Type to search

Comunidad

#MeToo: Las mujeres rompen el silencio en internet (y en Colima)

Mujeres de diversas esferas han roto el silencio sobre los casos de violencia de género de los que han sido víctimas en sus centros de trabajo y escuelas, cuyos testimonios —en particular los que involucran a hombres públicos— han cimbrado las redes sociales bajo el hashtag #MeToo como plataforma para evidenciar que ni la academia ni las artes están excluidos.

Dos voces participantes de Periodistas Unidas Mexicanas (PUM) y #MeTooColima coincidieron en señalar que si las leyes mexicanas protegieran a las denunciantes de acoso, abuso u hostigamiento sexual, no habría necesidad de generar foros públicos para atender ese tipo de denuncias, algunas de las cuales han sido difundidas protegiendo la identidad de la parte señaladora.

«María», integrante de PUM —una red de mujeres que genera información y herramientas contra la violencia de género en medios periodísticos— que habló vía telefónica con EstaciónPacífico.com bajo la condición de resguardar su identidad, aseguró que entre el 25 de marzo y el 10 de abril se recibieron más de dos mil denuncias de acoso, abuso y hostigamiento sexual las diferentes cuentas de Twitter dedicadas a dar difusión a ese tipo de acusaciones, como son los casos de @MeTooAcadémicos, @MeTooMúsica, o @MeTooEscritores.

«Estamos convencidas de que si existiera un Estado de Derecho que protege a las personas que denuncian y además garantiza lo que establece la Ley de Víctimas, del derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación del daño, no habría necesidad de foros públicos para llevar este tipo de denuncias», dijo.

María insistió en que la constante en las denuncias es que en su mayoría los acosadores son hombres, que existió una posición jerárquica entre la víctima y el victimario y que la denunciante fue revictimizada luego de hacer público su caso.

«Según los datos que tenemos, quien ejerce esa violencia sexual la mayoría de las veces son los jefes. La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia tipifica el acoso y lo distingue del hostigamiento cuando es una cuestión jerárquica, como es el caso de la mayoría de las denuncias que tenemos, en la mayoría de los casos», abundó.

La integrante de PUM aseguró que esta asociación elaboró un Código de Denuncia para garantizar el consentimiento de la publicación de cada acusación, pero también para tener la certeza de que las acusaciones emitidas tienen un sustento. Ese documento está público en su cuenta de Twitter.

«Una de las mayores críticas o argumentos que se han hecho para quitar validez al impacto del movimiento es decir que pueden publicar denuncias falsas, que son anónimos, que se prestan como una herramienta a la difamación. Nosotras como responsables de una plataforma que está ofreciendo un espacio para las denuncias confidenciales es justo decir que no son anónimas», afirmó.

«No publicamos denuncias de cuentas anónimas en las que no podamos verificar la información, solo damos cuenta de personas que existan, verificamos el nombre de la persona, que sea una persona real y no un nombre inventado, que su cuenta no tenga bots, que sea una cuenta que se usa con regularidad, investigamos a la persona que se está denunciando para verificar que sea alguien que existe, porque ha habido denuncias para deslegitimar denunciando a personas que no existen», añadió.

El pasado 11 de abril, movimientos relacionados convocaron al Foro #MeTooMx, donde se actualizaron los datos de las denuncias recibidas en las diferentes cuentas de Twitter, se realizaron mesas de trabajo donde se abordaron temas legislativos y de género, y se instó a las Secretaría de Gobierno (Segob), a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y a la  Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), así como a las instancias homólogas a nivel de los estados, a hacer público el 6 de mayo antes de las 10 am qué acciones van a ejecutar para atender las denuncias.

 Una plataforma contra el acoso con enfoque local 

A nivel estatal, se abrió la página #MeTooColima para recibir denuncias en Facebook, la cual fue creada el pasado 3 de abril. Una de sus integrantes —quien prefirió mantenerse en el anonimato— compartió con EstaciónPacífico.com que han recibido aproximadamente 70 acusaciones, las cuales aún no hacen públicas porque se están dando a la tarea de revisar cuidadosamente cada mensaje, priorizando la presunción de inocencia pero dando siempre el voto de credibilidad a las víctimas.

«De los casos que nos hemos topado, ha habido desde profesores de bachillerato a un director de un medio de comunicación. Estamos tratando de ponderar la presunción de inocencia pero dándole la credibilidad a las víctimas. Estamos trabajando aún en esta estructura para mostrarlo de una manera más clara y que pueda tener finalmente un efecto con el análisis legal que se hace de cada una de las denuncias y ver de que manera se les estaría apoyando a las víctimas, siempre ponderando su anonimato. Es algo primordial porque es lo que les da seguridad a las víctimas», destacó en entrevista telefónica por separado .

La entrevistada, quien refirió ser especialista en género y leyes, consideró que debido a que varias de las mujeres que han denunciado algún tipo de violencia resultaron revictimizadas por las autoridades o por la sociedad, #MeTooColima busca, más que simplemente hacer pública la acusación, darles un acompañamiento fraternal, de par a par.

«Conocemos perfectamente el sistema de justicia en México y en el estado y estamos tratando de dar el acompañamiento a las víctimas de la manera más fraterna posible, con mucha sororidad. Somos muchas mujeres que estamos trabajando en esto para que tengan la confianza y sobre todo todas somos víctimas, así que comprendemos perfectamente y tenemos bien pensado qué es lo que esperamos de las autoridades», detalló.

La activista indicó que una de las prioridades de #MeTooColima es conformar una estructura sólida de expertas en temas de género, leyes, psicología para brindar una atención más completa a las víctimas en la entidad. Actualmente, a través de la página en Facebook, dan difusión a imágenes informativas sobre situaciones violentas que aquejan a las mujeres.

«Si bien vamos comenzando, somos personas totalmente preparadas, con experiencia en el ramo. Cuentan con nosotras, les creemos y no vamos a permitir que una sola mujer más esté padeciendo abuso o acoso», mencionó.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *