Type to search

Coronavirus Gobierno

¿Qué requieren los hospitales de Colima para atender el Covid-19 y cuánto costará?

El Gobierno del Estado de Colima estima que entre 247 y 4 mil 384 personas serán hospitalizadas por Covid-19 en la entidad, entre 106 y mil 879 llegarán a estar graves y que, para atenderlos adecuadamente, se requieren inversiones de entre 339.7 y dos mil 483.5 millones de pesos, según el “Plan Integral de Reconversión Hospitalaria Covid-19” presentado por la Secretaría de Salud estatal a los diputados locales.

A continuación te presentamos los elementos más importantes incluidos en el documento citado, sobre las estimaciones de contagios según distintos escenarios de avance de la epidemia, según distintos niveles de intervención comunitaria, el diagnóstico sobre el equipamiento médico que tienen los distintos hospitales en el estado de Colima y los requerimientos que el Covid-19 generará para la entidad.

 Escenarios de contagios 

En las proyecciones realizadas por la administración estatal se considera tanto la alternativa de que Colima sólo se mantuviera en Fase 2 de transmisión comunitaria, o que llegara a la Fase 3, la fase de dispersión generalizada del virus.
Asimismo, en cada una de estas fases, contempla tres escenarios: sin intervención, es decir, que la gente hubiera seguido con sus actividades normales, que la intervención implicará una reducción de la movilidad del 50% o que se alcanzar un intervención que redujera la movilidad de los ciudadanos hasta en 75%.

En el escenario más optimista, llegando sólo a Fase 2 y con reducción de 75% de la movilidad, se tendría mil 409 pacientes ambulatorios, 247 hospitalizados y 106 casos graves a lo largo de toda la pandemia.

En el escenario más pesimista, es decir, alcanzando la Fase 3 y sin intervención o sin restricción alguna a la movilidad, se alcanzarían 25 mil 051 pacientes ambulatorios de Covid-19, 4 mil 384 hospitalizados, y mil 879 hospitalizados de gravedad.
Sin embargo, entendiendo que sí se ha dado una reducción de la movilidad (estimada en 67% en el caso de Colima, según el gobierno federal) y que a nivel nacional ya se llegó a la fase 3, el escenario más probable es el marcado en este documento como fase 3 con 50% de intervención, ahí se espera lo siguiente: 12 mil 525 pacientes ambulatorios, 2 mil 192 hospitalizados y 939 casos graves en Colima a lo largo de toda la pandemia.

Recomendamos: Tercer fallecido por Covid-19 en el estado: hombre de 60 años, tercero en Manzanillo

Si la intervención llegara a 75% en fase 3, los hospitalizados bajarían a mil 096 y los graves 470 a lo largo de toda la epidemia.

Lee: Nacho anuncia inversión de 100 mdp en soporte médico por Covid-19

 ¿Cuántos casos graves al mismo tiempo? 

El documento no detalla la distribución de estos casos a lo largo del tiempo, sino que refleja sólo el total de casos durante toda la pandemia.

Además, aunque en el documento no lo detalla, el gobernador Ignacio Peralta dijo a EstaciónPacífico.com que en los escenarios más probables, las proyecciones indican que el máximo de casos graves que en un mismo momento requerirían asistencia respiratoria en el estado sería de 250 pacientes.

“Yo coincido: no hay duda de que nos vamos a ir a fase 3. Ya es un tema de contagio masivo, de pandemia, y ahí es donde, quiero reconocerlo, que muchos colimenses han hecho lo del resguardo domiciliario, que nos va a permitir administrar mejor nuestros recursos hospitalarios. Una cosa es decir: ‘de acuerdo al modelo matemático debemos de tener de manera prevalente una capacidad de atender hasta a 250 pacientes graves’, es decir, ventilador, monitor y cuidados intensivos”, afirmó.

 Ventiladores y monitores, ¿cuántos hay, cuántos se requieren? 

Para atender a los pacientes graves por Covid-19, la autoridad estatal considera que es imprescindible contar con tomógrafos, ventiladores de asistencia respiratoria y con monitores de los signos vitales.
El documento asegura que en el estado se tienen tres tomógrafos (uno en el IMSS, uno en el ISSSTE y uno no funcional en el Hospital Regional Universitario).

También asegura que se tienen 41 ventiladores respiratorios (20 en el IMSS, 4 en el ISSSTE y 17 en el HRU) y que 36 monitores (27 en el IMSS, 3 en el ISSSTE y 6 en HRU).

Para alcanzar los 240 pacientes graves atendidos simultáneamente (10 menos a lo dicho por el gobernador), requieren incorporar 199 ventiladores (70 en el IMSS, 46 en el ISSSTE y 83 para los hospitales de la Secretaría de Salud estatal), así como 200 monitores (63 en el IMSS, 43 en el ISSSTE y 94 en los hospitales a cargo de Salud estatal).

 ¿Cuánto costaría? 

El análisis también incluye proyecciones de costeo de los requerimientos de equipo, insumos y de personal médico, en el cuál se establecen dos escenarios: manteniéndose Colima en Fase 2 o alcanzando la Fase 3.

En el el escenario que se mantiene el estado en Fase 2, se consideran necesidades financieras por 339.7 millones de pesos (mdp), de los cuales 36.8 mdp serían destinados a la compra de medicamentos, 41.8 mdp material de curación, 92.4 insumos de protección del personal, 137.1 mdp a equipo médico, 30.1 a servicios personales, y 1.5 mdp a reactivos para el laboratorio.

En el escenario en que se alcanza la Fase 3, la autoridad estatal estima requerimientos financieros hasta por 2 mil 483.5 mdp, de los cuales 138.4 irían a medicamentos, 124.0 a material de curación, mil 458.6 mdp a insumos para protección del personal, 730.9 a equipo médico, 30.1 a personal médico, 1.5 mdp a reactivos de laboratorio.

 ¿De dónde financiarlo? 

Recientemente el gobernador Ignacio Peralta consideró improbable que Colima pueda mantenerse en Fase 2 y dio por hecho que localmente también llegaremos a la Fase 3, sin embargo, los requerimientos financieros por la pandemia, los situó alrededor de los 350 millones de pesos.

Para ello, dijo que analizaba diversas alternativas de financiamiento, entre las que se encuentra la gestión ante el gobierno federal de diversos fondos, como el Fondo Minero y el Fondo para la Infraestructura Social (FAIS), para que puedan ser utilizados en esta contingencia sanitaria, pero aceptó que una alternativa es recurrir a créditos, para lo que requeriría el aval del Congreso del Estado si estos fueran de largo plazo.

Por su parte, el líder de la bancada de Morena en el Congreso del Estado, Vladimir Parra, aseguró que antes de pensar en deuda de largo plazo, tendría que considerarse otras alternativas, entre ellas un plan de austeridad.

«No todo es endeudar, la deuda no es una opción, sabemos los problemas que hay son también heredados, nada más en esta administración estatal la deuda de salud ha sido de un aproximado de 600 millones de pesos, sólo en esta administración estatal. Nosotros no podemos aprobar una deuda irresponsable, cuando no se ha clarificado por qué en cuatro o cinco años tenemos 600 millones de deuda en el sector salud», enfatizó.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en el Congreso de Colima, Fernando Antero, ha expresado en algunas ocasiones apertura para analizar la posibilidad de que la administración estatal solicite un crédito, con el objetivo de enfrentar la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus, aunque ha precisado que es necesario hacer un análisis de esos recursos y determinar en qué se utilizarían así como hacer un seguimiento de su uso.

 

Con información de Roberto Rodríguez…

 



Dale «Me gusta» aquí.Hay más periodismo serio esperándote. 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *