Type to search

Política

Moreno Peña espera que el ‘tsunami’ de Morena no sea glaciación

El exgobernador de Colima, Fernando Moreno Peña, espera que el tsunami de Morena que arrasó en este proceso electoral no se convierta en «glaciación” y dé cabida a que en las elecciones futuras otras fuerzas políticas puedan ocupar espacios de representación popular.

El priista habló sobre los costos políticos de las reformas estructurales y los escándalos del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, las causas de la derrota del PRI y el escenario de la elección del 2021.

Moreno Peña fue candidato de la fórmula PRI-PVEM al Senado de la República en segunda posición en el proceso electoral de 2018.

A continuación te presentamos los fragmentos más relevantes de la entrevista realizada por Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com en RadioLevy.

 —¿Qué fue lo que pasó el 1 de julio?  

“Todos dicen que un tsunami. Fue una elección histórica, una elección anunciada, quienes formamos parte de los partidos políticos siempre esperamos a que llegue el día de la elección y una gran parte del electorado tomó una decisión, queda acreditado que al final el que se hace del proceso el último día es el ciudadano”.

“La gente tiene derecho a la esperanza, fue un discurso que la gente compró y le llegó. La gente vota por sus razones propias. Creo que la gente cree que le va a ir mejor, tiene esa esperanza, López Obrador tiene una legitimidad muy grande”.

 —¿En qué fallaron los gobiernos priistas? ¿Dónde ves las causas de la estrepitosa derrota?  

“La gente es la que decide, yo hice una buena campaña, yo no estuve en la hamaca. Hay un hartazgo social contra cualquier tipo de gobierno. El único partido que no tenía ningún gobierno antes de la elección era Morena”.

 —¿Qué le pesó más a Peña Nieto en la evaluación de los ciudadanos? ¿El tema de la Casa Blanca, Ayotzinapa?  

“La campaña mediática. Fue una campaña mediática donde no se pudo argumentar al final”.

 —Pero alguna culpa tendrá el presidente Peña Nieto…  

“Culpa no, porque la culpa es subjetiva, alguna responsabilidad en todo caso. No haber sabido comunicar, también el tema de las redes no te deja mucho espacio para la comunicación y creo que aún no se han entendido todavía los resultados de las reformas estructurales”.

“La gente tiene derecho a creer que le va a ir mejor, no es garantía de que le va a ir mejor, pero tiene derecho a creerlo (…) Lo más importante es que la mayoría coincidamos en que le va a ir bien al país, seríamos muy mezquinos si buscáramos que le vaya mal para acreditar que estuvieron equivocados”.

“El tema del combate a la corrupción y a funcionarios de alto nivel que hicieron uso indebido de los recursos, lo inició Peña. El tema de haber roto monopolios importantes, el de las telecomunicaciones, se atrevió a enfrentarse a Slim. La reforma en las telecomunicaciones dio resultados inmediatos, no pagar largas distancias, hay 70 millones de mexicanos conectados a internet, no estás dependiendo de una empresa telefónica, te puedes cambiar cuando quieras”.

“La educativa costó, pero hubiera sido más costoso no quitarle a una parte del magisterio el control de la educación, cuando debe de tener el control el Estado. La evaluación resultó molesta, se polarizó la reforma, pero al final los maestros se evaluaron y no se sabe de maestros que hayan sido despedidos. Si ahora quitan la evaluación no pasa anda porque más del 98% de maestros están evaluados. Habrá qué seguir con la etapa de los contenidos y los salarios”.

“El tema de la reforma energética se están concluyendo las rondas de licitaciones y ya hay más de 200 mil millones de dólares comprometidos y comenzándose a invertir. La gente decía que cuándo se va a terminar el monopolio de Pemex, que en las condiciones en las que está es una fuente muy importante de corrupción, pues se acabó el monopolio, hay venta de gasolinas que no son de Pemex”.

 —Siendo Peña Nieto un presidente que ha encabezado investigaciones y llevado a gobernadores a la cárcel, ¿por qué no les creen? 

“Es como el tema de Ayotzinapa, no tuvo la culpa Peña del crimen, el culpable era un presidente municipal del PRD”.

 —Quizá se protegió a Ángel Aguirre Rivero demasiado tiempo…  

“No, yo creo que lo que se protegieron son las reformas estructurales, tenías en la mesa de la negociación, aprobando las reformas, al PRD, era más importante el tema de las reformas estructurales que Ángel Aguirre”.

“Ellos seguramente plantearon que no se tocara a Ángel Aguirre, entonces el presidente lo asumió y al final se la cargaron, pero el gobierno local, estatal y municipal, eran del PRD. El propio López Obrador había asistido a las proclamaciones y había participado en los procesos de postulación de ellos, sin embargo quien se la comió completa fue el gobierno del presidente Peña… y le costó”.

“Yo espero que López Obrador se asuma como estadista. Hasta el momento su discurso ha sido medido, ha habido reacciones al tema de la gasolina, la seguridad y a otros temas que ha asumido públicamente que ahora dicen que no será así”.

 —Y el primer mensaje después de la victoria, de que sus rivales aceptan su derrota va a calmar a los mercados, el del Hilton, por ejemplo…  

“Y fueron discursos diferentes, en el Hilton con corbata y uno en la plaza sin corbata. Discursos diferentes, pero aún así el del Zócalo no fue un discurso incendiario. No creo que vaya mal, excepto el tema de la gasolina es algo que a la gente ya le pegó y las biografías de algunos de los que resultaron postulados a otros cargos”.

 —¿Cómo lees los resultados en el ámbito local? No ganan un solo distrito y ganan dos municipios pequeños…  

“Primero quiero agradecer a los colimenses que votaron por la fórmula, tuve casi 98 mil votos, es la votación más alta que he recibido, tuve muy buena recepción en todos los lugares, hice una campaña novedosa y con propuestas, la única propuesta seria fue la que yo presenté, en el tema de la tecnología, de la caseta, estoy satisfecho, no me arrepiento, me reencontré con mucha gente”.

 —¿No te mata políticamente este resultado?  

“Definitivamente no, soy político profesional, me vas a seguir viendo. Aquí estoy y me verás pronto dando mis opiniones, escribiendo, yendo a programas, participando con mi opinión, se requiere que así sea”.

“Quiero resaltar que no hubo guerra sucia en la campaña, los únicos que agredieron quedaron en tercer lugar, la candidata a diputada federal Martha y el propio Ladino, juntos PAN-PRD sacaron menos votos que el PRI. En Colima tenemos una base muy fuerte de priistas, que es lo que nos permite tener la posibilidad de organizarnos y que el partido sea competitivo en los próximos procesos”.

“Si uno ve el anuncio de que hasta dentro de tres años habrá resultados en el tema de seguridad, en el tema de la gasolina, pues en dos años y medio ya habrá candidatos a las distintas posiciones nuevamente en una nueva elección”.

 —¿Va a haber PRI en dos años y medio?  

“Va a haber PRI, y en Colima fundamentalmente el PRI es gobierno”.

 —Algunos creen que la marca está tan desgastada que lo que conviene es cambiar la marca…  

“Pues eso se ha creído muchas veces, lo creyeron cuando Madrazo y regresamos al poder, estas experiencias no nos pueden autorizar para hacer predicciones”.

 —¿No percibes la posibilidad de una desbandada de militantes priistas hacia Morena o hacia otros partidos? ¿No percibes la posibilidad de que se discuta el cambio de nombre?  

“Eso ya existe y no te digo que no será, lo que no tengo la seguridad es de que vaya a ser así. Tendrá qué hacerse el análisis, tendrá qué hacerse el planteamiento del cambio de nombre, no hay duda”.

 —¿Cuál será el rol del PRI en el gobierno de López Obrador?  

“Lo que sea para el bien del país lo va a sacar adelante con él, no hay duda”.

 —¿Aunque el que le vaya bien al país pudiera retrasar que recuperaran posiciones de poder?  

“El PRI es un partido responsable que tiene sentido de gobierno e institucional, ha sido el formador de las instituciones, las respeta y las ha fortalecido. Sí, el poder es lo fundamental, pero el poder ligado a que a México le vaya bien”.

 —¿La posibilidad del cambio de nombre del PRI crees que se va a poner sobre la mesa?  

“Todas las posibilidades existen, yo creo que en el gobierno de Peña, a la entrada, debió haberle cambiado el nombre, lo pudo haber procesado muy bien, ahorita lo veo más complicado porque tienes que buscar factores de cohesión y de alguna forma la marca cohesiona. Los votantes no se cohesionaron con el candidato, se cohesionaron con el partido. Puede ser un riesgo pero tienes que correr todos los riesgos en la situación en la que estás”.

“Yo no creo que sea oportuno ahorita cambiarle el nombre. Discutido el tema de qué vas a hacer como fuerza política puedes hacerlo después, de entrada nadie va a hacerlo”.

 —Decías que el PRI no está muerto, decías que fue un tsunami, pero un tsunami llega, arrasa.  

“Sí, pero esperamos que no sea una glaciación, la glaciación dura siglos. Hay que darle tiempo, lo importante es que el país está bien”.

 —¿En lo local quién paga los platos rotos de los malos resultados del PRI?  

“No, la gente votó por López Obrador localmente, el mensaje de que debían de votar en línea les cayó”.

 —¿Cómo deja a Ignacio Peralta esto?  

“Es una persona que tiene talento, está saneando las finanzas, está acostumbrado a no tener la mayoría en el Congreso, ahora la fuerza mayoritaria localmente va a tener la Presidencia de la República”.

 —¿Crees que de la mayoría morenista en lo local haya una actitud proactiva hacia el Gobierno del Estado?  

“Son gobierno federal, los problemas locales son parte de los federales (…) Sería una actitud muy mezquina que pensaran de esa manera”.

 —¿Cómo se cuela en este tsunami lopezobradorista Leoncio Morán y Felipe Cruz?  

“Porque la zona metropolitana no es de izquierda, nunca lo ha sido (…) Los candidatos con perfil empresarial son los que dominaron en la ciudad, el que se decía popular quedó en último lugar”.

 —¿Chapula les cuesta en la elección en la capital colimense?  

“Es parte, se llevó 5 o 6 puntos que hubieran sido buenos en un momento dado”.

 —¿Crees que Jorge Luis Preciado le apostó a no tener rivales en la candidatura en el 2021?  

“No, él de todos modos iba a ser el candidato del PAN”.

 —Se la podía competir Insúa, ¿no?  

“No, Insúa si hubiera ganado se hubiera ido por Movimiento Ciudadano y le hubiera dejado la candidatura a Jorge Luis. Jorge Luis hábilmente lanza su candidatura al PAN nacional, va a negociar con el PAN no competir, pero que le dejen a Colima. Aventó la negociación para eso, no porque vaya a ser dirigente en realidad”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *