Type to search

Comunidad Coronavirus

3 crematorios y otras claves para el manejo de cadáveres en Colima por Covid-19

La Secretaría de Salud estatal explicó que la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris) tiene registro de tres crematorios en Colima que operan durante la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus (Covid-19), y abundó que existen diferentes lineamientos para el manejo de cadáveres en la entidad con el objetivo de evitar la dispersión del virus.

La epidemióloga, Diana Carrasco, detalló que además de esos crematorios, la Coespris tiene registradas 23 funerarias y cuatro Servicios Médicos Forenses (Semefo) en el estado para atender cuerpos durante la pandemia, en donde señaló se les ha brindado capacitación para aplicar medidas preventivas en materia de salud.

“Se cuentan registradas por la Coespris 23 funerarias, cuatro Semefos y tres crematorios. Estos establecimientos se han estado visitando a lo largo de los días que llevamos de la pandemia, alrededor de tres veces, y estamos haciendo capacitación continua y entrega de medidas preventivas. También ya tenemos los lineamientos del manejo general y masivo de cadáveres por Covid-19 en México, publicado por la Secretaría de Salud en meses recientes”, dijo este lunes en la conferencia de prensa virtual realizada por Gobierno del Estado.

Fuentes del sector funerario dijeron a EstaciónPacífico.com que habría que revisar el estado de los crematorios con permisos para operar, pero que los crematorios como los que existen en Colima tienen capacidad hasta para 12 cadáveres por día.

El comisionado estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Antonio Fermín Ochoa, dio a conocer algunas recomendaciones y acciones que se deben realizar para evitar el contagio de Covid-19 entre la población colimense ante el fallecimiento de una persona, ya sea por esa enfermedad o por otra circunstancia.

Uno de los lineamientos es que las personas que pierden la vida por coronavirus son extraídas de los hospitales en una bolsa impermeable que no permite la salida de fluidos, y puntualizó que una persona no puede ser cremada a menos de que cuente con la autorización de los familiares.

“De acuerdo con la normatividad de disposición de cadáveres, cuando fallece una persona por Covid-19 en el hospital es extraída en una bolsa impermeable que no permita la salida de fluidos, y ya estando en la funeraria se aplica una serie de criterios: el primero es que una persona no identificada o autorizada por su familia no podrá ser cremada hasta que no se identifique y lo permita la familia”, informó en referida conferencia de prensa.

Fermín Ochoa precisó que en los velatorios durante la contingencia sanitaria el tiempo se limitó a cuatro horas y que no se permite la reunión de más de 10 personas al interior de las funerarias, mientras que quienes permanezcan afuera deberán aplicar las medidas de prevención en materia de salud.

“Otra cuestión es cuando ya están en la funeraria. El velatorio se permitirá por un periodo no mayor de cuatro horas, esto por la seguridad de todos para evitar las aglomeraciones, lo cierto es que en Colima somos muy afectos a los velorios y son multitudinarios, qué bueno que seamos solidarios pero este no es momento para estar congregándose en torno a un funeral”, aseguró.

“Van a un funeral personas que son allegadas a un miembro de la familia o quizá al difunto y que van a presentarle su despedida, no los retengamos, seamos breves. En las funerarias no se permite más de 10 personas en el interior, el resto de las personas deberán estar afuera a una sana distancia y entrar en pequeños grupos que no superen a las 10 personas”, añadió.

El encargado de la Coespris indicó que es posible traer cremadas a las personas colimenses que fallecen en otros lugares, ya que en cenizas no representa riesgo, pero que si se busca traer en féretro se tiene que hacer sellándolo completamente y no abrirlo incluso cuando llegue al estado, por lo que la decisión de cremación o inhumar los cuerpos corresponde a cada familiar pero tomando en cuenta todas las medidas de prevención para evitar contagios.

“Otro tema muy importante es las personas colimenses que fallecen en otros lugares. La semana anterior tuvimos un caso que querían traer de Estados Unidos. Lo cierto es que en Colima todavía se permite las personas que fallecieron en otros lugares se traigan cremados los cuerpos, es decir, en ceniza que no representa ningún riesgo, y si se traen en féretro se traigan completamente sellados para que no puedan ser abiertos aquí al llegar”, aseveró.

Ochoa destacó que el alcalde Ixtlahuacán, Carlos Carrasco, decidió prohibir los velorios en ese municipio, por lo que cuando una persona muere se realizan los trámites correspondientes y se sepulta para evitar que personas de otros municipios lleguen al funeral.

“Quiero felicitar al presidente municipal de Ixtlahuacán porque en ese municipio se prohibió los velatorios, fallece la persona y en cuanto está arreglado el papeleo de inmediato se procede a la sepultura, esto para evitar que llegue gente de otras localidades que pudieran venir infectadas. Evitemos llevar a menores de edad y que persona mayores de 60 años acudan a los velatorios”, resaltó.

El funcionario de la Coespris dijo que se ha solicitado a las autoridades municipales de la entidad que no se permitan los velorios en casa, ya que en ellos se agrupan personas y el riesgo de contagio aumenta, lo cual no es ocasionado porque una persona muera de Covid-19 sino que al funeral pudiera asistir alguien que padezca esa enfermedad.

“Ya establecimos comunicación con las autoridades municipales, ya les hemos solicitado que no permitan los velatorios en casa porque se acumulan cientos de personas, hay bebidas alcohólicas, se vela por toda la noche y ese cúmulo de personas aumenta el riesgo, no es porque la persona haya muerto por Covid porque no son muchas las muertes por Covid en Colima pero quienes acuden a un velorio pudiera haber gente contagiada”, expresó.

Fermín Ochoa invitó a las personas para que no asistan a los cementerios el 10 de mayo, debido a que se convierte en un lugar concurrido, y tomó en cuenta que de ser posible se recomienda a las autoridades cerrar esos lugares.

“También es muy importante que este próximo 10 de mayo no acudamos a los cementerios porque también los grandes cúmulos que se dan para visitar a las mamás que están en ese lugar pues por esta ocasión no lo hagamos, hemos recomendado a las autoridades que de ser posible no abran los cementerios, este año mantengámonos en casa”, concluyó.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *