Type to search

Economía y negocios

Cervecería de Colima apuesta por reforestar las faldas del Volcán y preservar el acuífero

La relevancia del Volcán de Fuego de Colima no es poca. Sus faldas cubiertas de vegetación y los mantos acuíferos de esa misma zona han permitido el desarrollo de las localidades aledañas. Para mantener el equilibrio ecológico en los alrededores del coloso, la Cervecería de Colima comenzó, con ayuda de algunos aliados, una estrategia de reforestación y aprovechamiento integral de los recursos naturales de la zona. Así surgió “Volcán de Fuego, Montaña de Agua”.

Esteban Silva, director general de la Cervecería de Colima, explicó que en conjunto con la Fundación Río Arronte, el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza A.C. (FMCN), el Fondo del Noreste (Fonnor), autoridades federales y locales, buscan que los mantos acuíferos de la zona norte de la entidad se recuperen en el mediano plazo y con ello las actividades económicas.

“‘Volcán de Fuego, Montaña de Agua’ surge de una reunión, pensando cómo nos podemos vincular de una forma integral con la cuenca que usamos. Nosotros usamos agua del Volcán de Fuego, usamos poquita en relación al resto de la cuenca, pero queremos asegurar que esa agua, que cada vez es más escasa en Colima, esté trabajando para que tengamos agua en el futuro”, apuntó en entrevista con EstaciónPacífico.com.

Este proyecto incluirá además de la reforestación de la zona, la elaboración de estudios para el manejo integral ambiental, político y económico de la parte norte del estado, la definición de indicadores a los cuales darles seguimiento, sitios de monitoreo de la calidad del agua, así como la creación de parcelas demostrativas del referido manejo integral; para esto, la Cervecería de Colima aportará cerca de 1.3 millones de pesos (mdp) en un periodo de tres años, y las fundaciones restantes, sumarán 2.7 mdp para llegar a una inversión ambiental de 4 mdp hasta 2022.

Lorenzo Rosenzweig, director del FMCN, una asociación civil que trabaja a favor de la protección del ambiente, consideró que “Volcán de Fuego, Montaña de Agua” pudiera servir como un modelo de manejo integral de recursos naturales que se replique a nivel nacional pues conjuga elementos como un territorio pequeño, una gran cantidad de recursos naturales y el trabajo conjunto de la sociedad civil, las empresas y los distintos órdenes de gobierno.

“Las empresas tienen un doble papel aquí. La economía de un país depende de la generación de riqueza y la generación de riqueza se da en buena medida por la gestión de las empresas (…) Al mismo tiempo que son un motor de la economía, son usuarios importantes de los recursos naturales. En este caso usamos el ejemplo de Cervecería de Colima, generan empleos, generan riqueza, ponen muy en alto los estándares cerveceros en este estado y son agentes de cambio”, precisó Rosenzweig.

Para Maribel Quiroga, directora general de Cerveceros de México —organización que agrupa a las empresas de esta industria—, Cervecería de Colima es líder en materia sustentabilidad, pues sabiendo que el agua de las faldas del Volcán de Fuego es de suma relevancia para la elaboración de su producto, ha emprendido esta campaña que permitirá que el agua se utilice de la mejor forma posible en los próximos años.

“Cervecería de Colima es pionero en cuanto a las cervecerías artesanales se refiere en términos de manejo, uso y reutilización de agua. Es un proyecto icónico para la industria cervecera porque es un proyecto que ha logrado reunir al empresariado, representado por la Cervecería de Colima, a las autoridades locales y estuvo aquí el director del Fondo Mexicano para la Conservación. El hecho de poder unir a sociedad civil, a industrias privadas y autoridades es lo que lo hace importante e icónico. Es mediante la unión de diferentes sectores que se pueden lograr grandes cosas”, destacó Quiroga.

Indira Vizcaíno, delegada federal en Colima, consideró que “Volcán de Fuego, Montaña de Agua” es un proyecto que conecta con el trabajo del Gobierno de México, específicamente con el programa “Sembrando vida”, de la Secretaría de Bienestar, con el que se busca reforestar un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en todo el país.

“En este caso en específico podrá ligarse de manera perfecta con la reforestación de la zona norte de nuestro estado de árboles maderables que permitirá que la gente de esta región se comprometa a cultivar, mantener, cuidar 2.5 hectáreas por cada uno de los campesinos o por familia y que el gobierno les entregue un apoyo de 5 mil pesos mensuales a cambio de este beneficio que estarán entregando a toda la comunidad colimense, pero a nuestro país en general en materia de cuidado del medio ambiente”, indicó Vizcaíno.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *