Type to search

Seguridad

¿Qué perfil debe tener el mando de la Guardia Nacional?

En la semana que inicia, se espera que el presidente Andrés Manuel López Obrador designe al mando de la Guardia Nacional —la nueva corporación que es parte de su Plan de Paz y Seguridad—, luego de que el pasado jueves anunció que así lo haría dentro de un plazo no mayor a 10 días, por lo que surge la pregunta sobre qué perfil tendrá que tener éste.

Este cuerpo policiaco fue concebido con adiestramiento militar y mando civil, y el titular del Ejecutivo no descartó que quien vaya a liderarlo sea alguien emanado de la milicia. Ante esta posibilidad, el politólogo Jorge Javier Romero; el investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM Javier Oliva; la coordinadora de políticas públicas de EQUIS Justicia para las Mujeres, Isabel Erreguerena, y el director de Servicios y Asesorías para la Paz (Serapaz), Alberto Solís, compartieron con EstaciónPacífico.com sus opiniones sobre las características que debería de tener la persona a quien se entregará el control de la Guardia.

¿Debe ser un civil, un militar, especializado en seguridad y en la defensa de derechos humanos? A continuación te presentamos lo que ellos compartieron vía telefónica.

 Ejército y Armada, “un gran fracaso”: Jorge Javier Romero 

Para el politólogo Jorge Javier Romero, el que el presidente considere nombrar a un elemento de la milicia es un asunto preocupante, pues a su parecer las fuerzas militares han demostrado ser “un gran fracaso” en las tareas de combate al crimen organizado y la pacificación del país.

“Ya tenemos suficiente experiencia de que el Ejército y la Armada en temas de seguridad es un gran desastre, un gran fracaso, violan derechos humanos y no han resuelto el problema de seguridad durante los 12 años donde han estado desplegados (…) Hay suficiente evidencia de que la mejor manera de reducir la inseguridad es con cuerpos de policías civiles, entrenados como civiles, con protocolos civiles de uso de la fuerza, que estén muy bien capacitados técnicamente para enfrentar las diversas tareas que tiene que enfrentar un cuerpo policiaco”, refirió.

El académico consideró que por ello el jefe de la Guardia Nacional debe ser un civil, con conocimientos sobre el trabajo policiaco, con honradez “a toda prueba” y don de mando. Sugirió que de la sociedad civil organizada podrían emanar personas aptas para encabezar esa tarea y mencionó a Renato Sales como un candidato que cuenta con las características necesarias para guiar el rumbo del cuerpo policiaco.

“Hay gente en México que tiene mucho conocimiento sobre policías y que tendría un perfil espléndido como para encabezar el proceso de construcción de una policía civil (…) Renato Sales, por ejemplo, que además ha trabajado con López Obrador cuando era jefe de gobierno de la Ciudad de México (…) O extraerlo de esto que no le gusta nada al presidente que es la sociedad civil, pero en la sociedad civil se ha desarrollado mucho conocimiento sobre policías”, añadió.

 Civil, porque el Ejército “no está hecho para la seguridad pública”: Serapaz 

El director de Serapaz, Alberto Solís, señaló que el perfil de quien dirija la Guardia Nacional debe ser civil, pues la milicia “no está hecha para hacer labores de seguridad”, sino que su preparación se aboca al combate bélico y esto podría generar un mayor número de muertes.

“Este tema de que diga ‘bueno, podemos elegir a un militar, un militar en retiro, eso no va ahí. Estamos claros de que tiene que ser un civil (…) El Ejército es un poder fáctico que actúa en este país, de un nivel y capacidades de control social brutales. No está hecho para hacer labores de seguridad pública, como ya se ha señalado, están preparados para el combate contra un adversario en una guerra, entonces el índice de ejecuciones que genera el Ejército es mucho más alto de lo que genera cualquier grupo armado”, abundó.

Para Solís, tampoco es adecuado que el jefe de la Guardia emane de la sociedad civil organizada, pues sus tareas van relacionadas con la investigación y no con la operación de la seguridad nacional.

“Francamente no, la sociedad civil estamos abocados a otras cosas, hacemos las investigaciones, hacemos los estudios, pero todo lo que tiene que ver con la operación de la seguridad tiene que ser gente que sepa de temas de seguridad, especializado en una perspectiva de derechos humanos”, indicó.

“Los perfiles podrían provenir del área de la seguridad pública (…) El problema es que se tiene que empezar a formar gente en nuevos paradigmas de la manera de hacer seguridad pública”, añadió.

El experto consideró que el titular del cuerpo de seguridad debe ser alguien que conozca a profundidad la problemática de la inseguridad nacional, que conozca el territorio y con perspectiva de derechos humanos.

“Que sea alguien que tiene que conocer la problemática de seguridad a nivel nacional, conocer el país, entender el fenómeno de la violencia que se está viviendo en México, hay que tener una perspectiva de derechos humanos, entender que es parte es un componente dentro de una estrategia que tiene que ser integral para lograr la construcción de paz en el país, una paz más profunda y verdadera”, sentenció.

 Debe ser un militar de la más alta jerarquía: Oliva 

Por su parte, el investigador de la UNAM Javier Oliva, destacó que debido a que la Guardia Nacional es una fuerza armada que tendrá que desarrollar despliegues tácticos y que con toda seguridad se enfrentará al crimen organizado, quien lleve la titularidad debería ser un militar en activo y “de la más alta jerarquía”.

“De la más alta jerarquía, un general de división que esté en el activo, que esté implicado en años recientes en este tipo de labores. Que sea un referente ético y moral dentro de las Fuerzas Armadas, que tenga un conocimiento a detalle de la problemática de seguridad pública y que conozca bien a bien el territorio nacional”, destacó.

El experto aseguró que no ha habido historias de éxito cuando se ha transferido personal militar a las áreas de seguridad dirigidas por civiles, y a modo de ejemplo mencionó a la Policía Preventiva, la Policía Federal.

“Todos estos son casos en donde se ha cometido el error de delegar la responsabilidad de la conducción de personal militar a civiles. A mí me parece una necedad que si no hemos aprendido de nuestra propia historia, haya quienes todavía persistan en la idea de que un civil pueda hacer un buen trabajo. Yo no conozco a ninguno que tenga los conocimientos en términos del desafío que implica el combate a la violencia en México”, abundó.

Desde la perspectiva de Oliva, quienes consideran que el Ejército no haría un buen papel en el combate a la inseguridad guardan cierto prejuicio hacia ese sector, y afirmó que de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) cada año se generan más vejaciones por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que de los militares.

“Cuando hablan de violaciones de los derechos humanos, la institución que más viola los derechos humanos de acuerdo con la CNDH es el Seguro Social (…) Es otra discusión absurda y sin sustento, una cosa es discutir con prejuicios y otra es que a mí como científico social tengo que documentar lo que estoy diciendo”, señaló.

 ‘Alguien capacitado por expertos en género’: EQUIS 

La coordinadora de Políticas Públicas de EQUIS Justicia para las Mujeres, Isabel Erreguerena, sugirió que quien vaya a liderar la Guardia Nacional sea una persona capacitada en perspectiva de género.

“Una persona que tenga capacitación en perspectiva de género, pero que sea una capacitación hecha por expertos, con indicadores claros de que sí se aplique en la práctica para evitar violaciones en la detención”, detalló.

De acuerdo con la experta, el titular de ese cuerpo de combate a la inseguridad debe de ser una persona que tenga la visión de sacar a los militares de las calles y los sustituya por elementos de seguridad pública, que crea en la importancia de fortalecer a las policías locales y tenga un plan de prevención de violación de los derechos humanos.

Erreguerena consideró que si se coloca a un militar al frente de la Guardia, se continuará con una estrategia que ha generado “daños y violaciones de derechos humanos”.

“Se va a continuar con la lógica militar que tanto daño ha causado y tantas violaciones de derechos humanos, por lo tanto debe de ser un mando civil con conocimiento de seguridad pública local. Tiene que ser una persona que crea en la importancia de invertirle a las policías locales, porque son las que conocen lo que está pasando en el ámbito local y con esto pueden ayudar en mucho mayor medida en el ámbito de prevención. (…) Alguien que sea muy consciente y tenga un plan estratégico que incluya acciones de prevención para evitar que estas violaciones de derechos humanos ocurran”, refirió.

 ¿Dónde podría estar ubicada la Guardia Nacional en Colima? 

La delegada del Gobierno de México, Indira Vizcaíno, aseveró que la Federación ya está buscando un terreno de entre una y cinco hectáreas en el cual se pueda construir el cuartel de la Guardia Nacional, y hasta el momento se está priorizando que pueda estar ubicado en Manzanillo por las circunstancias de inseguridad que prevalecen en esa región.

“Ya estamos buscando un terreno en el que se va a construir el cuartel que en Colima tendrá la Guardia Nacional y que en principio se privilegiará que sea en la región dos, en la de Manzanillo, por la inseguridad que se tiene ahí, el terreno que se está solicitando es de mínimo una hectárea, de una a cinco hectáreas”, aseguró.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *