Type to search

Comunidad Cultura

Si me hubiera quedado en Colima no sería cantante: Ricardo Ceballos, cantante clásico

Ricardo Ceballos de la Mora es un joven cantante de ópera que migró a Estados Unidos para lograr una mejor formación artística, pues considera que de haberse quedado en Colima no habría logrado desempeñar su profesión como lo hace hoy en día.

Como parte de las charlas ‘Migración y oportunidades’, el joven artista compartió con EstaciónPacífico.com cómo fue el comienzo de su trayectoria, así como su formación en México y en el extranjero. Entre otros temas, señaló que de haberse quedado en Colima probablemente no hubiera logrado dedicarse al canto profesional:

“Tienes que sí o sí salir de aquí. Yo probablemente si me hubiera quedado aquí toda la vida no sería cantante ya. El sueño se habría visto frustrado y hubiera dicho ‘Ok, ya no. Busquemos por otro lado'”, dijo en entrevista a Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com.

Ricardo, originario de Pihuamo, Jalisco, es becario del Opera Studio Beckmann y recientemente formó parte del “Stanford Studio Artist Program” en la Opera de Kentucky. Ha sido ganador de concursos tanto nacionales como internacionales. Fue instructor en Jacobs School of Music de la Universidad de Indiana, donde también cursó un Performer Diploma.

 El gusto por el canto venía de familia 

Ceballos compartió que su gusto por la música ha estado siempre ahí, ya que creció en una familia donde a todos les gustaba cantar: “Nunca faltaba una guitarra en una bohemia. En una fiesta familiar o algo así todos cantaban. (…) Es ahí donde empecé. Mi gusto siempre fue estar cantando canciones populares, rancheras, música regional mexicana”.

En alguna entrevista previa con la revista colimense Decisión de Empresario, Ricardo señaló que consideraba ser quien “menos aptitudes tenía” entre su familia. Al cuestionarle al respecto, señaló que al comenzar “No tenía lo que se llama oído musical. Era muy malo para afinar las notas, para agarrar la tonalidad que estaba sonando en ese momento y me costaba mucho trabajo ubicarme”.

Sin embargo, estando en Colima entró a estudiar al Bachillerato 1 de la Universidad de Colima, donde pasó a formar parte del coro de la Universidad, dirigido en aquel entonces por el maestro José Antonio Frausto. Otro de sus acercamientos a la música de manera más formal fue gracias a su hermano, quien formaba parte de la rondalla universitaria y tomaba clases con el maestro Mario Cortés, con quien también comenzó a vocalizar.

“Me acuerdo que me tomó muchísimas clases, como unas 4-5 clases poder afinar 3-4 notitas. Y en serio era muy frustrante, porque yo en realidad quería cantar. Pero soy tan terco en eso que dije: no voy a dejar de ir hasta que esto salga. Y ahí sigo. (…) Una vez que estaba dentro del coro dije: no sé si tengo voz o aptitudes para esto, pero esto es lo que quiero, entonces es lo que voy a perseguir”, indicó.

 Formación musical en México y en EUA 

Ricardo cuenta que entró al Instituto Universitario de Bellas Artes (IUBA) de la Universidad de Colima para comenzar sus estudios como técnico en música, donde estudió con el maestro Felipe Castellanos. Ahí estuvo un tiempo hasta que decidió emigrar alrededor de los 18 o 19 años, pues en aquel entonces sintió que el área de canto estaba “un poquito descuidada”.

A partir de esto tomó la decisión de ir a Mazatlán: “Había un taller de ópera muy bueno, dirigido por el maestro Enrique Patrón Rueda, que fue mi maestro por muchos años. Él fue director de la ópera de Bellas Artes, también por muchísimos años. Dirigió a muchos de los mejores cantantes que han venido a México: Plácido, Pavarotti, todos ellos”.

Después continuó su formación en la Sociedad Internacional de Valores de Arte Mexicano (SIVAM), ubicada en la Ciudad de México. Fue estando ahí que uno de sus profesores le sugirió salir del país para encontrar más audiciones y lograr una mejor preparación. Esto le llevó a hacer una audición en Southern Methodist University (Dallas, TX), obteniendo una beca completa para estudiar ahí un diplomado de dos años: “de los tres o cuatro mexicanos que fuimos esa vez yo fui el único aceptado”.

 Falta de oportunidades en México para el canto profesional 

Respecto a la diferencia entre oportunidades que encontró dentro y fuera de Colima, el joven bajo considera que las limitaciones no tienen tanto que ver con el tamaño de la ciudad, sino con otros factores: “Las limitaciones (…) están en la cabeza de las personas tal cual. Yo opino que tenemos aquí dos muy buenos teatros, que son el Teatro Universitario y el Teatro Hidalgo en Colima, el cual está precioso. He estado en lugares que también tienen teatros pequeños, que quizá no tienen muchas instalaciones, pero que hacen muchas cosas”, señaló.

Al cuestionarle si cree que se trate de un problema de presupuesto, Ricardo mencionó que “puede ser de presupuesto, puede ser de iniciativa”. Mientras tanto, respecto a lo que falta para fortalecer talentos artísticos en Colima, afirmó que “Talentos hay. Quizá falta más apoyo y coordinación en cuanto a Secretaría de Cultura y Universidad de Colima”.

También, Ceballos hizo una invitación las autoridades: “Que volteen a ver a las artes, a los artistas que hay en Colima, a las propuestas y las nuevas cosas que se están dando. Por aquí hay una propuesta muy interesante: una nueva orquesta sinfónica a la cual se tiene que voltear a ver. Es de aquí, de Colima y sería nuestra primera orquesta”.

Por último, Ricardo apuntó que está dispuesto a apoyar a quien lo necesite: “A quien quiera cantar, a quien quiera salir de aquí de Colima. A quien quiera un consejo, alguien con quién platicar sobre qué sigue o qué pasos dar en su carrera, pues aquí estoy disponible”. Ricardo Ceballos puede ser localizado desde Facebook e Instagram.

También puedes conocer un poco de su trabajo en el siguiente video.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: