LOADING

Type to search

Seguridad

Gobierno de Colima le ‘marca el alto’ a las motos: busca frenar homicidios

En la crisis de violencia que azota a Colima desde finales de 2015 hay un actor recurrente además del miedo, la sangre y el plomo: las motocicletas. El gobierno estatal lo tiene detectado y quiere acabar con esto.

La noche del 9 de agosto de 2017, dos individuos en motocicleta aguardaban la llegada a su domicilio en Manzanillo del funcionario municipal Daniel Cortés Carrillo; mientras él estacionaba su vehículo, uno de los sujetos descendió y le disparó en al menos siete ocasiones. El director de Capdam murió en el lugar; los atacantes huyeron en moto.

El 13 de febrero del año en curso, Ricardo Uribe Clarín, empresario y promotor cultural colimense, fue interceptado por un par de hombres que viajaban en una motocicleta y que pretendían asaltarlo. Luego de forcejear, los atacantes lo asesinaron a tiros. El cuerpo sin vida del empresario quedó en la banqueta; los atacantes huyeron en moto.

Siete días después, la tarde del 20 de febrero, Martín Cázares Zarate, regidor del Ayuntamiento de Tecomán, se encontraba regando unas plantas en un predio aledaño al rancho “El Sacrificio”, en la periferia de esa demarcación, cuando dos sujetos llegaron a bordo de una motocicleta y le dispararon con armas de fuego. Cázares perdió la vida en el lugar, los atacantes huyeron en el mismo vehículo en el que habían llegado.

La noche del 23 de febrero, un par de individuos circulaban en moto por el boulevard Miguel de la Madrid, en Manzanillo. Al llegar a las inmediaciones del bar Cocoô, uno de ellos descendió y abrió fuego hacia la puerta principal del recinto, donde falleció el gerente del establecimiento, Víctor Parodi. El asesino y su acompañante, se alejaron a toda velocidad del lugar en una motocicleta.

Pero no son sólo los homicidios de personajes públicos ni sólo los ocurridos en sitios muy frecuentados. Las autoridades estatales aseguran que entre febrero de 2016 y enero de 2018, en una proporción importantísima de los 952 homicidios dolosos cometidos con arma de fuego en la entidad desde el mes en que arrancó la actual administración estatal, los atacantes llegan y huyen del lugar en una motocicleta; en síntesis, poniendo atención en ese tipo de vehículos, esperan sacar de circulación a los criminales que los utilizan para delinquir y atemorizar a la población.

 Arrancan operativo de revisión de motos 

Desde el pasado viernes 23, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) realizan un operativo de revisión de motocicletas de manera conjunta, con el objetivo de asegurarse de que todos esos vehículos tengan sus documentos en regla y que los conductores no tengan ningún proceso pendiente con la ley.

El primer día del operativo arrojó un total de 15 motos, 65 personas y 29 coches revisados en la capital colimense, quedando un sujeto detenido por robo a negocio; en Manzanillo la verificación incluyó 22 motocicletas, 10 autos y 47 personas, resultando una de ellas detenida por delitos contra la salud; mientras que en Tecomán se revisaron 75 motocicletas y 101 individuos, quedando uno de ellos detenido, también por delitos contra la salud.

Durante el segundo día, en Colima se revisaron 29 motocicletas y 18 automóviles, de los cuales dos fueron resguardados por las autoridades y 119 civiles, resultando cinco detenidos por consumo de drogas en la vía pública, en Manzanillo fueron verificados 54 motocicletas, 66 coches y 172 personas; y en Tecomán, 156 motos, 119 carros y 242 individuos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: