Type to search

Seguridad

10 medidas para evitar la violencia de género en los Ministerios Públicos

Las asociaciones Impunidad Cero y Tojil presentaron este miércoles una guía con la que pretenden evitar que ocurra violencia de género en los Ministerios Públicos cuando alguna mujer presente una denuncia o cuando es imputada de algún delito.

El decálogo tiene como objetivo dar a conocer y orientar a las mujeres en el proceso desde que presenta una denuncia hasta que se ejecutan las acciones penales, así como exponer las deficiencias que se llegan a presentar y que pueden causar alguna afectación.

La guía también está pensada para que sea utilizada por los funcionarios del Sistema de Justicia Penal para evitar que realicen alguna acción que violente a las mujeres.

La directora ejecutiva de Impunidad Cero, Irene Tello, señaló que una de las principales deficiencias a combatir es la revictimización de las mujeres que presentan una denuncia ante el Ministerio Público.

“Sabemos que sí o sí, es muy probable que si una mujer levanta una denuncia por un delito que fue cometido en su contra sea revictimizada por el propio Sistema de Justicia Penal del país (…) Hicimos una guía para invitar a la usuarias que tienen que levantar una denuncia, para que sepan cuáles son los derechos, por qué no se les puede revictimizar y que lo sepan defender”, explicó Tello durante la presentación de la guía este miércoles en la Ciudad de México.

A continuación te presentamos los 10 puntos incluidos en la guía:

 1. Discriminación al denunciar 

La guía expone que las mujeres que denuncian actos de violencia suelen ser revictimizadas, estigmatizadas y señaladas por las propias autoridades encargadas de iniciar una investigación.

El documento recordó que el Ministerio Público está obligado a “recibir las denuncias e iniciar las investigaciones de manera inmediata cuando tenga conocimiento de un hecho delictivo, sin revictimizar a causa de estereotipos relacionados con el género”.

 2. Medidas de protección 

La guía plantea que es importante que el Ministerio Público debe determinar y ordenar la imposición de las medidas de protección que resulten necesarias para resguardar la integridad de la víctima, sobre todo cuando se trata de casos de violencia de género, lo cual es un derecho para todas las víctimas.

 3. Criminalización de los derechos de las mujeres 

De acuerdo con la guía, a las mujeres se les criminaliza por ejercer derechos como repeler una agresión o por abortar, lo cual ocurre porque las investigaciones carecen de perspectiva de género.

 4. Investigación de feminicidios 

La guía de Impunidad Cero y Tojil asevera que el Ministerio Público y la Policía “no llevan a cabo un adecuado plan de investigación de acuerdo con los protocolos de actuación existentes, provocando una incorrecta clasificación jurídica del delito y evitando que se tenga un real y efectivo acceso a la verdad y a la justicia”.

En este punto, el decálogo recuerda que se deben agotar todas las líneas de investigación relacionadas con el feminicidio cuando se está frente a un caso de una posible muerte violenta.

 5. Acumulación de expedientes 

En los delitos de violencia cometidos contra las mujeres, explica la guía, resulta recurrente que el mismo imputado realice diversas agresiones en contra de la víctima, pero no siempre se incorporan las denuncias a la misma investigación.

Esto va en contra de las funciones del Ministerio Público, que tiene la obligación de investigar los hechos de cada delito en un solo expediente, cuando se conozca la identidad de la víctima y del imputado.

 6. Inspecciones y dictámenes 

Se requiere el consentimiento y el respeto a los derechos humanos de las víctimas cuando se realicen pruebas, inspecciones y dictámenes periciales necesarios para las investigaciones y la persecución de los delitos, lo cual se debe hacer sin revictimizar a las mujeres o trasgredir su integridad.

“En muchos casos, la falta de adecuados dictámenes periciales tiene como resultado una débil investigación generando impunidad”, expuso la guía.

 7. Falta de judicialización 

La guía recuerda que en los delitos de violencia contra la mujer que sean de carácter oficioso se debe investigar y presentar la investigación ante un órgano jurisdiccional, aunque las víctimas no tengan interés de denunciar o continuar el proceso judicial.

 8. Tipificación de los delitos cometidos en contra de mujeres 

En el caso de los delitos de violación o abuso sexual, se deben tipificar con independencia de la relación de pareja o parentesco que exista entre la víctima y el agresor, y no se deben tipificar como violencia familiar, como ocurre en algunas ocasiones.

 9. Perspectiva de género al emitir una sentencia 

La guía explica que la resolución de una sentencia en la que se encuentre vinculada una mujer —como víctima o como acusada— se debe resolver con perspectiva de género para “superar las relaciones asimétricas y las situaciones estructurales de desigualdad que histórica y culturalmente impactan a las mujeres”.

 10. Ejecución de sanciones penales 

De acuerdo con la guía, las mujeres privadas de su libertad que cumplan con lo establecido en la ley tienen derecho a solicitar la sustitución de la pena, pues la sanción puede tener un impacto en sus hijos.

Ante esto, el órgano jurisdiccional deberá analizar su caso tomando en consideración la perspectiva de género.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *