Type to search

Comunidad

El DIF municipal de Colima remite 4 casos de explotación infantil a la Fiscalía del Estado

El DIF municipal de Colima informó que, en conjunto con la Comisión de Derechos Humanos local (CDHEC) y dependencias estatales, han remitido cuatro denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por explotación laboral infantil, y que recaban pruebas para integrar una carpeta más como parte de su trabajo para atender y combatir esta problemática.

La presidenta de dicha instancia local, Azucena López, dio a conocer que los cuatro procesos iniciados por la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes en riesgo del municipio capitalino han sido en contra de los padres de los infantes que laboran, y son los únicos responsables de la economía del hogar. Agregó que el quinto caso que buscan integrar corresponde a una familia que obliga a sus hijos a dormir durante el día para que salgan a trabajar por la noche.

«Tenemos denuncias y llevamos juicios, hemos encontrado que lo están haciendo con todo el propósito de abusar de los menores. Tenemos cuatro denuncias a nivel de ya actuar penalmente contra quienes los está exponiendo a esta actividad», dijo a EstaciónPacífico.com.

«Detectamos un caso muy doloroso donde me tuve que meter a la casa porque al niño lo estaban golpeando. Son niños con discapacidad, los duermen todo el día y los sacan en la noche a vender. Estamos por obtener todas las pruebas para cumplir con el requerimiento y poder actuar en consecuencia», añadió.

La titular del DIF mencionó que han realizado —con corte al 3 de septiembre— 124 recorridos, de los cuales 26 fueron matutinos, 59 vespertinos y 39 nocturnos.

«Cuando la Procuraduría cita a los padres o tutores y no acatan las instrucciones ni cumplen con los acuerdos, entonces ésta procede a realizar la demanda ante la Fiscalía y ellos dictan las medidas a tomar», aseveró.

Los recorridos se hacen en conjunto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), un representante de la Secretaría del Trabajo estatal, la Dirección de Comercialización, Abasto y Licencias, y la Dirección de Prevención del Delito y Seguridad Pública del Ayuntamiento de Colima.

López detalló que en ese mismo período han localizado a 81 niños realizando actividades económicas en sitios como el parque de la Piedra Lisa, la comunidad de Lo de Villa, el centro de la capital, la zona de bares y restaurantes en el norte de la ciudad, plazas comerciales, el Festival del Volcán y el Sábora Fest.

La titular del DIF indicó que 57 de esos niños tenían entre cuatro y 12 años de edad, mientras que 24 oscilaban entre los 13 y 17 años. Señaló que durante los recorridos levantan datos de los niños que encuentran trabajando, para posteriormente acudir a sus hogares a realizarles un estudio socioeconómico, igual que a sus escuelas para conocer cómo van con sus estudios.

“No siempre los niños son retirados de sus familias, se trata de poderles ayudar, desalentar que sean el sustento económico de sus familias y que vayan a la escuela. Se realiza el primer contacto y posteriormente se hacen visitas domiciliarias con la finalidad de conocer el entorno y hacer un estudio socioeconómico, visitas escolares para verificar si el alumno va bien en la escuela, si es constante en su asistencia a clases», aclaró.

“Si detectan que exista una situación que los ponga en riesgo, es importante ver cuál es la visión de la escuela hacia ese niño. Derivado del estudio socioeconómico, hemos encontrado las necesidades de las familias y les hemos tramitado becas a los niños, 12 becas del Ayuntamiento, cuatro becas Prospera, una beca Benito Juárez”, indicó.

 ¿Qué tan grave es la explotación laboral infantil en Colima? 

Azucena López consideró que así fuera un solo caso de explotación laboral infantil, sería grave, y añadió que se trata de muchos los casos que han detectado por medio de recorridos. Añadió que una de las problemáticas más grandes es que desde las propias familias se concibe como «normal» que una niña, niño o adolescente sea el responsable de dar sustento económico.

“Cuando hacemos estos recorridos, vemos explotación laboral infantil, es un: ‘tú trabaja mientras yo te cuido y ese dinero es para mantener a toda la familia’. Muchas veces se ponen cuotas y si no lo logran, nos ha tocado ver cómo reaccionan ante ellos si no cumplen con las expectativas de quien los está llevando», precisó.

«Así fuera uno me parece grave. Me ocupo de bajar el número y la incidencia, yo quisiera que no hubiera ninguno. Uno nos parece grave, y tenemos bastantes. Yo diría que es un problema muy grave porque no está en la cultura ni en los sentimientos de quien los manda el visualizarlos como algo que no es correcto. Puedes hablar con las familias y dicen ‘¿Qué tiene?’. No hay un valor que pongan como filtro para tener la actividad», añadió.

 ¿Qué puedo hacer? 

La presidenta del DIF municipal indicó que la mejor forma de contrarrestar la explotación laboral infantil es no comprando los productos que los infantes ofrecen. Mencionó que también es posible reportarlo directamente con el organismo que ella encabeza al 312-7680, o denunciarlo con la Policía del municipio.

«Es muy doloroso decirlo, pero la mejor forma es no comprándoles, o denunciándolo directamente al DIF o a la Policía para que podamos accionar esta parte de la protección de niños, niñas y adolescentes», afirmó.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *