Type to search

Comunidad

La donación de órganos en Colima, pausada por falta de infraestructura médica

La donación de órganos en Colima está en pausa, y el problema no es la cultura de la donación. El Centro Nacional de Transplantes (Cenatra), la autoridad federal en la materia, advirtió que la falta de infraestructura médica en el estado tiene detenidas este tipo de operaciones.

El director del Registro Nacional de Trasplantes del Cenatra, José André Madrigal, explicó que en Colima el único centro certificado para realizar labores de donación de órganos es el Hospital Regional Universitario (HRU), el cual desde 2016 afronta problemas de infraestructura, personal médico y recursos económicos que le imposibilitan continuar con esas tareas.

“Me parece que en Colima el problema no es social, no es la famosa cultura de la donación. En Colima para donación sólo tenemos un hospital autorizado. En Colima y en México, todos los hospitales que busquen hacer donación deben tener una autorización de la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) y el único hospital certificado en Colima es el Hospital Regional Universitario”, dijo vía telefónica a EstaciónPacífico.com.

“Lo que sabemos es que, por cuestiones administrativas, de personal y de presupuesto, este hospital detuvo sus actividades de donación. Si no tienes un hospital que tenga los recursos profesionales para atender este tema, aunque el paciente quiera donar, no se va a poder”, añadió.

El director del Cenatra aseguró que en 2016 en la entidad se realizaron 10 donaciones de órganos o tejidos, pero a partir de 2017 ya no se pudo concretar ninguna. De acuerdo con el funcionario, las carencias económicas del hospital pueden ser el principal factor que está pausando esa labor, pues “cada donante cuesta”.

“En Colima el panorama es complicado, aparte de que es un estado pequeño, vio desde hace tiempo sus esfuerzos detenidos en materia de donación de órganos, al punto que en 2018 no se concretó ninguna donación en Colima y en 2017 tampoco hubo (…) Más que nada los recursos, porque generar un donante cuesta, no le cuesta a la familia ni al donante, pero para el hospital claro que consume recursos, desde la cama del hospital, los medicamentos, los catéteres. Esto absorbe recursos del hospital y si no se tienen, claro que retrasa las donaciones”, abundó.

Semanas atrás, en Colima trascendió el caso de Ángel Flores, un albañil que fue diagnosticado con muerte cerebral el 19 de abril y que cuando se encontraba saludable decidió convertirse en donador de órganos. Esta acción no se pudo concretar en el HRU, donde él estaba internado; y el cuerpo del hombre tuvo que ser trasladado en helicóptero al Hospital General de Occidente, en Guadalajara, Jalisco, para poderle extraer los órganos.

“Lo del paciente que se trasladó para que donara se debe particularmente a esto, que el hospital que podía realizar la donación. Tiene el programa inactivo o en stand by por distintas circunstancias, y eso hace que el hospital no pueda hacer la donación como tal”, añadió Madrigal sobre el caso de Ángel Flores.

 El panorama de la donación en México 

El director del Registro del Cenatra afirmó que en 2018 a nivel nacional se generaron un total de 577 donaciones de órganos o tejidos, de acuerdo con la última actualización de sus bases de datos.

El funcionario aclaró que las únicas personas que pueden convertirse en donadores de órganos y/o tejidos son las que fallecen por muerte cerebral, mientras que las que mueren por algún paro cardiorespiratorio están aptas para donar tejidos únicamente.

 ¿Qué tengo qué hacer para convertirme en donador? 

Madrigal aseguró que para convertirse en donador de órganos basta con llenar el formato de Donación expresa de órganos y tejidos para después de la muerte disponible en el sitio web del Cenatra.

En ese mismo sitio está disponible para descarga e impresión una tarjeta que puede llevarse en la cartera, donde queda expresa la voluntad de donar órganos al morir.

“Está el formato disponible y está la tarjeta. Sin embargo, nada de estas cosas sustituye el hecho de manifestárselo a tus seres queridos, tienes qué decírselos: ‘quiero ser donante’. Al momento de que fallezcas y que estés en posibilidad de donar órganos, les van a preguntar a nuestros seres queridos qué era lo que nosotros queríamos, y si no conocen cuál era nuestra voluntad, entonces le van a preguntar a nuestros familiares”, refirió.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *