Type to search

Política

Nacho ya tenía diseñada su estrategia para reaccionar ante abucheos: Indira

La delegada del gobierno federal en Colima, Indira Vizcaíno, consideró que la situación de abucheos hacia el gobernador Ignacio Peralta por parte de los asistentes al evento de este martes encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador fue una estrategia diseñada con el fin de que el mandatario estatal pudiera emitir un discurso para encararlos.

“Creo que se aspiraba a eso, a provocar a los colimenses, a generar un abucheo, porque se llevaba un discurso preparado para un abucheo, entonces si no lo abucheaban ya ni había discurso que seguir (…) es evidente que es una estrategia que se tenía diseñada a partir de la nota falsa de esta captura de pantalla (que supuestamente pedía los abucheos), que evidentemente estaba preparada a partir de tener ya listos los tweets y los mensajes que subirían inmediatamente a las redes sociales, después de un mensaje que si no lo abucheaban ya no tendría nada que decir”, afirmó este miércoles a Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com.

La funcionaria federal señaló que la mayoría de los asistentes ese día tenía una postura tranquila, por lo que, insistió, hizo falta que el mandatario local los provocara.

Vizcaíno añadió que la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) y la dirigencia local del PRI organizaron protestas durante el evento por el tema de estancias infantiles y el padrón estatal de pensiones a adultos mayores, situación que fue notificada a Peralta y al secretario general de Gobierno, Arnoldo Ochoa.

“Justo un día antes notificamos al gobernador y al secretario general de Gobierno que teníamos un informe del Centro Nacional de Inteligencia en el que nos decían que la CNOP y el presidente de su partido en el estado querían organizar manifestaciones (…) lo que yo les dije fue: tenemos información, no es reclamo, yo ya reporté lo que tenía que reportar y la instrucción es libertad de expresión, que vayan y se manifiesten, sólo salvaguardar la tranquilidad y paz del evento” abundó.

 Los pendientes que se llevó AMLO 

Sobre los pendientes del estado que Andrés Manuel López Obrador se comprometió a revisar, la delegada enlistó que se encuentra el tema de la construcción de presas como las de Veladero de Camotlán en Manzanillo, la del Naranjo en los límites de Colima y Jalisco, otras dos en la parte norte junto con unas líneas de conducción para “respaldar a toda la producción agrícola” de esa zona.

Algunas de estas, puntualizó Vizcaíno, aún no tienen los estudios necesarios para su construcción o el avance de sus trabajos, por lo que este año se resolverá esa etapa y el próximo se les asignará recursos para su ejecución.

La funcionaria federal destacó que también se planteó al presidente la necesidad de invertir en las vías de ingreso al puerto de Manzanillo, que generan problemáticas en la ciudad por sus condiciones, revisar la contaminación que emite la planta termoeléctrica en ese municipio, así como la revisión de las tarifas de electricidad.

Sobre la caseta de Cuyutlán, la delegada manifestó que el mandatario federal tenía dudas sobre la posibilidad de que hubiera una salida legal, por lo que Vizcaíno afirmó que su consejo fue que se revisara si todavía hay algún adeudo con la concesionaria y, de ser así, cotejar cuánto recupera la empresa anualmente y cuánto se le debe, para conocer el lapso en el que se terminaría de pagar.

“Tenía muchas preguntas respecto a la viabilidad legal de ese asunto, si realmente habría una salida legal que nos permitiera revisar este tema a profundidad. Lo que yo le comentaba es que una de las partes es irnos a la transparencia a saber cuánto debemos los colimenses, cuánto se recupera anualmente por esta concesionaria y cuándo terminaríamos de pagar, para saber si realmente todavía debemos o ya no debemos”, puntualizó.

López Obrador, indicó Vizcaíno, también pidió que se hablara con el titular de Petróleos Mexicanos (Pemex) sobre el precio de la gasolina en Colima, pues el presidente consideró que este es mayor al de otras entidades.

“Parece que más bien es un asunto de los propios vendedores, de los empresarios de las gasolineras, porque el costo de traslado y de distribución hacia esas gasolineras es mucho más económico que en otros lugares en los que la gasolina está por debajo de los 20 pesos”, mencionó la delegada.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *