Type to search

Seguridad

Los pendientes en el combate a la violencia contra las mujeres en Colima

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres —también conocido como Día Naranja—, un tema en el que existen en Colima diversos pendientes en el combate a dicha problemática.

La representante en Colima del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (ONCF), Carmen García, explicó que la tentativa de violencia en contra de las mujeres es una situación minimizada por las autoridades, ya que no se toman en cuenta algunos hechos violentos se viven a pesar de que se ven afectadas en su vida cotidiana.

«En la tentativa, las autoridades minimizan cualquier acto violento contra las mujeres. Sabemos que la espiral de la violencia va en ascendente, si llega una mujer a reportar que el esposo la encerró y no la dejó salir por alguna circunstancia o que la golpeó o que la amenazó, la autoridad está obligada a detener esa violencia, poner a la mujer a salvo y buscar al agresor para asignarle responsabilidades, porque son delitos», dijo vía telefónica a EstaciónPacífico.com.

García aseveró que para revertir el problema en Colima es necesario que todas las autoridades del Estado sancionen a quienes participen en acciones de violencia.

«Que no haya una simulación por parte de los actores del Estado, estoy hablando de todos los actores desde los presidentes municipales, los directores de Seguridad Pública, los secretarios de Estado, los legisladores, el Poder Judicial, los policías, todas y todos (…) Deberían sancionar, para mí es una clave importante para poder detener la violencia contra las mujeres», abundó.

La activista afirmó que no es necesario llegar al extremo de los feminicidios para que las autoridades pongan atención a la violencia que existe hacia las mujeres, debido a que hay otras situaciones en las que se presentan actos violentos, y puntualizó que los responsables no son castigados.

«Hay diferentes tipos de violencia, la psicológica, la física, la sexual, la patrimonial, y son delitos ese tipo de violencia. Si no se toma en cuenta esto, vamos a seguir con los feminicidios, la violencia contra la mujer se detiene hasta llegar a episodios donde la salud puede estar en riesgo o incluso su vida, no puede esperar una autoridad a que la mujer esté asesinada para poder hacer acciones», aseguró.

«Cuando las mujeres ya están con una tentativa evidente, la autoridad queda rebasada, basta con ver los medios de comunicación para darse cuenta de que muchas mujeres son agredidas y se las llevan a los hospitales en situaciones donde su vida está peligrando. No están en la cárcel los hombres que matan a las mujeres y mucho menos los de las tentativas», agregó.

La directora del Instituto Colimense de la Mujeres (ICM), Mariana Martínez, destacó que uno de los pendientes principales que existe en los municipios del estado para atender la violencia de género es que no existen unidades policiales destinadas para atender ese tipo de temas.

«Debemos contar con unidades de reacción inmediata, que son unidades policiales, patrullas destinadas a atender la violencia de género en los diferentes municipios, un pendiente de la alerta de violencia de género son esas unidades que deben instalar los municipios, que instaló únicamente el de Colima en la administración pasada y que esta administración la diluyó, ya no existe esa unidad», indicó en entrevista.

La funcionaria estatal indicó que la sociedad en general también debe tomar medidas para combatir la violencia contra las mujeres, y propuso dejar de consumir contenidos gráficos que incluyen situaciones en las que se atenta contra la mujer.

«Me parece imprescindible que como sociedad nos sensibilicemos ante cualquier hecho de desigualdad en todos los ámbitos, que seamos empáticos, si vemos que alguien está viviendo una situación de desigualdad o de violencia hagamos lo que nos corresponde (…) Debemos dejar de consumir aquello que culturalmente reproduce la violencia de género contra las mujeres, como videos y series de televisión», argumentó.

 Dimensión 

En 2018, Colima fue la entidad con la tasa más alta en homicidios de mujeres, con 22.2 por cada 100 mil mujeres, con lo que se ubicó en el primer lugar a nivel nacional, y registró la segunda tasa mas alta para un estado entre 1990 a 2018, de acuerdo con cifras difundidas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Carmen García apuntó que, según el registro del ONCF en Colima, se han contabilizado 72 asesinatos de mujeres en lo que va de 2019, mientras que en 2018 supieron de 78 feminicidios.

«Los asesinatos de las mujeres en este año, en el registro hemerográfico que tenemos, es de 72 mujeres asesinadas; el año 2018 fueron 78 mujeres asesinadas. ¿Qué es lo que nos está diciendo esto, todos estos casos, y cada una de las mujeres? Que los asesinatos, que la violencia más extrema contra las mujeres aquí ha ido en aumento, pero no sólo los feminicidios o las muertes violentas de las mujeres», agregó.

En cuanto a la tasa de defunciones por homicidio de mujeres menores de 30 años, Colima fue el estado con la más elevada en el país, con 16.6 por cada 100 mil personas de ese grupo de edad, según el boletín «Estadísticas a propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer» del Inegi.

En Colima existen iniciativas de ley para combatir los diferente tipos de violencia. En enero, la diputada local Livier Rodríguez, de Morena, presentó una iniciativa para sancionar la violencia contra las mujeres, en la cual planteó que el envío de fotos o videos con contenido sexual que sean utilizados para extorsionar serán considerados como acto de violencia digital.

El pasado jueves, el Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso del Estado propuso adicionar a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia el capítulo Violación de la intimidad personal por medios cibernéticos y Violencia Digital.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *