Type to search

#ElFaro

#ElFaro | Hasta el último minuto / Un mes más sin solución en modalidad del IMSS

 HASTA EL ÚLTIMO MINUTO  Hasta el último minuto de este jueves tiene el Gobierno del Estado por medio de la Secretaría de Planeación y Finanzas (Seplafin), que encabeza Carlos Noriega, para entregar su proyecto de Presupuesto de Egresos correspondiente a 2020 en el estado.

En las finanzas estatales hay algunos nubarrones: no sólo han bajado los recursos federales recibidos este año (a pesar de que se había presupuestado un aumento), sino que para 2020 Colima es de los estados más castigados.

Además, 200 millones de pesos, de un crédito de 410, pudieran ser requeridos por Banobras, si el proceso de calificación de la cuenta pública avala lo planteado por el Osafig, donde la auditora es Indira García, en el sentido de que la utilización de ese préstamo fue violatoria del marco normativo vigente.

Ya se verá cómo viene el proyecto y cómo queda el Presupuesto. Sin embargo, si se toma como referencia lo terso de la comparecencia del secretario Noriega ante el Congreso hace unos días, se puede anticipar que el Presupuesto vendrá sin grandes cambios y que está ya más o menos planchado con los legisladores.

 UN MES MÁS SIN SOLUCIÓN SOBRE LA MODALIDAD EN EL IMSS  El Gobierno del Estado y el IMSS, con el sindicato que encabeza Martín Flores y con senadores colimenses como testigos, habían acordado darse un mes más para tomar una definición sobre la modalidad de incorporación a dicho Instituto de los burócratas estatales. Este jueves se acaba el mes, y aún no hay una decisión tomada.

Abogados del gobierno y del sindicato le buscan en todas las modalidades de incorporación alguna posible salida a este embrollo, pero con ello parece que sólo ganarían tiempo, pues resulta ineludible la obligación de cotizar a un salario real y no a un salario inventado.

Tan hay certeza de que ésa es la obligación legal, que hubo una auditoría que consideró una irregularidad cotizar a 4.1 salarios mínimos y que ocasionó que le cobraran al gobierno estatal más de 200 millones de pesos por no haber cotizado a salario real en 2014.

A esto hay que sumar que existe el riesgo de que el IMSS exija al Gobierno del Estado otros 200 millones por 2015; otros 200 por 2016; 200 por 2017, 200 por 2018 y así hasta 2019. Serían en total ¡mil millones de pesos!

De la injusticia de que los contribuyentes financien dos pensiones para los burócratas, ya ni hablamos. Las soluciones políticas (que sean laxas con su interpretación legal) no se pueden descartar, pero para ello el IMSS de la 4T tendría que tener interés de ayudar a un gobernador priista. Esto puede depender de qué evaluación política haga sobre Nacho Peralta, el director del IMSS, Zoé Robledo.

 #ElFaro  Busca echar luz sobre los entresijos de la real politik colimense y compartir comentarios sobre la actualidad, con base en la información periodística recabada por reporteros y editores. Únete a la conversación en Facebook y Twitter.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *