LOADING

Type to search

Cultura

Más que un museo: El vínculo de Colima con Fernando del Paso

Celina Pinto 14/11/2018

El escritor Fernando del Paso, fallecido la mañana de este miércoles a los 83 años de edad, tuvo un vínculo con Colima, más allá del museo ubicado en el corazón de la capital del estado que lleva el nombre del también artista plástico.

La directora del museo —ubicado en la calle 27 de Septiembre en el centro de Colima y que desde 2011 sirve como aparador para la obra de nuevas generaciones de artistas—, Ada Karmina Benavides y el secretario de Cultura del estado, Carlos Ramírez Vuelvas, comentaron a EstaciónPacífico.com los nexos que el artista mantuvo con la entidad.

Benavides detalló que Adriana, la hija mayor de Fernando del Paso, se casó con un colimense, y fue precisamente esa la razón por la que el artista comenzó a vacacionar en la entidad. Sin embargo, nunca vivió en la ciudad.

Del Paso guardaba una amistad con el exrector de la Universidad de Colima, Carlos Salazar, y fue durante su periodo que el artista decidió donar su obra plástica al acervo universitario; seis colecciones con distintas técnicas conformaron la obra que realizó a lo largo de su vida.

“La familia del esposo de una de sus hijas vive aquí, pasaron periodos vacacionales en Colima y en su momento estuvo muy cerca del proyecto del museo, estuvo viendo cómo iba caminando la obra y supo que el museo se estaba planteando como un espacio donde convivieran artistas jóvenes y se expusieran sus obras”, dijo Benavides.

A partir de esto, la Universidad de Colima destinó una antigua casona para albergar el museo. Hasta hoy, continúa siendo sede de las obras de del Paso.

“Conoció en sus viajes la Pinacoteca Universitaria (…) Ya existiendo el vínculo en Colima, decidió que era un buen lugar para establecer su museo. Es un lazo afectivo en Colima”, precisó.

Benavides mencionó que en 2017 el escritor visitó la entidad con motivo de un homenaje que el museo le organizó, y en ese contexto mencionó que otro de los motivos que lo unían con Colima eran los paisajes, de los cuales ya tenía conocimiento gracias a la literatura de Juan Rulfo, y destacó que en José Trigo, su primer novela, focalizada en el tema ferroviario, en algún punto, ese tren del que se habla pasa por esta zona de occidente.

“El maestro siempre habló de que su obra literaria la hacía muy concentrado, con la mano derecha, y su obra plástica la hacía con la mano izquierda a manera de liberación”, añadió la directora del museo, donde sus funcionarios ya alistan una exposición de la obra plástica del pintor, a modo de homenaje.

El secretario de Cultura de la administración estatal, Carlos Ramírez Vuelvas, también recordó esa última visita de Del Paso, donde impartió una conferencia que duró aproximadamente dos horas y sostuvo un diálogo muy cercano con los asistentes, a quienes contó cuáles eran las razones por las que se sentía cercano a Colima.

“La cercanía entre el estado de Jalisco y Colima propició la deferencia que Fernando del Paso sentía por el estado de Colima”, comentó el funcionario en entrevista.

Ramírez Vuelvas destacó que Fernando del Paso pertenece a una ola de escritores que equivaldrían a la generación de La Ruptura pero en el área literaria, con obras que evocan temáticas cosmopolitas y apolíticas.

“Es un término que se usa para artistas plásticos, pero que corresponde a artistas que comenzaron a crear entre los cincuentas y sesentas del siglo veinte. Hay varios casos muy significativos como Juan Rulfo, Juan José Arreola”, indicó.

“Creo que la vecindad con Jalisco permitió una vinculación muy fuerte particularmente de estos autores con Colima. Fernando del Paso tenía una deferencia muy especial por el estado a tal grado de que donó gran parte de su acervo a la Universidad de Colima”, insistió Ramírez Vuelvas.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *