Type to search

Primera Estación Seguridad

ONU podrá investigar desapariciones forzadas en México… ¿por qué es relevante?

El Senado mexicano aprobó este miércoles (2 de septiembre) por unanimidad la aceptación de la competencia del Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con lo que se le abre la puerta a que dicho organismo internacional observe las investigaciones en la materia realizadas en el país… ¿qué implicaciones tiene dicha determinación que la hacen tan relevante, qué esperar, qué sigue?

Chrístel Rosales, investigadora del Programa de Justicia de México Evalúa, destacó que entre los nuevos escenarios luego de la aceptación de la jurisdicción del comité de la ONU se contempla la posibilidad de que los familiares de personas desaparecidas que hayan agotado sus procesos ante las instancias de procuración de justicia mexicanas y sigan sin obtener una respuesta, puedan compartir información con la ONU y solicitar su apoyo en la investigación.

“Cuando las familias han agotado las instancias nacionales, y con ello me refiero a que ya denunciaron, a que han llevado todos sus procesos a nivel nacional sin conocer una respuesta, sin tener verdad, sin conocer el paradero de sus familiares, ellos pueden solicitar apoyo a este comité”, dijo vía telefónica a Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com en Súper 98.9 FM.

“Pueden enviarle esa información y solicitar que ellos también apoyen la investigación y que observen qué es lo que está pasando con las autoridades”, abundó la especialista.

La integrante del think tank compartió que para ver materializadas las referidas opciones, la Cancillería mexicana deberá completar los trámites correspondientes y entregar la aceptación de la competencia en las oficinas de la ONU para posteriormente realizar la invitación formal al comité, a bien de que realice un examen a modo de diagnóstico de la situación que se vive en México en materia de desaparición.

A continuación te presentamos los elementos más relevantes de esa conversación.

 —Entonces, ahora este Comité de las Naciones Unidas puede participar con familiares de las víctimas de una manera que antes no podía. Cuéntanos para entender esta historia y lo que implica…  

“Es una decisión muy importante, sin embargo es un primer paso y para ello hay que entender de donde viene esta aceptación de la competencia de un comité, de un órgano internacional de la ONU que se especializa en investigar desapariciones”.

“La ONU realiza un examen a los distintos Estados que forman parte de ella, este examen desprende de una serie de recomendaciones, y desde 2013 este examen periódico universal había emitido entre las recomendaciones al Estado mexicano, aceptar la competencia del comité contra la desaparición forzada”.

“¿Qué implica aceptar su competencia? Implica principalmente que la ONU pueda hacer una visita a México y conocer de viva voz, de primera fuente, cuál es la situación que enfrenta el país en términos de desapariciones, qué tanto la narrativa o los informes que presenta el Estado son coincidentes con la realidad que ellos observen, y para ello seguramente se reunirá con familiares, con organizaciones que acompañan estos casos para conocer todas las voces y ver qué es lo que está pasando en el país”.

“Este es un primer punto que tendríamos que ver más adelante, una visita de este comité. Otra de las implicaciones que tiene aceptar la competencia del comité, es que (…) este comité contempla también el arresto, la detención, el secuestro, cualquier otra forma de privación de libertad cometida por agentes del Estado”.

“Cuando las familias han agotado las instancias nacionales, y con ello me refiero a que ya denunciaron, a que han llevado todos sus procesos a nivel nacional sin conocer una respuesta, sin tener verdad, sin conocer el paradero de sus familiares, ellos pueden solicitar apoyo a este comité, pueden enviarle esa información y solicitar que ellos también apoyen la investigación y que observen qué es lo que está pasando con las autoridades”.

“Esto abre un camino para las familias que están buscando a sus desaparecidos. Apenas hace unos días platicábamos y decíamos que en este país la cifra de desaparición va en aumento. Tan sólo el día de ayer tenemos más de 74 mil personas desaparecidas o no localizadas y con esta cifra tan desgarradora también se observa un fenómeno de fosas clandestinas donde se han encontrado cuerpos que han sido exhumados. La gravedad del problema, la crisis que enfrenta México en términos de desaparición, sí obliga a aceptar este tipo de apoyo internacional. Las familias requieren ser escuchadas, requieren que un externo vigilen cómo van sus procesos, dado que esas familias ni siquiera logran saber qué acciones se han tomado. Es su derecho y es un primer comienzo”.

“La aceptación todavía va a implicar que, por un lado, la Cancillería complete el trámite, pero por otro lado que el Ejecutivo federal, ahora en manos de Andrés Manuel López Obrador, haga una invitación y acepte la visita de este comité para realizar una evaluación de primera mano”.

 —Si la evaluación estaba hecha desde 2013, ¿por qué tardó tanto? ¿Qué tenía que pasar para aceptar la competencia de las Naciones Unidas en este tema, una votación en el Senado?  

“En definitiva, el Ejecutivo federal tendría que haber solicitado la competencia del comité, como así sucedió recientemente. Aquí recordemos que desde 2013, ninguno de los ejecutivos federales, en este caso de (Enrique) Peña Nieto, había aceptado esta competencia, el Ejecutivo tendría que haber enviado la solicitud al Senado”.

 —¿Un proyecto de decreto aceptando esta competencia que avalara el Senado?  

“Así es. La ONU reconoce la soberanía de cada uno de los Estados que forman parte de ella y no puede venir a hacer una evaluación, no puede hacer una observación directa si no es con la venia del propio Estado. Esto no había sucedido y aquí hay que reconocer que por más promesas que se tenían de que ya se iba a aceptar la competencia del comité, en realidad esto está sucediendo por un amparo que interpuso una familia, específicamente María Herrera y Juan Carlos Trujillo por la desaparición de sus hijos y de los hermanos, respectivamente. Es ahí donde el Poder Judicial, a través de este amparo, define que el Ejecutivo federal ha incumplido con concluir este procedimiento de la aceptación de la competencia del comité”,

“Es a través de esta resolución judicial que el Ejecutivo federal termina enviando o aceptando enviar la propuesta al Senado y celebramos que el Senado lo haya aprobado por unanimidad”.

 —¿Este amparo llegó hasta la Suprema Corte?  

“Así es, llegó a la Suprema Corte, se interpuso desde 2009, fue acompañado por el Centro de Derechos Humanos Manuel Agustín Pro Juárez, y es justamente el amparo que abre puerta a las miles de familias que ahora podrán solicitar apoyo internacional”.

 —¿Percibes en el Gobierno de México voluntad para avanzar en estos temas o sólo percibes que se sintieron obligados a hacerlo?  

“Quisiera pensar que sí hay una voluntad. En realidad hemos visto la formación de la Comisión para la Verdad en el caso Ayotzinapa, es también un esfuerzo que debe reconocerse de un caso que duele a toda la sociedad y que ha sido un hito en este tema”.

“También hay que reconocer la conformación de todo el sistema nacional de búsqueda que recientemente formularon junto con las organizaciones de la sociedad civil y con familiares un protocolo homologado para la búsqueda de personas, sí pensaría que se están dando elementos o condiciones que dejan ver que hay esfuerzos y una voluntad por detener este fenómeno”.

“Sin embargo, también hay que reconocer que esto ha sido en realidad un esfuerzo por parte de las familias, a quienes se les han cerrado continuamente las puertas, y no sólo tardamos tantos años en que el Estado mexicano aceptara la competencia del Comité, sino que incluso no vemos la misma voluntad en todos los actores políticos”.

“El aceptar la competencia de este comité como un órgano internacional no implica que de pronto se van a resolver todos los casos, porque la resolución de esos casos, la investigación de ellos, está en manos de las autoridades nacionales, y con ello hablo específicamente de las fiscalías locales y de la Fiscalía General (de la República, FGR)”.

“Vamos a tener un apoyo externo, pero donde se tiene que ver la verdadera voluntad y el fortalecimiento institucional traducido en investigaciones claras, que dejen ver a los familiares que sí se están haciendo los esfuerzos por localizar a sus desaparecidos, se tiene que ver ahí. Esa es la prueba de fuego y donde podremos ver que efectivamente hay una voluntad política”.

 —¿Ahora pueden venir a evaluar las condiciones generales de desaparición forzada o en casos específicos podrán recurrir los familiares al comité de las Naciones Unidas?  

“Ambas cosas. El comité puede hacer una visita, hacer un examen, para conocer cuál es la situación que vive el país en torno a esta problemática y esto va a implicar escuchar las distintas voces, conocer los distintos procesos, que tanto las autoridades les presenten sus informes y las evidencias que demuestren los avances que están logrando, pero también escuchar a la sociedad civil y a las familias, que les digan cómo van”.

“Ese es un primer ejercicio que va a comprender no sólo un diagnóstico del país en este tema, sino recomendaciones al Estado mexicano”.

“Ahora las familias pueden tener comunicaciones individuales con el comité para plantearle casos específicos, manifestarle o revelarle las pruebas, la información que se ha logrado en estos casos y es el comité quien puede solicitar al Estado mexicano que rinda cuentas al respecto”.

 —Me llama la atención que esto sea derivado de una observación general que se hizo. ¿Cómo pudo la ONU hacer una evaluación que lleva a solicitar esta aceptación de competencia? ¿Por qué no pueden venir sin permiso?  

“Aquí en realidad hay distintos mecanismos en el marco del derecho internacional que sí requieren, por un lado, el reconocimiento de la soberanía de los Estados, y por el otro, el definir los elementos de cómo van a ir colaborando las autoridades nacionales con estos organismos internacionales”.

“Este examen periódico universal es un examen que realiza continuamente la ONU, una unidad específica para el examen, y como parte del examen se derivan una serie de recomendaciones a los Estados en distintas materias. En el caso del Estado mexicano, tenemos recomendaciones en el caso de tortura, para ampliar los derechos de las víctimas, sobre desaparición forzada y muchas otras más”.

“¿Cómo ellos realizan este examen? Solicitan a los Estados un informe, a través de un cuestionario solicitan una serie de documentos y cada Estado reporta lo que ellos tienen, sus estadísticas, avances”.

 —Y en ese reporte se pudo establecer que hacía falta la aceptación de competencia…  

“Exactamente. Ese es uno de los insumos que toman para realizar el examen, pero también toman el informe Sombra que es recabado por organizaciones de la sociedad civil”.

 —¿Qué tiene qué pasar para que este comité venga a hacer esta visita a nuestro país?  

“En primer lugar, la Cancillería tiene que concluir el trámite que inició con la presentación del Ejecutivo federal al Senado para aceptar la competencia del Comité, siguió con la aprobación en el Senado y ahora ellos tienen que concluir un trámite administrativo de depositarle esa aprobación al órgano correspondiente en la ONU, y en segundo lugar, el Ejecutivo federal tiene que invitar al comité para venir y aceptar esta visita a fin de realizar un examen en materia específica de desaparición”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: