centros de trabajo, casas e incluso el Hospital Regional Universitario, en torno a esta zona.

 ‘Fails’ del Tercer Anillo 

  1. En el cruce peatonal frente al Hospital Universitario, los peatones indican que en los momentos en que no hay un oficial de tránsito, el paso al otro sector de la avenida es “imposible” de cruzar.
  2. Entre el paso a desnivel ubicado en Camino Real y el puente peatonal frente a Plaza Zentralia existe un kilómetro y medio de distancia, lo que significa que las personas que deseen cruzar con seguridad este sector de Tercer Anillo, deberán de caminar más de un kilómetro.
  3. No hay banquetas en el cruce que conecta la Av. Ignacio Sandoval y Tercer Anillo, solo existen caminos angostos de tierra por donde los peatones tienen que transitar.
  4. Cerca de llegar a Plaza Zentralia hay una banqueta destruida por el río, sector que sólo se cubre con una línea de precaución y que obliga a las personas a bajarse a la calle para seguir caminando.
  5. Existe casi un kilómetro de distancia entre los cruces seguros del puente peatonal de Plaza Zentralia y el paso a desnivel de Av. Constitución.
  6. La banqueta que se encuentra entre Av. Constitución y Plaza Zentralia se encuentra cubierta de tierra, por lo que en tiempos de lluvia dicho sector se convierte en un camino de lodo.
  7. En el tramo de la gasolinera que se encuentra cerca del cruce entre Av. Constitución y Tercer Anillo, hay una rampa para que los autos carguen combustible, en lugar de una banqueta.
  8. Del paso a desnivel ubicado en Av. Constitución al cruce de Venustiano Carranza existe casi un kilómetro de distancia, tramo que tienen que caminar los peatones para cruzar de manera segura.
  9. El cruce de la Av. Venustiano Carranza con Tercer Anillo presenta el paso de autos en todas direcciones, por lo que algunas personas señalan que tienen que correr para poder cruzar.
  10. Enfrente de la construcción de una nueva plaza comercial ubicada en Tercer Anillo existen camellones en mal estado, en algunos de ellos se encuentran pozos, piedras y maleza.
  11. Las banquetas que conectan el norte de la colonia Arboledas del Carmen y Tercer Anillo están inconclusas, por lo que los peatones tienen que caminar por tramos en los que no hay banqueta.
  12. Entre los cruces seguros de la Av. Venustiano Carranza y la Exhacienda del Carmen hay más de un kilómetro y medio de distancia.

 ¿Transitar en Colima es seguro? 

La gerente de seguridad vial de WRI, Sonia Aguilar, explica que Colima está por encima del promedio nacional en la tasa de mortalidad por accidentes viales.

“La tasa de mortalidad que tiene el estado de Colima por incidentes viales está por encima del promedio nacional, es decir, se tienen registradas 17.4 muertes por cada 100 mil habitantes, el promedio nacional está en 13.2. Si nos vamos a los hechos viales, sabemos al nivel del estado que se registraron en 2016, seis mil 500 incidentes, de estos, el 47% involucró a peatones, es decir, casi en la mitad de los incidentes viales hay involucrados peatones”, dice a EstaciónPacífico.com.

Aguilar señala que las ciudades se deben ver desde la perspectiva de las personas más vulnerables.

“Debemos pensar las ciudades desde la perspectiva de los más vulnerables. Uno de estos actores son los peatones, pero si ponen más elementos: hay peatones con muletas, con discapacidad visual, auditiva, niños, adultos mayores, personas en silla de ruedas (…) nos daríamos cuenta que quizás hasta los ciclos semafóricos son insuficientes para cruzar toda esta vialidad”, abunda.

David Monroy, quien preside la fundación Colima Accesible, describe al Tercer Anillo Periférico de Colima como una vialidad “complicada” y destacó que se debe de pensar en las personas que sufren alguna discapacidad.

“El Tercer Anillo es una vialidad muy complicada para el libre tránsito de las personas que tienen algún tipo de movilidad reducida, es una vialidad diseñada principalmente o casi exclusivamente para la movilidad en vehículos y se dejó mucho de lado el traslado de quienes tienen problemas de discapacidad. Debemos pensar en quienes se mueven sillas de ruedas, en quienes se mueven con algún tipo de aparato y quienes tienen algún tipo de discapacidad visual, son quienes principalmente tendrían problema para transitar”, señala en entrevista telefónica.

El presidente de Colima Accesible indica que los criterios que se deben seguir para construir un elemento accesible es que debe ser “seguro y cómodo”.

“Los criterios que se deben tomar en cuenta a la hora de construir elementos accesibles es que estos puedan usarse de manera independiente, sería lo ideal, pero también de manera cómoda y de manera segura, y hay elementos que no cumplen con ninguno de los tres. El puente peatonal (en la zona de Zentralia), además de que es el único en toda la vialidad, necesitaría una persona en silla de ruedas el apoyo por lo menos de dos personas más”, afirma.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *