Type to search

Comunidad

¿Qué pasó con la ballena azul que murió atorada en un barco en Manzanillo?

Una ballena azul murió la tarde del pasado martes tras quedar atorada de un buque portacontenedores que ingresó al puerto de Manzanillo. Esta especie suele nadar en aguas mexicanas, pero no aproximarse a las costas… ¿Cómo llegó ahí?, ¿y cómo es que la golpeó una embarcación en aguas poco profundas?

El investigador de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad de Colima Christian Ortega, quien acudió al lugar de los hechos para ayudar con las labores de identificación, explicó que el ejemplar era un macho adolescente de 15 metros de longitud y 20 toneladas de peso.

“Acudí para identificar la especie, es una ballena azul. Esta medía 15 metros, pero los adultos llegan a medir hasta 24 metros de longitud. Era un animal juvenil. Estos animales pasan por nuestros mares, pero alejados de la costa”, dijo este viernes vía telefónica a EstaciónPacífico.com.

De acuerdo con el experto, hay dos teorías sobre lo que pudo haber ocurrido con el cetáceo: una de ellas refiere que un buque en aguas profundas pudo haberla golpeado, la dejó flotando en el mar y posteriormente quedó enganchada en otra embarcación; la otra propone que el mismo barco que la llevó al puerto de Manzanillo chocó con ella y quedó atorada, lastimando sus órganos internos y ahogándose.

“Probablemente esta ballena venía de regreso, de Costa Rica hacia California, porque en verano se van a alimentar a las costas de California, Washington y hasta a Alaska y están allá de julio a agosto durante el verano (…) Es probable que en unos 10 o 15 minutos que salió a la superficie para tomar aire, que es cuando están más vulnerables, que por coincidencia un barco la impactara”, añadió.

Ortega agregó que esta es la primera ocasión en la que una ballena sufre un accidente de este tipo en el puerto de Manzanillo, y si bien las probabilidades de que ocurra de nuevo son bajas, recomienda a las autoridades encargadas de la logística portuaria comenzar a reducir la velocidad al menos dos millas antes de entrar a la bahía.

“Sería una medida próxima para atender esta situación. También porque en el puerto la velocidad es tiempo y es dinero: entre más rápido carguen y descarguen. A todos nos sorprendió, a ellos también, si en su momento se requiere hacer un plan de contingencia para atender este tipo de situaciones, estaremos colaborando”, agregó.

 ¿Qué pasó con el cuerpo de la ballena? 

El investigador aseguró que el cuerpo del cetáceo, por sus dimensiones, complicaba la logística portuaria, por lo que fue necesario llevarlo de regreso a mar abierto. Para lograrlo, ataron un cabo a la ballena y con ayuda de un buque remolcador separaron el cadáver de la embarcación que la había golpeado.

“Ataron un cabo a parte del cuerpo de la ballena, salió el barco que tenía atorada a la ballena, contrataron a un buque remolcador, tomaron el cabo, comenzaron a jalarla y el barco continuó su trayectoria (…) Una vez con la pérdida de grasa, de los líquidos y con el peso de la osamenta, terminará por hundirse”, precisó.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *