Type to search

Política

Moreno Peña llama a refundar al PRI para servir más a la gente que al poder

Fernando Moreno Peña, exgobernador de Colima, dijo que el PRI debe refundarse y reorganizarse para cambiar su forma de operar, al considerar que no es redituable políticamente servir al gobierno del que se forma parte más que a la gente.

El exmandatario, una de las voces más influyentes en la política colimense, enfatizó que el partido debe aprender que no es dueño de los votos y la gente decide por sí misma a quién pone en el poder.

“Es que se tiene que refundar al partido, sobre todo servir más a la gente que al gobierno del que forma parte”, comentó a Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com en RadioLevy.

Moreno Peña habló acerca de la renovación de la dirigencia estatal de su partido y los retos que esperan a su nuevo líder, Enrique Rojas; la situación del Congreso del Estado y la de la Universidad de Colima. A continuación, te presentamos lo más importante de la conversación.

 La llegada de Kike Rojas a la dirigencia del PRI 

 —Ignacio Peralta eligió a Enrique Rojas para dirigir el PRI a nivel estatal, como priista, ¿qué opinión te merece está decisión? 

Creo que es un trabajo muy pesado el que tiene por delante Kike Rojas, creo que no es sencillo, no es fácil, el propio gobernador lo externó ahí, se sacaron la rifa del tigre… si es que llega a tigre.

 —¿No llega a tigre ya el PRI?  

Sí llega.

 —Andan disminuidos de tamaño… 

Yo creo que todos los partidos andan igual, dime tú un gran partido y verás que no lo hallas. Hay algunos más grandecitos pero eso no los hace grandes partidos, Morena es un movimiento no es un partido. Yo creo que el comportamiento aquí en Colima se aprecia, no creo que ningún partido que se precie de serlo tuviera los escenarios que han tenido en el Congreso, cómo te explicas que ganan la Presidencia de la República, en la fórmula algunos diputados y se salen del partido que ganó la Presidencia de la República hace muy pocos meses y se van a otro partidos.

 —Regresando a Kike Rojas, ¿cómo evalúas su nombramiento? 

Todos los nombramientos tienen una expectativa, una posibilidad, habrá que dar el tiempo. Habrá que esperar para hacer una evaluación, no puedo calificarlo antes, nunca ha estado ahí en la dirigencia del partido, no ha sido el presidente, no podemos adivinar. Yo esperaría, no quiero anticipar un comentario ni descalificar porque no es oportuno hacerlo.

 —¿Qué opinión tienes de Enrique Rojas como político? 

Es un político joven, es alguien que tiene aspiraciones, que tiene ganas. Se ocupa en el partido quien tenga ganas, quien quiera hacer algo. Creo que él tiene ganas de hacer. Yo prefiero esperar y darle tiempo.

Se requiere alguien que le sirva más a la gente que al partido, nosotros somos, nuestro ADN es de ser un partido nacido desde el poder. Así nacimos hace muchos años y así nos conocimos desde hace muchos años y tratamos de servir más al poder que a la gente y los tiempos ahora es de que hay que servir más a la gente.

Necesitamos una dirigencia que entienda muy bien que no es dueño de nadie que la gente decide por sí sola a quién votar, a quién sumarse. Antes creíamos eso en el partido. No hay voto cautivo, no hay voto que tenga dueño.

La elección pasada deja muchas lecturas, a nosotros hubo casos, en muchos en que no nos ganaron los grandes currículums, las grandes biografías, nos ganó alguien por ahí que ni en cuenta pero que ahora cuentan porque ganaron la elección como haya sido.

Ya en el ejercicio de poder, te das cuenta de lo que se parecía en el Congreso, como una fracción o un grupo que obtuvo 15 distritos ahora tienen que recurrir al PRI para completar una mayoría y que no son muchos años los que han pasado.

Luego se señalan y se acusan entre ellos que se traicionaron, que no tienen principios o convicciones, pero ¿traicionaron a quién? Si no eran antes de ninguno de los partidos por los que compitieron. A nadie han traicionado; los invitaron de última hora.

 —¿Qué reto tienen frente la dirigencia de tu partido? 

Primero reorganizar a las bases del partido, invitarlas. Ese es el gran reto decidir si el priismo va a continuar, yo creo que es el reto principal, ver cuántos somos, dónde estamos, hacer una gran campaña de reafiliación. Hacer una gran gestión social, no orientada a dar sino a encabezar, a promover la solución a la problemática en cada uno de los lugares.

 Refundar el PRI 

 —¿Lo que estás diciendo no implica que el PRI tiene que dejar de ser el PRI? ¿Qué tiene que cambiar su ADN? 

Su ADN no lo va a cambiar, tiene un ADN muy propio muy particular. No hay procedimientos políticos que hagan que el ADN de alguien cambie. Los políticos no cambian fácil.

 —¿Es una refundación lo que planteas? 

Es que se tiene que refundarse el partido, sobre todo servirle más a la gente que al gobierno del que forma parte

 —¿Cambio de nombre y de logo? 

No, lo que nos mantiene unidos y nos cohesiona, es precisamente el nombre. A la hora que se cambia el nombre, se esfuma, yo no estaría de acuerdo con que eso fuera.

El cambio de nombre lo debió haber hecho Peña Nieto cuando llegó a la Presidencia. En la lona, no; lo tienes que hacer desde el poder y cuando estás arriba.

El cambio de nombre de partido es cuando inicias un periodo que acabas de ganar, derrotado no lo puedes hacer. Darías un motivo más para que algunas gentes se vayan.

Mucha gente que creíamos que se había ido, no se fue y muchos se ve que están regresando, porque la gente también es práctica.

Un gobierno que está mermado, la burocracia que le está bajando los sueldos, ¿qué hace atractivo el trabajo en el gobierno? Uno, no tiene mucho futuro; dos, mucha gente se separa también.

 El 2021 

 —¿Tiene opciones reales de triunfo el PRI en 2021? 

Acabamos de ganar Monterrey y ponle las características que quieras, ganamos Monterrey. En política no hay definiciones permanentes, las cosas varían de un día para otro.

 —¿Estarán en posibilidades de conservar la gubernatura en 2021? 

Los números dan… pero también esto no es únicamente numérico. Al final de la elección sí lo es, antes no.

 La Universidad de Colima 

 —¿Cómo percibes la situación de la Universidad? 

Es claro que hay problemas todavía. Pasa cada sexenio, tienes un cierto problema, las reglas de operación todavía no salen, los que llegaron todavía no le saben muy bien al tema. No llegó la participación federal para la segunda parte del aguinaldo y la primera quincena, por ninguna razón atribuible a la Universidad. Entonces el gobierno del estado hizo un adelanto de participaciones, sabiendo que va a llegar porque le llega al gobierno y el gobierno lo transfiere a la Universidad. Ninguna crisis hay.

 —¿Tienen nombres para estas posibilidades que decían en 2021? 

No es tiempo de los nombres, primero hay que reorganizar al priismo, hacer una buena campaña de reafiliación.

 —¿Crees que alguno de los personajes que ya conocemos del priismo local pueda representar una posibilidad de conservar la gubernatura o ves más posibilidades de que sea un personaje que no tengamos en el radar? 

No alimentaría el morbo, no soy de esos.

 Sobre Ignacio Peralta 

 —¿El gobierno de Ignacio Peralta, al cierre de su sexenio, crees que sea un activo o pasivo para tu partido? 

Creo que es un activo. Nacho ha hecho un gobierno bien. Recuperó el control financiero, sacó al barco de donde estaba hundido en el tema financiero.

 —¿Tu relación con Ignacio Peralta está en buenos términos? 

Sí, está en buenos términos.

 —¿Igual que antes de la definición por la dirigencia estatal del PRI? 

Claro que sí, esos temas no la quebrantan. Él tiene que tomar sus decisiones y él sabe porque las toma.

 El Congreso 

 —¿Cómo evalúas la situación del Congreso local? 

Es un tema que preocupa, me preocupa que no tengan una gobernabilidad garantizada que le sirva a la gente. Espero que encuentre la gobernabilidad con Vladimir (Parra), que tiene cierta expectativa optimista de algunos sectores, a nadie le conviene el conflicto permanente.

 —¿Qué puede aportar el PRI en ese contexto? 

El PRI tiene experiencia, sabe dar gobernabilidad y la puede dar aunque no esté en el gobierno. Nacho tuvo un Congreso en contra al inicio y luego logró una mayoría que le ayudó en muchas cosas. Ahora el escenario era peor, porque era una facción de 15 o 16 y ahora ves que no completan ni para el nombramiento.

En el tema del magisterio, es un error lo que legislaron, los maestros de la 39 no pueden irse al ISSTE o al Seguro Social porque no lo tienen, es contratar un servicio donde no vas a contratar la pensión, porque te pensiona el Gobierno del Estado. Entonces el servicio médico te lo da el estado. En el gobierno federal sí es sencillo quitar el seguro de gastos médicos a alguien porque tienes el ISSSTE y pensionas en el ISSSTE. No es sencillo y te va a costar un dineral.

Los trabajadores aportan un 20% de lo que cuestan los servicios y creo que es más económico así que contratar al servicio social. Esto refleja no conocer la realidad. Creo que la discusión no tiene sentido. Los maestros de la 39 no tienen un seguro médico privado, no violentan la ley, ni el gobierno la violenta porque no hay una empresa a la que estén asegurados.

 —¿Qué implica el respaldo del PRI a Morena para conservar la Comisión de Gobierno Interno? ¿Existe la alianza ‘Primor’?  

Es una coincidencia. Cuando el PRI ve que se requiere, lo hace. No hay alianza. Representa que le den gobernabilidad, al gobierno le conviene, al partido le conviene y transitar también en acuerdos. Ese es un acuerdo.

 —¿Están mareados Morena con el poder?  

Yo creo que mareados no, más bien no saben. El poder ocupa que tengas idea de lo que representa la responsabilidad. Es más de responsabilidad que de otra cosa.

Están aprendiendo, no hay que forzarlos y tampoco estoy de acuerdo con que ganen poquito, que ganen bien pero que hagan bien las cosas. No se trata de que ganen poquito, no están haciendo una tarea menor, están haciendo una gran tarea.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *