Type to search

#ElFaro Política

#ElFaro | La batalla política que viene / ¿Participación ciudadana?

 LA BATALLA POLÍTICA QUE VIENE  Desde lejos, se puede oler el conflicto político que se avecina: la aplicación del descuento en el transporte público colectivo. Algunos concesionarios han elegido este tema como un frente (o un pretexto) para otras batallas, entre las que incluyen solicitar un aumento de tarifa, o cómo garantizar que ciertos interlocutores y grupos (ellos meros) mantengan su influencia y su poder.

No sólo son los concesionarios contra la mayoría morenista en el Congreso local que promovió y avaló la universalización del descuento en los términos en que quedó, es también una batalla en el interior del partido y/o sistema político gobernante en la entidad: “Nacho, en el transporte mandamos nosotros”, parece ser el mensaje que quieren enviar al gobernador Ignacio Peralta, o la realidad que quieren imponer en el estado.

De cara a los ciudadanos, debe haber en este tema sólo una preocupación: que se cumpla la ley. ¿Qué es esto? Que el descuento de 50% a todos los estudiantes se aplique sin complicaciones ni obstáculos.

Los concesionarios decían que, con este descuento, iban a perder cientos de millones de pesos —literal. El gobierno estatal les dijo —como ya les habían dicho los diputados y algunos especialistas— que eso no es cierto. En ese sentido, el mandatario estatal ya les respondió a los concesionarios: “Hasta el 31 de octubre de 2021, en Colima mando yo”.

Más allá de pugnas políticas, no se debe perder de vista lo importante: estamos hablando de facilitar a los jóvenes el acceso a la educación. Como dijera la extitular de la Semov Gisela Méndez (palabras más, palabras menos): “¿Qué puede haber más mezquino que regatear eso a los niños y jóvenes que representan el futuro de Colima, por defender intereses económicos o políticos?”.

 ¿PARTICIPACIÓN CIUDADANA?  Las recientes protestas de ciudadanos en el Congreso del Estado provocaron la suspensión de la reunión de trabajo a la que diputados locales convocaron al fiscal anticorrupción, Francisco Álvarez de la Paz, para rendir cuentas sobre el combate a este flagelo. Y es que, a consideración de los anfitriones, la manifestación impidió garantizar condiciones para realizar el encuentro.

Éste es apenas el episodio más vistoso de las múltiples expresiones de inconformidad y repudio de parte de personas que asisten a las instalaciones del Legislativo a hacer uso de su libertad de expresión, en cuyo ejercicio en algunas ocasiones no reparan en guardar las formas mínimas del respeto, civismo y cortesía, y en otras de plano caen en la calumnia —como el viernes de la semana pasada cuando dijeron de manera agresiva que una reportera de EstaciónPacífico.com era «de la prensa vendida» de un canal de televisión… y pues ni una ni otra.

Los manifestantes bien harían en reflexionar si esto es lo que desean con sus actitudes de amedrentamiento: bloquear las labores parlamentarias y el trabajo periodístico profesional. Seguramente no es así, pues eso revelaría que traen una agenda inconfesable… o a menos que sea eso.

 #ElFaro  Busca echar luz sobre los entresijos de la real politik colimense y compartir comentarios sobre la actualidad, con base en la información periodística recabada por reporteros y editores. Únete a la conversación en Facebook y Twitter.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *