Type to search

Comunidad

Colima, el ‘campeón’ en picaduras de alacrán desde 2016

La probabilidad de sufrir una intoxicación por picadura de alacrán en Colima es mayor a la de cualquier otra entidad, pues desde 2016 es el estado con la mayor tasa de incidencia por este padecimiento.

Hasta el 27 de octubre en el estado se han contabilizado 8 mil 946 picaduras de alacrán que requirieron atención médica, de acuerdo con los datos más recientes de la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud federal. Esta cifra, contrastada con la población del estado, representa mil 176.6 casos por cada 100 mil habitantes.

En 2017, la tasa registrada en Colima fue de mil 527.8 casos, mientras que en 2016 fue de mil 712.5. En los tres años reportados, Morelos y Nayarit ocuparon la posición 2 y 3 de este ranking elaborado por EstaciónPacífico.com con las proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo).

En 2018, en Morelos se han reportado mil 173.9 intoxicaciones, casi tres menos que en Colima. Al cierre de 2017 se contabilizaron mil 407.8, en tanto que para 2016 fueron mil 506.7 casos por cada 100 mil habitantes. En Nayarit, este año se han contabilizado mil 108.2 picaduras de alacrán, en 2017 fueron mil 153.1 y en 2016, mil 351.4.

La tasa nacional registrada en 2018 es de 189.8 casos por cada 100 mil habitantes, hasta el momento inferior a las dos anteriores: 234.2 en 2017 y 231.2 en 2016.

Tomando en cuenta el total de casos registrados, Colima es la octava entidad que mayor número de intoxicaciones registra desde 2016, con 32 mil 949. El líder en este rubro es Jalisco, con 144 mil 925, seguido de Guanajuato, con 118 mil 882, y Guerrero, con 113 mil 471.

De acuerdo con la Secretaría de Salud estatal, no se han presentando defunciones derivadas de la picadura de un alacrán desde 2012 y se cuenta con el apoyo del gobierno estatal para abastecer con suficiente suero en las clínicas de la entidad.

 ¿Cómo prevenir una picadura? 

Existen dos acciones para prevenir ser víctima de una picadura de alacrán, según declaró el coordinador del Área de Control de Vectores de la Secretaría de Salud estatal, Alejandro Naranjo, en entrevista con EstaciónPacífico.com.

La primera es realizar un saneamiento básico de las viviendas de manera regular para evitar la acumulación de escombro, madera, material de construcción, llantas u otros objetos donde la fauna nociva pueda crear un nido.

“Mientras menos utensilios, mientras menos artefactos tengan, que te puedan acumular fauna nociva, mejor”, indicó el funcionario estatal.

También recomendó sacudir la ropa y el calzado antes de vestirlo para revisar que no tenga alguno de estos animales, así como no pisar descalzo por las noches, pues es cuando salen de sus escondites para buscar alimento.

Según Naranjo, los municipios con mayor incidencia, son Tecomán, Armería, Manzanillo y Coquimatlán, y ello está relacionado con el clima cálido que predomina.

En caso de estar seguro de haber recibido una picadura de un alacrán, indicó que se debe recibir atención médica inmediata y evitar los remedios caseros.

“Una vez que has sido picado y tienes la certeza de que es un alacrán, acudir de inmediato a atención médica, porque la gente está habituada a los remedios caseros, andan poniéndose cloro, andan ligándose la parte donde les picó el alacrán, y eso en un determinado momento puede agravar la situación, porque la toxina va a ir distribuyéndose por todo tu cuerpo”, enfatizó.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *