Type to search

#ElFaro Política

#ElFaro: La cuenta regresiva de la Guardia Nacional / Los $1,500 de Ximena Puente

 GUARDIA NACIONAL: CUENTA REGRESIVA  El próximo domingo inicia el primer despliegue formal de elementos de la recientemente creada Guardia Nacional, y es la fecha en que no existe claridad sobre cómo operará en Colima… vamos, aún no hay siquiera información oficial sobre si en esta etapa inaugural llegará al estado, que es el que vive con los más altos índices proporcionales de violencia homicida.

El presidente López Obrador y los más altos funcionarios en la cartera de seguridad han insistido en que el 30 de junio arranca operaciones esta corporación, que es la espina dorsal del Plan federal de Paz y Seguridad y en la cual autoridades estatales y municipales en Colima han fincado gran parte de su esperanza de que el arribo de ayuda federal contribuya a revertir la apremiante situación de inseguridad.

Pero en los anuncios en torno a este banderazo de salida no ha habido menciones concretas para Colima, como sí los ha habido con otros estados —innegablemente también con problemas y necesidades urgentes—, algunos de los cuales incluso ya cuentan con presencia de estos nuevos elementos.

Y, aunque la Federación envió una avanzada de uniformados militares a la zona costera del estado, sería un buen gesto puntualizar la manera en que la Guardia Nacional coadyuvará a regresar la paz a los colimenses, incluyendo los cuántos, cuándo, dónde y cómo sobre estas actuaciones.

En su visita de marzo a Manzanillo, AMLO prometió “serenar” a Colima, y en la de junio en la capital afirmó que no olvidaría nunca al estado. Es hora de actuar. Obras son amores.

 ¿CUÁL ERA LA BRONCA?  Aquí dijimos que no entendíamos cuál era la bronca real por la Ley de Movilidad: Gobierno del Estado y mayoría del Congreso avalaban el descuento universal a estudiantes, y, además, nuestras fuentes en las negociaciones nos decían que el mandatario estatal tampoco estaba muy interesado en defender a los gremios del PRI —transportistas de ruta, taxistas y mucho menos a la FEC. Entonces, ¿cuál era la bronca? Las ganas de pelear de algunos, y eso había imperado.

El priista Rogelio Rueda invitó durante una entrevista con este equipo de noticias a sus compañeros diputados y al gobernador —su jefe político— a dejarse de cosas y ponerse a chambear para aterrizar el fondo de la reforma: ampliar derechos para los colimenses.

Tras unos días de mostrar los dientes ambos lados, regresó el viejo arte de la política y acordaron prácticamente lo mismo que ya habían acordado antes: cambiar la redacción para que el descuento no lo “garantice”, sino que lo supervise el gobierno estatal, y para que éste sea de 50% y no “de al menos 50%”. Esto, y una apertura del Consejo Consultivo Estatal de Movilidad Sustentable para que los asientos que ahí tienen estudiantes no estén casi asegurados para la FEC.

Así que en todo esto quedan claras dos cosas: una, que la defensa de los gremios del PRI no es la prioridad del gobernador, como le exigió alguien que ya ocupó ese puesto; y, dos, que cuando se ponen a chambear pueden llegar a acuerdos… ¿Qué no se les puede ocurrir eso a ambos lados antes de aprobar una ley?

 LA AGENDA DE MORENA  Algunas bancadas de diputados de Morena en los congresos de otros estados dan nota a nivel nacional por lo estrambótico de algunas de sus propuestas y declaraciones, pero sobre todo porque ciertas iniciativas y acciones suyas van en contra de la agenda de la izquierda, el espectro en el que su máximo líder, el presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha desenvuelto durante su larga carrera política y con la cual pidieron el voto en 2018.

Tan ha sido así, que las propias instancias partidistas han abierto procesos en contra de este tipo de comportamientos. El último caso entre éstos es el de seis integrantes de la fracción morenista en el Congreso de Sinaloa, cuyos votos se unieron a la minoría de la oposición para inclinar la balanza en contra del matrimonio igualitario, lo cual provocó escándalo en todo el país.

En este contexto en el que supuestos representantes de la “izquierda” gobernante se oponen al avance de la agenda de derechos, es notable la consistencia de aquéllos que están en posiciones similares en Colima.

El Grupo Parlamentario liderado por Vladimir Parra ha dado muestras de su respaldo a la comunidad LGBT+, baste mencionar la reciente reforma que impulsaron —y que fue aprobada con el respaldo del resto de los partidos— para que las personas puedan solicitar cambios a su acta de nacimiento para hacerla concordar con el género con el cual se identifican. Incluso pidieron al Gobierno del Estado disminuir a una cuarta parte el costo del trámite.

La semana pasada, Parra presentó otra nueva iniciativa para ajustar algunos artículos del Código Civil, al detectar ciertas disposiciones que —de acuerdo con su análisis— “son discriminatorias contra mujeres, personas de la comunidad LGBTTTIQ y personas con enfermedades infectocontagiosas, crónicas o incurables”.

Es de reconocer que en la sociedad hay una amplia variedad de opiniones en torno a temas considerados controvertidos, pero también es de reconocerse la congruencia con que, hasta ahora, se ha mantenido la bancada de Morena en Colima.

 LOS $1,500 DE XIMENA  A la excomisionada presidenta del Inai, la colimense Ximena Puente de la Mora, ese espinoso tema de la “transparencia” le jugó una mala pasada.

La priista quiso regresar a casa, donde públicamente al menos ha estado poco, para hacer una obra buena y —de paso— dar nota: iba a donar una lana a la Cruz Roja. Convocó a medios, estuvo la gente de la institución, del DIF que también participa en el Patronato y que lleva mucho del esfuerzo de esta colecta, y llegó con su recibo de su transferencia.

Y, ¿qué creen? Pues que fue por 1 mil 500 pesotes… ¿Cuánto? Sí, leyeron bien, 1 mil 500 pesotes. Representa el 2% de la dieta mensual de una diputada federal, o menos de la mitad del boleto de avión ida y vuelta a la Ciudad de México con Aeromar —no es que tengamos preferencias, es que Volaris no vuela en lunes a Colima.

Sí, toda aportación suma, pero toda aportación que se difunde o se “canta” pierde autenticidad y se evidencia sólo como un ardid publicitario… Y si, aparte, son sólo 1 mil 500 pesos, pues ya ni cómo defenderla, diputada.

Por otro lado, ¿qué necesidad tiene el delegado de la Cruz Roja de andar mintiendo para buscar corregir el resbalón de la diputada? O, si nuestra fuente está equivocada, ¿la diputada o el delegado podrían demostrarnos que entregó antes de la rueda de prensa de este lunes otros 15 mil pesos a la Cruz Roja?

Apreciables lectores, imagínense este pensamiento: “Me invitaron a donar para la Cruz Roja. ¡Excelente idea!, se me ocurre invitar a la prensa para figurar en Colima, que ya no falta tanto para los tiempos electorales, y qué mejor que con una nota positiva de un donativo para una causa noble. Ok, sí, hay que invitar a la prensa. Entre más, mejor. Sí, qué buena idea. Ok, ¿y cuánto dono?… ¿pues unos 500 no? Si cuando están en una esquina y das 20 pesos se quedan muy agradecidos, pues con 500, 20 veces mejor… No mejor, tres veces eso para que quede claro que soy generosa: 1 mil 500 pesotes, que al final es más que una quincena de salario mínimo, una lanota. Sí, genial, así lo haré”.

 EL CAUDILLO DEL… ¿SUR?  El 10 de abril se celebró el centenario del asesinato de Emiliano Zapata, El caudillo del sur, pero más de dos meses después el fervor permanece en Colima, al menos en el Gobierno del Estado.

Le explicamos: resulta que la Secretaría de Cultura anunció un homenaje al poeta Amado Nervo con motivo de (porque así son estas cosas de las coincidencias) los 100 años de su muerte, en el cual participarán los escritores Juan Villoro y Hernán Bravo, así como Guillermo Zapata (sí, Zapata, por si faltaban coincidencias), compositor quien se ha dedicado a la investigación histórico-musical de diversas etapas del país.

Y, en medio de esta madeja de referencias que se entrelazan, la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno del Estado emitió un comunicado en que señaló que Guillermo Zapata era conocido como “El Caudillo del Sur”, que —como todos los mexicanos sabemos— es el apelativo pero del otro Zapata, de Emiliano, en tanto que a Guillermo, el compositor que es nuestro contemporáneo, se le conoce como “El Caudillo del Son”, y quizá lo recuerde por su pieza Comes y te vas, con la que le reprochó al entonces presidente Vicente Fox su falta de cortesía hacia el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro. Bueno, no pasa de una confusión por un par de letras.

 #ElFaro  busca echar luz sobre los entresijos de la real politik colimense y compartir comentarios sobre la actualidad, con base en la información periodística recabada por reporteros y editores. Únete a la conversación en Facebook y Twitter.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *