Type to search

Gobierno

Cobertura, pensión y otras 3 claves del cambio en el IMSS para burócratas

El secretario de Administración y Gestión Pública, Kristian Meiners, brindó detalles sobre la cobertura médica, la portabilidad de la pensión y otras tres claves sobre el cambio en la inscripción de los trabajadores de confianza del Gobierno del Estado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quienes pasaron de la modalidad 10 a la 38.

El funcionario estatal abundó que la razón por la que decidieron realizar la referida modificación es poner fin a una irregularidad que tenían detectada desde 2014, relacionada con la forma en la que se cotizaba en el IMSS, y es que estos empleados cotizaban a 4.1 salarios mínimos, aunque en promedio sus percepciones son mayores.

“Estaban cotizando a 4.1 salarios mínimos ante el IMSS, aunque el promedio es mayor. El IMSS dijo que se le deben 200 millones de pesos que se van a pagar a cuatro años. Esto nos lleva a tomar la decisión de que no nos alcanza para pagar dos sistemas de pensiones. Ahora se va a cotizar a salario real”, dijo este miércoles a Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com.

“Esta medida no es para ahorrarle dinero al Gobierno del Estado, es para regularizar las tres cosas que vamos a estar dando de forma legal y regular: la Ley de Pensiones, la parte de guardería y el servicio médico a través del Seguro Social”, añadió.

A continuación te presentamos las 5 claves que mencionó el secretario sobre los cambios en la modalidad del IMSS para los trabajadores de confianza.

 1.- La cobertura médica 

Kristian Meiners destacó que la cobertura médica no sufrirá ninguna modificación para aquellos trabajadores que tienen más de 52 semanas cotizadas en el Seguro Social.

“Tal cual los estaban atendiendo antes del cambio en la modalidad para los que tienen más de 52 semanas”, refirió.

 2.- Los que tienen menos de un año cotizando 

Para aquellos que no completan ese periodo sí habrá algunas limitantes en lo relacionado con la cobertura médica para enfermedades preexistentes.

“Se les pondrá en la mesa cuáles son las características de este servicio médico para los que entren a futuro. Esos nuevos empleados tendrán la decisión de aceptar esas condiciones o buscar otras opciones”, añadió.

 3.- La portabilidad de la pensión 

El titular de Administración y Gestión Pública detalló que van a firmar un convenio con el IMSS y con el ISSSTE a fin de que la bolsa que acumulen los empleados durante los años que coticen, pueda ser transferida de una instancia a otra si termina la relación laboral.

“Se van a hacer tablas de equivalencias para que sean transferibles los beneficios pensionarios, ya sea el IMSS o el ISSSTE. Esa portabilidad va a ser incluso interna porque dentro del propio instituto de pensiones estatal, todas las entidades públicas están juntas pero no revueltas, cada quien tiene su propia cuenta institucional”, aseveró.

“Si trabajabas en el Ayuntamiento de Manzanillo y después te vas a trabajar al Gobierno del Estado, te llevas esa bolsa de tu cuenta institucional que tenías en el municipio de Manzanillo a tu cuenta estatal”, abundó.

 4.- Las guarderías 

Meiners mencionó que, por lo pronto, los trabajadores del Gobierno del Estado pueden seguir haciendo uso de las guarderías del IMSS con normalidad, mientras la administración se hace de las condiciones necesarias para adecuar una guardería propia que pueda brindar atención personalizada a los empleados y sus hijos.

“Siguen como están, los trabajadores que tienen niños en las guarderías los pueden seguir llevando a la guardería que acostumbran del Seguro Social. Los vamos a cambiar una vez que tengamos las condiciones adecuadas en guarderías estatales, con la ventaja de que vamos a tener una guardería a la medida de los trabajadores del estado, acorde a horarios y cuestiones de atención específica”, señaló.

 5.- ¿Y los sindicalizados? 

El funcionario reconoció que el líder del Sindicato de los Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado de Colima (STSGE), Martín Flores, está buscando que sus agremiados continúen cotizando ante el IMSS a 4.1 salarios mínimos y si bien tenían un convenio “apalabrado” con el Instituto, han tenido problemas jurídicos para que se pueda materializar y están a la espera de que se defina su situación.

“Tienen un convenio apalabrado para cotizar a 4.1 salarios. Tuvimos una reunión con el director general del Seguro Social el año pasado en donde se mostró la voluntad de poder materializar eso, ha habido problemas jurídicos para que se pueda materializar, estamos en pláticas con el sindicato y el IMSS, vamos a ver como se pueden acomodar las cosas. El sindicato está en su derecho de buscar las mejores condiciones para sus agremiados”, aseguró.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *