Type to search

Gobierno

Salud argumenta que dengue se cuadruplicó en Colima por ‘comportamiento cíclico’

Para la Secretaría de Salud estatal el dengue se cuadruplicó en Colima durante 2019 como parte de un comportamiento cíclico que es característico de este virus.

El epidemiólogo de la dependencia estatal, Rodolfo Flores, explicó que el dengue es un virus “cíclico”, que cada cuatro o cinco años registra un comportamiento más severo; además, el mosquito transmisor de la enfermedad (Aedes aegypti), se ha adaptado a zonas en las que antes no sobrevivía.

«El dengue por sí solo es cíclico, cada cuatro, cinco años tiene un comportamiento más severo, tanto el virus como lo es el propio transmisor”, dijo Flores vía telefónica a EstaciónPacífico.com, cuestionado por la razones del aumento de 373% de casos registrados en Colima entre 2018 y 2019.

“Además, con el transmisor del Aedes aegypti, es un vector que se ha estado adaptando mucho ya a condiciones climatológicas que antes no sobrevivía, ya se encuentra en estados donde nunca se había encontrado, porque es un estado alto, con temperatura fría, gracias a la capacidad que está teniendo este mosquito va invadiendo más los espacios», dijo vía telefónica a EstaciónPacífico.com.

En 2018 hubo en Colima 61 casos de dengue; mientras que en 2019 se alcanzaron 289, es decir, 228 casos más, el referido incremento de 373%.

Recomendamos: Colima cerró el 2019 con 373% más casos de dengue que el año anterior

Rodolfo Flores destacó que el aumento de los casos de dengue en 2019 no sólo fue un fenómeno local, sino que el incremento se registró a nivel nacional.

En el país hubo un incremento de 28 mil 799 casos en 2019, alcanzando un total de 41 mil 505 casos, tanto graves como no graves; lo que implica un incremento de 227% sobre los 12 mil 706 casos totales registrados en 2018 a nivel nacional.

Jalisco fue el estado que mayor cantidad de casos registró en 2019, con 11 mil 727; con un incremento de nueve mil 076 casos sobre el año anterior, es decir, 342% arriba.

«Fue un fenómeno no solamente de nivel local el comportamiento del dengue, pueden constatarlo con cifras oficiales, fue en todo el país el comportamiento, mantenemos en este año 2019 y en este 2020, que tenemos la alta incidencia por la virulencia que aumenta, debemos de redoblar los esfuerzos, pero todos, gobierno y sociedad de una manera organizada», aseguró.

El experto en epidemiología explicó que durante 2019 siguieron realizando (y continuarán el presente año) estrategias para combatir al dengue, como la aplicación de larvicida en los hogares y los ciclos de fumigación en distintas áreas del estado, aunque su principal apuesta es combatir la anidación del mosco transmisor en los hogares, acción que, asegura, es una responsabilidad también de la sociedad.

«La medida más eficaz es evitar la anidación, algo que tiene que quedar bien claro en la población es que jamás vamos a lograr erradicar el mosco transmisor del dengue, podemos lograr disminuir en gran medida su densidad, a menor posibilidad de anidar, obviamente que vamos a tener menos adultos copulando en el medio ambiente, de ahí la medida de que si no hay criaderos, no hay larvas, y si no hay larvas, no hay adultos», detalló.

«Es una estrategia totalmente ecológica, no daña al medio ambiente, está a la posibilidad de cada uno de nosotros, en cambio la fumigación, pues solamente va a disminuir la densidad de los adultos, pero jamás va a atacar el huevo, jamás va a atacar a las larvas y por lo tanto vamos a seguir teniendo un gran número de estos moscos, porque no se está trabajando desde la raíz y esto es cada quien responsable de su hogar», abundó.

Rodolfo Flores explicó que durante la temporada de lluvias es más probable que aumente la incidencia de dengue, debido a que la presencia de agua genera la producción de más moscos, por lo que en septiembre, octubre y noviembre se espera mayor incidencia del dengue.

«Los meses donde hay mayor probabilidad de la presencia de dengue, porque viene arrastrando todos los factores de riesgo, efectivamente es con la presencia de las lluvias y con las lluvias hay agua y el agua es vida, estamos hablando de que a finales de septiembre, todo octubre y noviembre son históricamente los meses de mayor incidencia de dengue«, puntualizó.

Adicionalmente, el epidemiólogo informó que en lo que va del 2020 no se ha detectado todavía ningún caso de dengue en Colima.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *