LOADING

Type to search

Seguridad

La promesa que hizo Osorio Chong con Colima (y no cumplió)

El 29 de marzo de 2017, el entonces titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, visitó Manzanillo, Colima, y se comprometió a resolver los problemas de seguridad y regresarle la paz a la entidad.

Al firmar con los gobernadores de Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Colima un convenio regional de seguridad, aseguró que así como el Gobierno de la República había pacificado el estado de Michoacán, lo mismo haría en Colima

Si pudimos cambiarle el rostro a Michoacán, si trabajamos con Guanajuato para devolverle la tranquilidad, si Jalisco está en otras condiciones, a nombre del presidente (Enrique Peña Nieto) y en plática y diálogo con el gobernador (Ignacio Peralta Sánchez), vamos a cambiarle el rostro a Colima y vamos por los delincuentes de este estado.

“Vamos a hacerlo con un plan estratégico, no hay hilo negro que descubrir. Hay acciones, hay contundencia, hay responsabilidad, hay coordinación, hay factores que permiten ver que podemos salir adelante”, agregó Osorio Chong.

Por su parte, el gobernador colimense, Ignacio Peralta Sánchez, agradeció el apoyo de las corporaciones federales y destacó la importancia de coordinación con las instituciones municipales y estatales.

Contamos con el apoyo decidido de las instituciones federales en materia de seguridad interior, procuración de justicia y defensa de la soberanía, a las que expresamos de nuevo nuestro agradecimiento y reconocimiento.

“Será también necesario que las instituciones municipales, estatales y federales sumemos esfuerzos para gestionar y asignar más recursos en materia de seguridad”, abundó el mandatario estatal.

La presencia de Osorio Chong y su compromiso con la entidad resultaba especialmente relevante en ese momento, sobre todo desde la perspectiva colimense, dado que en los círculos políticos locales, en específico en el entorno de la Casa de Gobierno, se resentían las consecuencias de la disputa en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto entre el propio titular de Bucareli y el canciller Luis Videgaray Caso, por la sucesión presidencial.

La lejanía era tal que el secretario de Gobernación no le tomaba las llamadas al mandatario estatal, mucho menos atendía sus planteamientos en materia de seguridad interior.

¿Cumplió la promesa?

Entre la promesa de Osorio Chong y su salida de la Segob en enero de 2018, además de 9 meses, también hubo 632 víctimas de homicidio doloso y Colima siguió todo este tiempo como la entidad con la mayor tasa de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes.

Incluso, tres meses después de la visita y la promesa de Osorio Chong, Colima cerraría el mes, no sólo como el campeón nacional de la violencia homicida, sino superando cualquier registro histórico del estado con 99 víctimas de homicidio intencional, para una tasa anualizada de cerca de 170 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, más que la de ningún país del mundo en la actualidad, incluso territorios en guerra.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: