Type to search

Política

Trabajadores de Profeco Colima temen ante la desaparición de las delegaciones

Trabajadores en Colima de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) temen por su futuro laboral, luego de que fueron informados por su dirigencia gremial de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó a cerrar las delegaciones estatales.

El líder local del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Profeco, Rafael Barajas, pidió que ante la creación de las Oficinas de la Defensa del Consumidor (Odeco) a partir del 1 de junio, las cuales serán regionales, no se cierre la representación de Colima y se dejé una unidad de servicios, al señalar que de otra forma tendrán que trasladarse a otra entidad.

Empleados del sector colocaron en el edificio de la Delegación, en el Centro de la capital colimense, mantas con mensajes para manifestar que esta decisión del gobierno federal afecta sus derechos y la situación de sus familias.

Barajas comentó que el sindicato les hizo llegar el 22 de mayo una circular en la que se les avisó que, ante dichos cambios, se contemplaba la sustitución y desaparición de algunas delegaciones, entre ellas la de Colima.

“Hemos estado trabajando con el Comité Ejecutivo para que nos puedan apoyar en el sentido de que se pudiera dejar una unidad de servicios, una Odeco pero en el estado de Colima”, comentó a EstaciónPacífico.com.

El representante sindical señaló que la opción que de inicio se les planteó es moverse a la delegación de Tlaquepaque, Jalisco, por ser la más cercana para el estado, pero que todavía no tienen información sobre cuándo iniciarían labores en dicha entidad o el domicilio de las oficinas.

Barajas agregó que esto les afectará económicamente al tener que buscar una nueva residencia y pagar una renta, al apuntar que el pago que reciben quienes tienen una base en la institución es de 10 mil pesos por mes y no creen poder costear el cambio.

“Tenemos que trasladarnos hasta el municipios de Tlaquepaque que es la más cercana al estado de Colima, nos estamos viendo afectados en el sentido de tenernos que trasladar con familia (…) afecta gravemente a nuestra economía familiar”, expuso.

El líder de los trabajadores dijo que 14 trabajadores de base serían afectados con este traslado, y entre las opciones que se les ofrece en la circular en caso de no querer irse a Tlaquepaque están: elegir la Odeco que más les convenga, reubicarse en oficinas centrales, reservar su plaza hasta por un año para buscar otro trabajo y, a los que estén en condiciones, iniciar una licencia prejubilatoria.

El representante dijo desconocer cómo funcionará la dinámica para que los colimenses puedan acceder a a asesoría de las Odecos y de los servicios que prestaba la Profeco, como la calibración de instrumentos de medición.

“Desconocemos cómo vayan a operar, cómo vayan a trabajar con la ciudadanía en el sentido de las asesorías, la recepción de quejas, la recepción de pagos de servicios que presta la Profeco como las calibraciones de instrumentos de mediciones”, dijo.

Barajas añadió que el Comité Nacional nos les ha dado mayor información, tampoco la encargada de despacho de la delegación, Silvia Rojas, al afirmar que desde que inició mayo no tienen delegado.

 “Nos está matando la duda”, dicen los trabajadores 

Una de las trabajadoras de confianza del lugar, que comentó contar con 25 años de antigüedad y que pidió que su nombre no se publicara, aseguró que la duda la “está matando”, al no saber el domicilio del lugar en el que trabajarán, además de que consideró inviable su cambio, al señalar que en Colima recibe un tratamiento médico de especialidad y uno de sus hijos está cursando el bachillerato.

“Tengo un hijo en el bachillerato y no lo puedo mover (…) es algo muy incierto porque no nos dan ni la dirección para nosotros poder cotizar nuestros alimentos, para poder saber cuánto más o menos vamos a gastar (…) nos está matando la duda”, lamentó.

Otra mujer que ha laborado en la Profeco por 13 años indicó, con la misma solicitud, sentirse defraudada por esta decisión y piensa que al trasladarlos el trabajo que ha hecho en Colima quedará “tirado”.

“Siento que va a quedar todo el trabajo tirado (…) me siento defraudada, no tenemos la economía para irnos a otro lado”, reprochó en lagrimas.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *