Type to search

Comunidad

Este protocolo guía a los negocios a actuar ante el acoso contra las mujeres

El Observatorio Ciudadano de Chiapas creó un protocolo para que los negocios sepan cómo actuar en caso de ser testigos de acoso callejero en contra de las mujeres, de forma segura tanto para los empleados como para las víctimas, y que es replicable en otros contextos locales como Colima.

Carmen Villa, directora de la asociación civil LigaLab, que alberga al Observatorio, señaló que este protocolo nació luego de los casos de mujeres que denunciaron estar en peligro de ser raptadas en público en el Metro de la Ciudad de México, sin que nadie interviniera. Añadió que esto provocó que algunos negocios se unieran para ofrecer protección, lo cual hizo que esta organización se cuestionara qué tan preparados están los establecimientos y la sociedad para implementar acciones.

“Nos cuestionamos mucho si como sociedad y específicamente si estos negocios están preparados para actuar de forma que se pueda detener el delito o la violencia que se está ejerciendo, que no necesariamente tiene que ser un delito, y que se haga además segura para el negocio, segura para los empleados que están ahí y segura para la mujer agredida”, dijo vía telefónica a EstaciónPacífico.com.

Villa enfatizó que el acoso callejero está vinculado a una serie de violencias en contra de la mujer, las cuales son escalables. Señaló que este modelo es replicable y no se necesita experiencia técnica para aplicarlo, ni tampoco inversiones, y confió en que sea adoptado en otros estados como Colima.

“La idea es que cualquier instancia en otro municipio, en otro estado, incluso en otro país que quiera replicar este modelo puede tomarlo y auto-replicarlo, sin necesidad de que haya inversión o personal capacitado”, afirmó.

“Ojalá y sí lo adoptaran en otros estados. Colima también tiene varios municipios con alerta de género decretada, el acoso callejero no solamente es un tema de que a las mujeres nos incomode al pasar por la calle, sino cómo entender también que está vinculado a una serie de violencias que son escalables”, añadió.

 El modelo 

El protocolo incluye una serie de 5 pasos, que son: observa, empatiza, actúa, acompaña y reporta. En ellos se explican acciones como confrontar al acosador, crear una distracción para poner fin a lo que está pasando, documentar cosas que pudieran servir en la denuncia o escuchar sin juicios a la víctima.

El mecanismo señala que para prevenir desde los negocios se puede elaborar un plan para intervenir en caso de estas situaciones, evitar comentarios discriminatorios y mantener una plantilla de trabajo compuesta por personas de ambos sexos.

Villa aseveró que el diseño del documento se hizo en conjunto con la Fiscalía Especializada en Delitos para la Mujer y el Centro de Justicia para las Mujeres de la localidad.

La especialista comentó que para perfeccionarlo, en julio darán talleres a un grupo de 10 negocios en el centro de Tuxtla Gutiérrez, para que tras aplicarlo de forma que en diciembre se pueda hacer una nueva entrega de este ya con los ajustes que se consideren necesarios.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *