Type to search

Comunidad

Mototaxis ignoran a la Semov y recurren a los Ayuntamientos para regularizarse

Los mototaxis de Cuauhtémoc, Coquimatlán y Comala, que no cuentan con autorización de la Secretaria de Movilidad (Semov), afirman que para operar les basta el permiso de los municipios y que no requieren aval del Gobierno del Estado, e incluso prevén que este servicio pueda extenderse a Manzanillo y Armería.

Pese a que la Semov no aprueba la circulación de este servicio de transporte, al argumentar que no está contemplado en la ley en la materia y que es inseguro, operadores en Cuauhtémoc establecieron una cooperativa para solicitar respaldo del Ayuntamiento de dicho municipio, y aseguran que diferentes personas de Armería se han acercado para pedirles que lleven este proyecto al municipio costero.

El representante de los mototaxis en Cuauhtémoc, Gabriel Núñez, mencionó que la cooperativa también acudió a Manzanillo, donde ofrecieron el modelo a la alcaldesa, Griselda Martínez. De acuerdo con el dicho del operador, la presidenta municipal les habría dicho que éste era necesario porque hay taxis que no entran a algunas colonias alejadas de la ciudad.

 ¿Es legal? 

Los representantes de los mototaxis y el Gobierno del Estado sostienen posiciones encontradas respecto a la legalidad de este servicio.

El secretario del Ayuntamiento de Cuauhtémoc, Aldo García, quien además se ostenta como representante de los mototaxis que operan en el estado, comentó que la operación de este servicio en Cuauhtémoc está fundamentado bajo la aprobación del Cabildo municipal.

“Este servicio puede funcionar bajo una licencia otorgada por el Ayuntamiento, sin que se requiera la intervención de la Secretaría de Movilidad, ya que al ser un servicio que no traspasa los límites del municipio, no se debe otorgar una concesión, basta con una licencia otorgada por el poder local para funcionar”, dijo a EstaciónPacífico.com.

El funcionario local enlistó algunas especificaciones que el Ayuntamiento de Cuauhtémoc pide para otorgar las licencias, las cuales son no salir de los límites del municipio, tener licencia para conducir y licencia expedida por el Cabildo, que las motos estén aseguradas y que estén reguladas tanto por la cooperativa como por la alcaldía, además que el chofer esté capacitado y que el vehículo cumpla con especificaciones de seguridad.

El alcalde de Comala, Donaldo Zúñiga, reconoció que el gobierno municipal no cuenta con facultades para otorgar una concesión, por lo que mencionó que exploran cómo podrían autorizar estas operaciones.

“Dentro de las facultades que tenemos nosotros como ayuntamiento, no podemos expedir una concesión, sí pudiéramos tener quizá una especie de licencia, pero nosotros estamos buscando cómo pudiéramos darles esa autorización”, dijo vía telefónica a EstaciónPacífico.com.

El presidente municipal enfatizó que, aunque mantienen una disposición para cooperar con la Semov, este nivel de gobierno es el indicado para actuar contra quienes consideren que incumplen con la legislación. También reiteró que, desde su punto de vista, el servicio de los mototaxistas «es bueno para la gente», por lo que insistió en que los municipios deben entrarle a regularlo por medio de cuotas y tarifas.

«El sistema no me permite hacer una redada completa y detener totalmente a los motociclistas, la ley lo dice muy bien: yo soy la autoridad auxiliar para la Secretaria de Movilidad pero es a ellos a los que les compete hacer los operativos, a la totalidad de lo que a ellos les convenga y de acuerdo a la ley estatal que nos rige», indicó.

El artículo 121 de la Ley de Movilidad del Estado especifica los tipos de “servicio de transporte público individual motorizado”, en donde sólo contempla al taxi, taxi mixto (persona y carga), taxi estándar, taxi ejecutivo público y taxi ecológico, sin mencionar a los mototaxis como un servicio autorizado. EstaciónPacífico.com solicitó una entrevista con la Semov sin obtener respuesta.

La Semov no contempla a los mototaxis como un servicio legal, por considerar que estas unidades representan «un grave riesgo para los usuarios», al alertar que debido a la velocidad y la falta de carrocería pueden provocar «serias lesiones» en un percance vial, además de ser inestables al momento de circular.

En lo que va del año, agregó la Secretaría en un comunicado difundido el 10 de julio, se habían recogido 27 unidades, y aseveró que continuarían con los operativos para detenerlos.

“Se trata de vehículos fuera de la ley y no son los adecuados para prestar el servicio de transporte público, debido al riesgo que representan para la integridad de los usuarios”, señaló.

 Operativos 

El secretario de Movilidad, Rafael Martínez Brun, comentó en mayo a medios locales que se habían realizado diferentes operativos para llevarse los mototaxis desde que comenzaron el servicio de transporte en Cuauhtémoc, hace aproximadamente dos años.

El secretario agregó que a quienes son detenidos se les pone una multa de 6 mil pesos y se les hace firmar un documento en el que se comprometen a no reincidir, bajo la advertencia de que si lo hacen se les retiraría la unidad.

El representante de los mototaxis en Cuauhtémoc, Gabriel Núñez, reprobó este tipo de medidas de parte de la autoridad estatal.

“Son actos cobardes los que realiza la Semov, ya que están implementando medidas mañosas que arriesgan a los choferes y a la misma sociedad”, afirmó.

José Michel, de los mototaxis en Coquimatlán, confirmó este tipo de acciones para frenar el servicio que prestan.

“La gente de Movilidad iba y, escudados en que no tenían una concesión, los infraccionaban, subían las motos a la grúa y se las llevaban”, relató.

El alcalde Donaldo Zuñiga, de Comala, admitió que la autoridad estatal cuenta con la facultad para realizar los operativos, pero afirmó que también ellos pueden promover una reforma para incluir otros medios de transporte.

“Nosotros somos respetuosos de ello, pero también creo que el hecho de que estén aplicando los lineamientos que actualmente existen para la regulación de este sistema, no los exime de que tengamos que estar apoyando e impulsando la actualización de la Ley de Movilidad para la incorporación de sistemas alternativos”, señaló.

 Buscan llevar el tema al Congreso 

Aldo García, secretario del Ayuntamiento de Cuauhtémoc, adelantó que buscarán que el Congreso del Estado retome el asunto, para sustentar en la Ley el servicio que los mototaxis prestan.

“La última etapa de la batalla legal va a ser impulsar una legislación a favor de los municipios para todo el estado, esa es la intención de la ruta jurídica”, señaló.

“Tenemos que buscar una legislación que asegure que este servicio no caiga en manos de unos pocos, porque eso pervertiría el asunto, que de una vez por todas se legisle a favor de la gente que lo va a trabajar y que se legisle en segundo grado para que esos ingresos sean para el municipio porque está en las fronteras del municipio», agregó.

Zuñiga se pronunció en el mismo sentido de acudir a la intervención del Poder Legislativo.

“Que sean ellos (el Congreso) quienes a través de una reforma a la Ley de Movilidad puedan establecer los lineamientos claros de que se pueda incorporar este sistema al municipio”, indicó.

“De aprobarse este servicio al sistema estatal, que sea regulado por el municipio, porque al final de cuentas van a operar en nuestras vialidades; el problema, los beneficios y los perjuicios serían para el municipio”, acotó.

El representante de los operadores de Coquimatlán, José Michel, reconoció que en su caso han operado desde febrero sin tener algún tipo de permiso otorgado por Ayuntamiento, pero manifestó su intención por cumplir con regulaciones.

“Nosotros no estamos en contra de poder regularnos, nosotros no queremos estar trabajando de esta forma, queremos pagar los impuestos que se tengan que pagar, queremos cumplir con los requisitos que nos pidan”, aseguró.

Con información de Miguel Ángel Vargas

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *