Type to search

Seguridad

La alcaldesa de Manzanillo busca echar a 56 policías… pero necesita 30 mdp

La alcaldesa de Manzanillo, Griselda Martínez, manifestó su intención de despedir a 56 policías municipales bajo el argumento de que no aprobaron los exámenes de Control y Confianza, pero para tal fin antes tiene que encontrar la forma de conseguir aproximadamente 30 millones de pesos, pues ese sería el costo de la liquidación de los agentes.

La presidenta municipal aseguró que ya se ha reunido tanto con el gobernador de Colima, Ignacio Peralta, como con la delegada estatal de Programas para el Desarrollo del Gobierno de México, Indira Vizcaíno, autoridades ante quienes gestiona los recursos que necesita para solventar esa situación.

“No contamos con los recursos pero estamos buscando resolver, por eso se ha hablado en reiteradas ocasiones con el Gobierno del Estado, se ha hablado en reiteradas ocasiones con la coordinadora Indira Vizcaíno y es un cálculo aproximado el que tenemos de 30 millones para liquidarlos a todos como es debido”, dijo vía telefónica a EstaciónPacífico.com.

“Lo correcto en este caso es darlos de baja, obviamente con su liquidación de ley correspondiente y buscar elementos que sí pasen los exámenes de Control y Confianza, que sí estén bien capacitados, porque la gente lo que quiere es una Policía confiable, una Policía que pueda ver por ellos”, abundó.

Martínez añadió que varios de esos policías han fallado los exámenes desde hace más de ocho años, y debido a que no están acreditados como es debido, no pueden portar armas, situación que les impide “ejercer sus facultades como es debido”.

“Desde hace mucho tiempo hay elementos que no aprueban los exámenes de Control y Confianza, que se encuentran, a pesar de ello, en la corporación, en este caso en la Dirección de Seguridad Pública, sin embargo no están armados, no pueden realmente operar como es debido, entonces ¿qué caso tiene tener un policía que ni siquiera está armado?, ¿a cuenta de qué estás pagando a una persona con esas características?”, indicó.

“Hay policías que tienen problemas de tipo emocional, hay policías que tienen otros problemas más graves”, añadió.

La alcaldesa aseguró que esas carencias en los elementos de seguridad pública de Manzanillo fueron detectadas tan pronto como asumió la titularidad del Ayuntamiento, y desde ese momento tomó la decisión de despedir a los agentes.

“Esta es una decisión que está tomada desde que nosotros llegamos a la administración, pero apenas se dio a conocer, la dio a conocer la secretaria del Ayuntamiento (Martha Zepeda) pero esta es una decisión que nosotros tomamos cuando llegamos y vimos que tenemos policías que no son realmente policías (…) No es una situación en contra de ellos, no es una situación política ni personal, es simplemente que puedan estar armados para que puedan brindar seguridad”, abundó.

 Alerta Alba en Manzanillo 

La Fiscalía General del Estado (FGE) emitió este martes una Alerta Alba para localizar a Lorena Tadillo Juárez, quien entró en comunicación con su familia por última vez la madrugada del lunes 14 de enero mientras conducía un taxi en la ciudad de Manzanillo y hasta el momento se desconoce su paradero.

La alcaldesa Martínez reconoció que, ante la situación de inseguridad para este sector productivo, el Ayuntamiento porteño pidió colocar un retén policial en la entrada hacia la comunidad de Jalipa, sitio hacia donde se dirigía la mujer desaparecida, por considerar que esa es una de las zonas más peligrosas de la demarcación.

“Todos los taxistas al ver el retén en ese lugar tienen que parar, es por su seguridad, la situación que se presentó de una mujer que parece ser que fue desviada, iba rumbo a Jalipa pero al final nunca fue hacia Jalipa, fue hacia Colomos (…) Si no llegan al retén, van a ser interceptados de manera inmediata”, dijo este martes a medios.

Recomendamos:¿Logró ‘Escudo Titán’ reducir la violencia en Colima, Manzanillo y Tecomán?

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *