Type to search

Seguridad

Para bromas, colgar y pedir información: el uso que se da al 089 en Colima

De broma, de personas que les cuelgan o que les piden información sobre otros rubros son la mayoría de llamadas que se reciben a la línea de denuncia anónima 089, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública.

Las cifras de la dependencia señalan que de las 19 mil 139 llamadas que recibió el 089 el año pasado, solo dos mil 53 fueron reales (10.7%). Mientras que durante el primer trimestre de este 2019 se atendieron 5 mil 28, pero solo 530 fueron reales (10.5%).

Las estadísticas indican que en 2018, después de estos rubros, la cuarta causa más común de llamadas al 089 fue en las que se denunciaron extorsiones telefónicas (961), y en sexto lugar están aquellas en la clasificación de delitos contra la salud (464).

En séptimo lugar se encuentran las que se catalogan como de emergencia (274), en octavo las que entran dentro del “uso indebido de llamadas telefónicas” (152), siguen en las que se reporta violencia intrafamiliar (101), después en las que se reportaron amenazas (53) y en décima posición se encuentra la categoría de “personas sospechosas” (45).

En el caso del primer trimestre de 2019, la tendencia es la misma y después de los tres rubros mayoritarios le siguen las llamadas para denunciar extorsiones telefónicas (185), luego las que fueron para denunciar delitos contra la salud (136), después las de emergencia (76), en séptima posición el uso indebido de las llamadas (56), en octava la violencia intrafamiliar (48) en noveno las denuncias por amenazas (19) y en décimo las personas sospechosas (14).

El titular del secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública —institución que se encarga de este asunto—, Alfredo Chávez, manifestó que a diferencia de la línea de emergencias del 911, donde se pueden poner en contacto con quienes hacen mal uso de ella, en el caso de la denuncia anónima su única alternativa es apelar a la concientización de la sociedad.

“Tiene que ver con el hecho de generar cultura, conciencia entre la población del uso responsable de esta línea de marcación porque al final de cuentas son las herramientas que la ciudadanía tiene para transmitir información valiosa (…) el arma tiene que ser la conciencia, como estamos hablando de una línea anónima no genera mayor información de quien hace las llamadas, a final de cuentas tenemos que seguir concientizando en el uso responsable del 089”, destacó.

Las llamadas de broma o improcedentes son aún más comunes en vacaciones, y normalmente son realizadas por niños; las horas más comunes en las que se hace mal uso de esta línea es durante la mañana y en la tarde. Incluso hay quien usa esta línea para “hablar de sexo”, y el protocolo para cuando se detecta que una llamada no es procedente consiste en externarle al interlocutor que, como no tiene una denuncia por hacer, la llamada se dará por terminada

Para la recepción de llamadas del 089, el Secretariado cuenta con una sola persona por turno. Otro problema con estas llamadas es que se obstaculiza la atención a la ciudadanía, que suele pensar que no se le quiere contestar debido a que, aunque la operadora esté ocupada, no suena como tal y hay días en los que no se da abasto.

 ¿Qué pasa con las llamadas reales? 

Alfredo Chávez explicó que las llamadas de denuncias reales se pasan a la dependencia que corresponda para que inicien una investigación y pueda culminar en cateos o la identificación de delitos y de los actores que participan en ellos.

“Se traslada a las áreas de investigación que puede ser área de la propia Policía Estatal si así lo amerita el caso o puede ser de la Fiscalía, que es lo más recurrente con esta información, ¿en qué culmina esta información cuando la información es real? Culmina en información que nos lleva a la identificación de delitos y de los actores que cometen estos delitos, de repente genera la posibilidad de hacer cateos”, resaltó.

Sobre estas llamadas, Chávez abundó que hay algunas que han generado sospechas a la institución, debido a que los datos que proporcionan pudieran tratarse de acusaciones cruzadas entre bandas del crimen organizado.

“Quizá, algún porcentaje mínimo, lo puede estar haciendo de manera indebida para poder desviar la atención de las autoridades, para poder iniciar alguna investigación donde no hay existencia de la comisión de un delito o puede haber acusaciones entre grupos delincuenciales (…) Tenemos algunas teorías dentro de las instituciones, que esto puede ocurrir, pero a final de cuentas si se respeta el hecho de que es una llamada anónima, pero por la precisión de los datos que de repente aportan a través de estas comunicaciones, pues uno puede sacar muchas conclusiones”, indicó.

Pidió a la población tener confianza para usar este sistema, al reiterar que es realmente anónimo y no se tiene acceso a la información del denunciante.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *