Type to search

Comunidad

Una maqueta de los volcanes de Colima tallada en piedra (y fotografiada por Rafael Cruz)

El lente del fotógrafo colimense, Rafael Cruz, capturó en un mirador de la zona norte de Comala una piedra que guarda, en su opinión, “una interesante coincidencia” con el Volcán de Fuego y con el Nevado de Colima, pues la forma en la que está tallada semeja una maqueta de dichas montañas.

Cruz detalló que localizó la roca en diciembre del 2020, pero fue este martes (23 de febrero) cuando realizó el trabajo fotográfico; precisó que en ella se pueden encontrar huecos y tallados que pudieran ser de origen prehispánico.

“El material gráfico es muy interesante, porque además de contar con oquedades y tallados aparentemente prehispánicos, los cuales pueden simbolizar barrancos, tumbas, arroyos, e incluso aldeas. Esta piedra se ubica en un mirador en la zona alta de Comala, en la zona norte, y guarda una interesante coincidencia con las formas de nuestros volcanes, el Volcán de Fuego y el Nevado de Colima, si pueden observar las imágenes tienen muchos rasgos muy característicos”, dijo vía WhatsApp a EstaciónPacífico.com.

Rafael Cruz destacó que las fotografías que le tomó a la piedra y su coincidencia con la silueta de los volcanes le hicieron recordar una leyenda en la que se les apoda como “Francisco Arenas” (al volcán de fuego) y “Rafael Nieves” (al Nevado).

“Estas fotografías se me hicieron muy interesantes porque me evocaron a una leyenda muy bonita en Colima, que se dice que en el año 1913 después de las grandes erupciones que tuvo el Volcán de Colima, unos misioneros llegaron a Colima con el fin de bautizar a los volcanes, es por eso que al de fuego le pusieron Francisco Arenas y al de nieve le pusieron Rafael Nieves, eso también evocando un poco a la característica de los cuerpos terrestres que aludían a los volcanes”, detalló.

El fotógrafo colimense resaltó que es importante admirar ese tipo de piezas naturales que se encuentran en el estado, pero también aseveró que se deben cuidar, ya que son parte del legado que dejaron los pueblos nativos de Mesoamérica.

“Es muy importante sí admirar estos testimonios de la historia de Colima, pero también cuidarlos e invitar a la gente a que los aprecie, pero que si llega a visitarlos que los cuide y que estemos orgullosos de todo el legado que nos dejaron los pueblos nativos de México, de Mesoamérica, que vivir en Colima es un gran honor, un gran orgullo, porque fueron de las partes más desarrolladas y más interesantes donde se desarrolló la alfarería y la edificación de muchas plazas ceremoniales”, comentó.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *