Type to search

Comunidad

¿Qué pasó en la casa de Santa Bárbara con los ahorradores defraudados de JOV?

Un grupo de ahorradores defraudados por la caja JOV allanó y desalojó la mañana de este sábado una casa en la colonia Santa Bárbara de la capital de Colima, bajo el argumento de que esa propiedad fue decomisada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), situación que dejó 11 personas detenidas y que desató reacciones de autoridades locales, federales y actores políticos.

De un lado, una de las mujeres que habitaban dicha vivienda (ubicada en la calle Cóndor) difundió un comunicado donde critica el actuar de los allanadores —afectados por la caja de ahorro cerrada a finales de la década de los noventa por lavado de dinero—, mientras que el abogado de los ahorradores refirió que no había motivos para detener a los manifestantes.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó el sábado que a las 8:30 am de ese día recibieron un llamado al 911 por parte de las mujeres que habitaban la vivienda. Ellas describieron que varias personas se estaban introduciendo violentamente al domicilio.

Cuando las autoridades llegaron, detectaron que aproximadamente 40 personas —quienes se identificaron como ahorradores defraudados de JOV— estaban en las inmediaciones del domicilio y habían sacado muebles y electrodomésticos al patio de la vivienda para impedir que la Policía pasara; de acuerdo con la autoridad, buscaron negociar con los ahorradores, pero no se llegó a ningún acuerdo.

«Una vez que identificaron a Rocío Jaime Lizárraga y Zayra Lizbeth Parra Jaime, víctima de los hechos, mismas que habían sido sacadas a la fuerza del domicilio, los elementos de la SSP, intentaron negociar con los hombres y mujeres que se encontraban en el lugar, a quienes les solicitaron que se retiraran de la vivienda, sin embargo, ignoraron el llamado al diálogo», refirió el boletín de la SSP.

«Alrededor de las 9:10 horas, los elementos de la dependencia estatal pidieron a las víctimas su autorización para ingresar al inmueble y comenzar el desalojo, el cual en su mayoría se desarrolló de manera pacífica, dejando salir a las personas del interior sin restricción alguna y en estricto respeto a los derechos humanos», añadió.

Derivado del conflicto, 11 personas fueron detenidas, entre las que destaca un menor de edad. Tanto el inmueble, como los imputados fueron puestos a disposición de al Fiscalía General del Estado (FGE).

La FGE indicó también el sábado que integró una carpeta de investigación correspondiente a la detención de los 10 adultos y el menor de edad por haber ingresado sin autorización al domicilio de la colonia Santa Bárbara, haber causado daños al inmueble y agredido a las mujeres que habitaban esa casa.

«De acuerdo a lo que establece el Informe Policial Homologado (IPH), la mañana de este sábado las personas ingresaron sin autorización a un domicilio de la colonia Santa Bárbara, en la Ciudad de Colima, donde causaron daños al inmueble y agredieron a quienes lo habitan (…) Asimismo, la Fiscalía del Estado continúa las investigaciones para integrar todos los medios de prueba al expediente, y determinar el caso conforme a derecho», aseguró la Fiscalía.

El área de Comunicación Social de la FGE dijo a EstaciónPacífico.com que el juez no calificó de legal la detención de los ahorradores y les decretó libertad la tardenoche de este lunes, pero siguen siendo imputados de delito y tendrán que asistir a las audiencias que sean citados, es decir, el proceso judicial continúa.

 La versión de las mujeres que habitaban la vivienda 

Lizbeth Parra, una de las mujeres que se encontraba en la casa que fue allanada por los ahorradores de JOV, aseveró por medio de un comunicado que habita ese domicilio junto con su mamá y su hermana desde hace más de 20 años. Destacó que en mayo se presentó en su domicilio un grupo de personas denominadas Asociación de Ahorradores Defraudados de JOV Colima A.C, alegando ser propietarios del inmueble, presentando fotos de una sentencia de 2013, pero sin ninguna orden judicial o requerimiento legal sobre la situación de la casa.

«Si bien es verdad que la antigua propietaria presentó un problema legal por lo cual la escrituración está en trámite en los juzgados con las pruebas correspondientes, no ha llegado al domicilio ni ha sido requerido ninguna orden judicial, notificación formal o algún requerimiento sobre la situación del inmueble», detalló en el texto difundido a medios de comunicación la noche del pasado sábado.

«Pero lo ocurrido el día 14 de septiembre sobrepasa todo límite y pone en riesgo la integridad de mi madre, mi hermana y la mía, tres mujeres que estamos siendo víctimas de un actuar sin escrúpulos y a todas luces mal intencionado, por lo cual no puedo permanecer más en silencio», añadió.

Lizbeth Parra acusó al abogado Agustín Díaz Torrejón, al periodista Luis Tadeo y al exdiputado local Esteban Meneses de «azuzar» a las personas para que cometieran la ilegalidad de entrar por la fuerza a la vivienda. Destacó que, a su parecer, se trata de «un montaje político y mediático» para dañar a su primo, el coordinador de la bancada de Morena en el Congreso, Vladimir Parra.

«Agustín Díaz Torrejón, Luis Tadeo y Esteban Meneses no son héroes, son manipuladores que impulsaron a personas a cometer un delito y luego victimizarse (…) Quiero aclarar también que la detención de las personas implicadas responde principalmente a un hecho de violencia contra la mujer, además de allanamiento de morada y robo a casa habitación, no un hecho político, no tienen ningún tipo de vinculación con ningún funcionario o partido político, como lo han hecho creer estos tres personajes, abundó.

 Lo que dice la defensa de los detenidos 

El abogado Agustín Díaz Torrejón, encargado de representar legalmente a los ahorradores defraudados de JOV, dijo en redes sociales que contaba con las pruebas necesarias para desvirtuar las acusaciones de las mujeres ofendidas en contra de los allanadores.

En una transmisión de Facebook, el litigante acude a una de las mesas de la FGE para presentar videos de lo acontecido la mañana del 14 de septiembre y algunas entrevistas con testigos presenciales a modo de prueba.

«Son pruebas que desvirtúan las declaraciones, entrevistas de testigos presenciales para la liberación de los compañeros», señaló.

 Morena condena la agresión en contra de las mujeres que habitaban la casa 

El coordinador de los diputados de Morena, Vladimir Parra, emitió a nombre de la bancada un comunicado donde desaprueba el actuar de los ahorradores de JOV.

«Dos mujeres fueron despojadas de su vivienda de manera violenta, recibiendo agresiones físicas por parte de sujetos que, sin algún documento legal probatorio, hicieron uso de la fuerza para agredir a las víctimas y expulsarlas del inmueble en el que viven. Condenamos enérgicamente cualquier acto de violencia que se ejerza contra cualquier persona, en especial cuando se trata de violencia hacia las mujeres. Pediremos que se aplique la ley contra cualquier acto de agresión», señaló.

La delegada federal, Indira Vizcaíno, se sumó a los posicionamientos en contra del actuar de las personas que acudieron el sábado a allanar la referida vivienda en Santa Bárbara, y condenó los actos de violencia cometidos contra las mujeres.

Vizcaíno destacó que ningún acto de violencia debe de ser tolerado por las autoridades ni por la sociedad colimense, y añadió que en la Mesa del Grupo Estatal de Coordinación para la Construcción de la Paz, pediría un informe de la investigación que lleva la FGE.

«Nadie puede justificar algún tipo de violencia», insistió.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *