Type to search

Coronavirus Política

‘Covid-19 dio carta de presencia a Nacho y otros gobernadores’: Roy Campos, de Mitofsky

La contingencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19) ha generado diversas problemáticas en la arena nacional y local, pero ha servido también para que algunos gobernadores, entre ellos el de Colima, Ignacio Peralta, hagan presencia activamente entre sus gobernados y mejoren sus indicadores en términos de opinión pública, de acuerdo con Roy Campos, director de Consulta Mitofsky.

El analista detalló que la aprobación pública del mandatario estatal colimense ha crecido nueve puntos porcentuales entre febrero y julio de 2020, y si bien no se acerca al promedio obtenido por sus homólogos en otras entidades —quienes lograron subir hasta 13 puntos—, sí refleja que con su actuar ante la pandemia ha logrado obtener nuevos vistos buenos.

“En febrero tenia 20 (puntos de aprobación), en marzo 23, en abril 24, en mayo 27,  en junio 28 y en julio aparece en 29. En datos formales en esos meses ha subido nueve puntos, de 20 a 29, pero en esos mismos cinco meses el promedio de gobernadores ha subido 13. Si lo vemos a nivel individual ha subido, ha hecho presencia, no está haciendo castigado, de hecho no es una buena aprobación, pero son nueve puntos más de los que tenía antes de la pandemia”, dijo vía telefónica a Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com.

“Lo que yo he afirmado es que el coronavirus vino a darles carta de presencia a los gobernadores. A los gobernadores les permitió decir ‘aquí estoy, existo, ¿se acuerdan que me eligieron?’ Porque de repente el ciudadano deja de ver al gobernador y dice’ el gobernador está haciendo sus negocios, pero no ha vuelto a venir, entonces salió igual que el otro, todos los gobernadores son iguales'”, agregó.

Campos puntualizó que a algunos gobernadores que asumieron una postura combativa contra el gobierno federal respecto a la pandemia, les fue bien en aprobación pública: tal es el caso de Enrique Alfaro, de Jalisco; Carlos Joaquín, de Quintana Roo; Silvano Aureoles, de Michoacán; y Héctor Astudillo, de Guerrero.

“Los gobernadores dijeron, ‘ah, caray, ahora sí, para esto me eligieron, para reaccionar ante crisis de este tamaño’. Entonces cada gobernador tuvo qué asumir ‘a ver, mi sistema de salud, de seguridad para ver que no salgan, mi sistema de comunicación para estarles informando permanentemente’. Los gobernadores tomaron carta de naturalización y además tuvieron que oponerse algunos a las decisiones federales, y algunos crecieron muchísimo”, detalló.

A continuación te presentamos los elementos más relevantes de esta conversación.

 —¿Subieron porque se pusieron a chambear?  

“Sí, los que más han tomado medidas extra federales, los que han hecho cosas que se les ubica en contra de la Federación, como Carlos Joaquín que abrió los hoteles antes de que le dijeran porque había una presión del sector turístico, o la Ciudad de México, donde Claudia Sheinbaum, calladita la boca, recomienda el uso del cubrebocas, no deja entrar al metro sin cubrebocas a pesar de que Gatell y López Obrador digan lo que digan, aquí en la Ciudad de México se maneja de otra manera. Maneja su semáforo, informa diariamente”.

“Claudia Pavlovich (…) cuando iniciaba la pandemia el gobierno federal compra un estadio en Sonora, las críticas que se le dieron porque en vez de estarle dedicando dinero a los hospitales, haber comprado un estadio. ¿Qué hizo? El día del anuncio de la compra del estadio la gobernadora sale y dice ‘que quede claro, todo ese dinero va para el sector salud, para el coronavirus'”.

 —Tremendo acierto, ¿no?  

“Sí, claro, es un tremendo acierto. Antes de que le llegara la crítica, la resuelve”.

 —Hablando de Nacho Peralta, en tu serie de evaluación de los gobernadores, de febrero a junio hay un crecimiento pequeño pero continuo. Estaba en 29.9 en febrero de aprobación en el lugar 29 y ahora tiene casi nueve puntos.  

“En febrero tenia 20 (puntos de aprobación), en marzo 23, en abril 24, en mayo 27, en junio 28 y en julio aparece en 29. En datos formales en esos meses ha subido nueve puntos, de 20 a 29, pero en esos mismos cinco meses el promedio de gobernadores ha subido 13 (…) Su crecimiento ha sido constante, pero ante el crecimiento más grande de los demás, no lo ha hecho subir en el ranking de gobernadores; está en el lugar 31, sólo porque en el lugar 32 está el gran jugador de fútbol Cuauhtémoc Blanco, no suelta ese lugar”.

 —¿La gente ya se arrepintió de haber votado por Cuauhtémoc Blanco?  

“Sí, yo creo que sí, porque en febrero tenía 7% de aprobación, ahora sí que su familia. Ahorita tiene 17 (…) No ha gobernado bien, ya no es cosa de opinión, si dijeras tú ‘me cae mal, pero está gobernando bien’, pero no, le están calificando la seguridad, y sobre todo la expectativa. Creo que es el problema con personas que despiertan una expectativa mucho más alta de lo que son capaces de hacer”.

 —Hacia el cierre del sexenio de Nacho Peralta ¿qué concibes que pueda suceder?  

“A Nacho le espera un momento difícil, pero que puede pasar bien, el momento difícil de la elección, porque en campaña el discurso de todo opositor es criticar al gobierno en funciones. Ni modo, esa es su chamba, no puedo decir ‘qué bien ha gobernado el PRI’. Que por cierto, Colima es uno de los cinco estados que nunca ha perdido el PRI, junto con el Estado de México, Campeche, Hidalgo y Coahuila. De esos cinco estados tienen elección en el 2021 Campeche y Colima”.

“Además la ley electoral prohíbe hablar (a los gobernadores en funciones durante el periodo electoral). Tienes que tragarte todo lo que te digan: te pueden decir ‘es que el gobierno no ha apoyado a los jóvenes’, y tú no puedes salir a demostrar que has apoyado a los jóvenes. Es un asunto complicado, pero así es la ley electoral”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: