Type to search

Política

¿Cuál es el nexo Odebrecht-AHMSA-Pemex-Lozoya? Quinto Elemento Lab explica

El caso que involucra en una presunta trama de corrupción al exdirector de Pemex Emilio Lozoya; a la mayor siderúrgica del país, Altos Hornos de México (AHMSA), y a Odebrecht, cuyos ejecutivos han admitido haber entregado millonarios sobornos a políticos de alto nivel en una docena de países, es una “historia muy confusa”, comentó la periodista Alejandra Xanic, de la iniciativa Quinto Elemento Lab, que ha publicado hallazgos al respecto.

La reportera señaló que en 2017, como “un accidente encontrado entre los papeles de Odebrecht”, dieron con indicios de posibles vínculos entre la brasileña, cuyas operaciones indebidas han desatado un escándalo en todo el continente, y la compañía de Alonso Ancira, uno de los empresarios más importantes de México y quien el martes fue arrestado por la indagatoria federal en este caso, misma por la que se libró una orden de aprehensión contra Lozoya, quien ha negado cualquier actuación indebida.

Estos nexos no apuntan a negocios compartidos, sino al posible uso común de vías para entregar recursos con la intención de corromper a funcionarios.

“Hay dos historias que en principio no tendrían nada que ver, que se unen en una cuenta de un banco en Antigua. AHMSA y Odebrecht no son empresas que estuvieran en esta trama relacionadas en algún negocio, sin embargo AHMSA utilizó por lo visto la plataforma de lavado de dinero que montó Odebrecht con la que distribuía dinero de pagos indebidos para realizar una serie de transferencias”, relató a Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com.

Lee aquí el reportaje completo publicado en agosto pasado por Quinto Elemento Lab, parte de la red de periodistas de media docena de países que colaboraron en desmenuzar el expediente Odebrecht.

 La trama 

Xanic recapituló la historia. Inició en enero de 2014 con la compra de una planta de fertilizantes por parte de Pemex en el gobierno de Enrique Peña Nieto (2006-2012), bajo la administración en la petrolera de Lozoya. La paraestatal pagó 475 millones de dólares por Agro Nitrogenados, cuyas instalaciones y el equipo han sido calificados como “chatarra”, en una transacción avalada por su Consejo de Administración.

Más allá del supuesto desfalco, sobre los cuales la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró una serie de irregularidades, la revisión del caso por parte de Quinto Elemento Lab halló transferencias en un estado de cuenta de la compañía offshore Grangemouth —creada por un consultor para distribuir sobornos de Odebrecht a funcionarios y políticos de América Latina y África— canalizadas a Zecapan, otra empresa “fachada” (registrada en las Islas Vírgenes Británicas y con cuentas en un banco del Principado de Liechtenstein) que, según documentos y testimonios de Ejecutivos de la brasileña, está ligada a Lozoya,

“A esta cuenta de Grangemouth encontramos que un mes después de que se anunció la compra de Agro Nitrogenados llegó el primero de tres transferencias de dinero en total por 3.7 millones de dólares. Nuestra sorpresa fue: ¿qué hace una transferencia de dinero de Altos Hornos de México a una empresa fantasma de Odebrecht? Ése fue el primer misterio”, recordó Xanic.

Pese a los indicios de que Grangemouth “en la lógica de Odebrecht nada más era un punto de distribución”, según la periodista, AHMSA comentó a Quinto Elemento Lab que efectivamente la contrataron en enero de 2013, pero para que les hiciera una serie de servicios como “buscarles maquinaria y carbón en el mercado internacional”.

Xanic desestimó esta aseveración al apuntar que Grangemouth es una empresa fantasma (sin actividades comerciales, propiedades, empleados, oficinas ni hipotecas.) que fue constituida en marzo de 2013, es decir dos meses después de la firma del supuesto contrato con AHMSA.

“Ése es el tipo de cosas o intrigas que la autoridad tendría que resolver, pero nos parece, nos salta como inusual que un contrato se firme con una empresa antes de que ésta exista formalmente, en lo legal no estaba su acta constitutiva”, consideró.

 Ingeniería financiera secreta 

El reportaje señala que, de acuerdo con las declaraciones juradas de tres altos funcionarios de Odebrecht rendidas a la Fiscalía de Brasil para obtener reducciones en sus condenas por actos de corrupción, Lozoya habría recibido de la brasileña —es decir en operaciones independientes de la de AHMSA— 10 millones de dólares entre 2012 y 2014, para lo cual el mexicano les habría indicado hacer los depósitos en la cuenta de la citada Zecapan.

La periodista añade que hay elementos para plantear la hipótesis de que el entonces director de Pemex les pidiera usar su “ingeniería” para triangular los presuntos pagos ilícitos que le habría transferido AHMSA.

“Hemos entrevistado a personas en Brasil involucradas en el caso, y nos han dicho que los consultores que ayudaban a Odebrecht en estos entramados financieros montaban sistemas muy complejos para tratar de evitar que se supiera de dónde salió el dinero y a dónde llegó. Había toda una ingeniería y un departamento secreto en Odebrecht dedicado a montar operaciones secretas y a canalizar de manera secreta los dineros.

“Lo que dicen ahí, y ha salido a relucir en otros casos de otros países, es que ocasionalmente los políticos o funcionarios pedían utilizar esas plataformas para canalizar dinero que venía de otras bolsas (…) ‘Oye voy a recibir un pago, a ver si me pudieras echar la mano'”, explicó.

El reportaje de Quinto Elemento Lab apunta a otro rastro de la conexión: la revisión de la ASF encontró que en 2015 Lozoya utilizó un helicóptero comprado por Pemex (con la excusa de realizar labores de seguridad) para realizar 54 vuelos, esto es cerca de una vez a la semana, a la torre en Polanco donde despachaba Alonso Ancira, presidente de AHMSA.

Xanic consideró que las autoridades deben revisar estas sospechas para determinar qué es cierto, a través de mecanismos como la revisión de las cuentas bancarias.

“Hay una serie de coincidencias importantes: se anuncia la compra de una empresa a un precio por arriba del que según autoridades era indicado; al mes empiezan las transferencias de Altos Hornos a una empresa, de esa misma empresa salieron pagos a Zecapan, una compañía que según han dicho a la Fiscalía de Brasil tres ejecutivos de Odebrecht, era la cuenta a la cual canalizaban dinero de pagos indebidos para el señor Lozoya. Ésa es la trama”, recapituló.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *