Type to search

Coronavirus Economía y negocios

Los colimenses que no pueden hacer ‘home office’ pese a la crisis sanitaria por Covid-19

La declaratoria de emergencia sanitaria que recomienda a las personas mantenerse en aislamiento social dentro de sus domicilios o realizar ‘home office’ –para evitar el contagio de coronavirus (Covid-19)– no es una situación que se pueda aplicar para todos los colimenses, pues existen trabajadores que por la importancia social de sus labores no pueden quedarse en casa o necesitan llevar a cabo sus actividades porque son la única fuente de ingresos para sus familias.

En Colima existen personas que cuentan con pequeños comercios, así como personal de salud y trabajadores del transporte público que no pueden trabajar desde sus casas debido a que la naturaleza de sus actividades no lo permite. Ellos tienen que salir a la calle para poder ofrecer un servicio o un producto a la sociedad a pesar de atravesar una crisis sanitaria.

Los negocios que proveen alimentos como los comercios de frutas y verduras en los tianguis del estado son un sector importante en el suministro de productos básicos, por lo que al detener sus actividades comerciales pueden afectar a las personas que compran sus provisiones durante el periodo de cuarentena. Además, si lo hacen se afectarían sus ingresos, tal como lo señalan las comerciantes Janeth González y Ma. del Rosario Morfín, quienes buscan mantener a sus familias.

Por su parte, trabajadores y colaboradores del sector salud en Colima son otro grupo de la población del cual la sociedad necesita que presten sus servicios, y más durante una emergencia sanitaria como lo es la pandemia por Covid-19. Es por ello que deben continuar con sus actividades, ya que «no tienen otra opción», como lo indica la pasante de enfermería Alexa Carmín.

Para el personal de los hospitales no existe la posibilidad de permanecer en aislamiento ni de suspender los servicios de salud que se le brindan a la población, pues no solo se requiere de su asistencia para atender los casos más graves de Covid-19, sino también otros casos de enfermedades o urgencias que pudieran surgir.

Existen conductores del transporte público que siguen realizando su trabajo de forma habitual, ya que de no hacerlo habrá otras personas que no puedan trasladarse a sus hogares, trabajos u hospitales, dada la situación de salud que se vive en el país, pero también lo hacen porque es un oficio en el que «se vive al día», como lo menciona el taxista Rubén Ibarra.

Los trabajadores están conscientes de que el riesgo de contagio por coronavirus representa un alto riesgo al salir a la calle y estar cerca de otras personas, sin embargo, es un costo que tienen contemplado y que asumen, porque tiene el objetivo de suministrar alimentos, ayudar en materia de salud o de transporte, y mantener el sustento de sus seres queridos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *