Type to search

Comunidad Destacada

En 2021 Colima fue el segundo estado del país con la tasa más alta de diagnósticos de VIH

De acuerdo al “Informe Histórico por el Día Mundial del VIH” de 2021 que elabora la Secretaría de Salud a nivel nacional, Colima es el segundo estado con la tasa más alta de casos nuevos diagnosticados durante ese año, con una tasa de 22.29 por cada 100 mil habitantes.

Sin embargo, de acuerdo al Dr. Luis Arturo Hernández Gálvez, coordinador Estatal de Prevención y Control de VIH/SIDA y otras ITS de la Secretaría de Salud, esto no significa un cambio, pues la posición del estado, se ha mantenido a lo largo de los años.

En número de casos brutos, informó el especialista, se detectaron en ese periodo 967 personas viviendo con VIH, lo cual coloca a la entidad en la posición 29 por número de casos en comparación con el resto de estados a nivel nacional; aunque por tasa de incidencia, Colima se encuentra en la suena posición.

De acuerdo al informe de la dependencia federal, el Estado con la tasa más alta de casos nuevos durante 2021 fue QuintanaRoo con 40.26, en tercer lugar la tasa de Campeche es de 21.66, le sigue la tasa de 20 casos por cada 100 mil habitantes que registra Tabasco y en quinto lugar se encuentra Yucatán con 19.22.

Gálvez compartió que otras de las infecciones de transmisión sexual con una tasa de contagios elevada, que la Secretaría de Salud tiene identificadas en Colima son Sífilis, Hepatitis B, Gonorrea y Clamidia, aunque la de mayor incidencia es la del VIH.

«Actualmente tenemos en el estado de Colima el registro de Sífilis, en el caso de mi jurisdicción que es la prevención de infecciones de transmisión sexual, yo me encargo de ver todo lo que sea relacionado con Sífilis, Hepatitis B, VIH, Gonorrea y Clamidia. Como tal, el que tiene mayor incidencia derivado de la tasa es el VIH, los demás se encuentran en control», dijo a EstaciónPacífico.com.

Las recomendaciones que Salud Colima comparte para evitar contraer alguna de estas infecciones son el uso de preservativos de barrera, como el condón masculino y el condón femenino, los cuales eviten el contacto de los fluidos corporales, que pueden ser los portadores de los virus.

«Tenemos dos tipos de personas clasificadas: las personas se son clasificadas como de riesgo, si cuentan con factores de riesgo y que necesitan estarse realizando pruebas más periódicas; y las personas que no cuentan con factores de riesgo», compartió Hernández.

«Para estos dos tipos de personas nosotros tenemos cierta temporalidad para poder realizar las pruebas. En el caso de las personas con factores de riesgo se tienen que estar realizando las pruebas rápidas cada tres meses, y las personas que no cuentan con factores de riesgo son cada seis meses», agregó.

Recalcó que es importante que todas las personas que ya iniciaron con su vida sexual se realicen las pruebas rápidas, las cuales se pueden realizar en los centros de salud ubicados en distintos puntos de la ciudad, así como los Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (Capacits).

«Podemos encontrar este tipo de pruebas rápidas en todos los centros de salud que se encuentran en la entidad, así como las unidades especializadas para a atención a este tipo de personas que viven con alguna infección de transmisión sexual. Contamos con tres Capasits en el estado, uno en Colima, en Mirador de la Cumbre; otro en Tecomán, en Primaveras Del Real; y en San Pedrito en Manzanillo, contamos con otro Capasits», precisó.

Hernández Gálvez aseguró que los síntomas relacionados con estas enfermedades son muy variados. El VIH disminuye los linfocitos CD4, o glóbulos blancos, encargados de combatir, por ello, en etapa temprana puede confundirse con gripe, catarro, infecciones diarréicas, influenza, incluso puede confundirse con coronavirus (Covid-19).

«Nos da una sintomatología más específica cuando son cuadros avanzados, (…) personas que viven con VIH durante dos a 15 años y que no se habían dado cuenta auge tenían la infección y nunca tuvieron tratamiento, entonces ya llega con cuadros agudos de infecciones estomacales porque su sistema inmunitario ya está muy comprometido», indicó.

«Están cursando por un síndrome de inmunodeficiencia adquirida, que es una etapa muy avanzada de la enfermedad del VIH, e incluso podemos presentar algunos tipos de cáncer (…) tuberculosis (…)», agregó.

Sin embargo, aseguró que ante el gran avance de la tecnología, la ciencia y los tratamientos creados para esta infección de transmisión sexual, las personas que viven con VIH pueden hacer su vida normal e incluso pueden reproducirse, ya que el tratamiento disminuye la carga viral y aumenta las defensas del cuerpo para brindarles la protección necesaria para hacer su vida cotidiana.

«Tenemos un arsenal grande, muy amplio, de antirretrovirales, que es el tratamiento que nosotros brindamos a las personas que viven con VIH y actualmente una persona que es identificada de manera temprana y que acude de manera regular a sus consultas y lleva su tratamiento con un muy buen apego, estamos hablando de una persona que tiene una esperanza de vida muy grande (…) lo puedo comparar con una persona que tiene diabetes o hipertensión, a ese grado podemos llegar, es una persona que viene su vida normal, solamente tiene que estarse tomando una pastilla al día, como toda enfermedad crónica», concluyó.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: