Type to search

Seguridad

Las claves de la Ley de la Guardia Nacional que importan a los estados y municipios

La Ley Orgánica de la Guardia Nacional, aprobada este martes en el Senado, incluye elementos clave para los estados y municipios: desde quién nombrará a las figuras a cargo, hasta la coordinación que se prevé con la Federación y los compromisos que debe hacer el gobierno local que solicite la ayuda de esta corporación.

El Artículo 88 de la minuta aprobada y turnada a la Cámara de Diputados —junto con las leyes del Registro de Detenciones y la de Uso de la Fuerza, así como reformas al Sistema Nacional de Seguridad Pública— señala que esta nueva corporación, clave en el Plan de Paz y Seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, participará con las instituciones en la materia de las entidades federativas o de los municipios para la realización de operaciones coordinadas, para lo cual los gobernadores será invitados a estas instancias.

El Artículo 89 establece que la celebración de convenios de colaboración entre los gobiernos estatales o municipales con la Guardia Nacional deberán hacerse por conducto del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, en este caso Alfonso Durazo. Estos mecanismos para la realización de acciones continuas en materia de seguridad pública serán por un tiempo determinado.

El Artículo 90 señala que en estos casos los gobernadores y los alcaldes asumirán las responsabilidades de asistir a las reuniones de coordinación que se convoquen, aportar información necesaria para la colaboración, mantener el nivel de inversión en infraestructura, equipamiento y servicios públicos que se requiera para enfrentar y superar las amenazas, asegurar el cumplimiento de los requisitos de ingreso y permanencia de los integrantes de sus instituciones de seguridad pública, y presentar informes periódicos sobre el avance del programa de fortalecimiento institucional.

El Artículo 91 acota que la coordinación entre estados y la Guardia, vendrá emparejada de un programa de mejora técnica, operativa y financiera de las instituciones de seguridad pública de las entidades federativas y de los municipios, que contará con objetivos, instrumentos de seguimiento y evaluación e indicadores de avance y metas, con las previsiones necesarias en los presupuestos de la Federación y de las entidades

El Artículo 92 aclara que los recursos humanos, económicos y materiales necesarios para la operación de la Guardia Nacional estarán a cargo de la Federación, y que “excepcionalmente” habrá aportaciones de las entidades y los municipios cuando la corporación realice tareas de seguridad pública de competencia local.

La Guardia Nacional operará con coordinadores territoriales y estatales, que serán nombrados por el secretario de Seguridad a propuesta del comandante de la corporación, quien a su vez es designado por el presidente de la República.

El Artículo Transitorio Tercero detalla que para ser coordinador territorial se necesita haber servido en su fuerza de procedencia por lo menos 30 años, contar con título de licenciatura en materias afines a la seguridad pública y tener al menos 50 años de edad. Para ser coordinador estatal es necesario haber servido en su fuerza de procedencia por lo menos 20 años, contar con título de licenciatura en materias afines a la seguridad pública y al menos 40 años de edad.

El Artículo 9 establece las atribuciones y obligaciones de la Guardia Nacional, entre las que destacan que podrá llevar a cabo operaciones encubiertas y de usuarios simulados, así como acciones de vigilancia, identificación, monitoreo y rastreo en la red pública de internet con el fin de prevenir conductas delictivas. En las zonas turísticas, deberán establecerse protocolos especializados para la actuación de este cuerpo.

Los elementos de la corporación también colaborarán, a solicitud de las autoridades competentes, con los servicios de protección civil en casos de calamidades, situaciones de alto riesgo o desastres por causas naturales.

El Artículo 71 establece los consejos de disciplina: Consejo de comisarios, que se encargará de las faltas que hagan los comisarios, los inspectores con mando y los miembros del Consejo de Honor Superior; el Consejo de Honor Superior, que se encargará de las faltas que comentan los inspectores sin mando, oficiales y los integrantes del consejo de honor ordinario, y el Consejo de Honor Ordinario, que se encargará de las faltas que cometan los oficiales sin mando y personal de la escala básica.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *