Type to search

Política

Actuar de Samuel García refleja machismo, pero también desgaste de la vida política de México: periodista de NL

“Me casé contigo para mí, no para que andes enseñando”, dijo el senador de Movimiento Ciudadano Samuel García a su esposa, Mariana Rodríguez, en una transmisión en vivo en Instagram el pasado fin de semana. La reacción del político —que se viralizó y desató comentarios de diversos sectores— es, para la periodista de Nuevo León Ximena Peredo, un reflejo del machismo y el desgaste que prevalecen entre la clase política mexicana.

“El caso de Samuel es emblemático porque digamos que resume muchos vicios de la clase política, pero en realidad algo que a mí me preocupa mucho es que al final a estos personajes los tenemos tomando decisiones a nuestro nombre. Los tenemos viendo situaciones y dejando de ver otras”, dijo vía telefónica a Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com en Súper 98.9.

“Una persona con este nivel de privilegios, que no tiene ninguna conciencia de ellos, es quien está representando al estado de Nuevo León, y eso tiene que ver con que hubo suficientes personas que votaron por él. Todo esto nos habla de un desgaste tremendo de nuestra vida política como país”, agregó.

Para Peredo, una muestra de ese desgaste es que el senador suele basar su éxito político en el número de reacciones que recibe en sus redes sociales, más que en su desempeño como legislador. Consideró que ese actuar pone en evidencia la ambición del político por el poder, situación que debería alertar a los electores.

“Él basa su éxito político en el número de reacciones que tiene en redes sociales (…) Son personas que tienen una ambición desmedida por el poder”, refirió.

“Alguna bronca psicológica no atendida tendrán, yo colocaría ahí esta cuestión, la salud mental de las personas que terminan tomando decisiones en nuestro nombre nos debe de importar cada vez más, y sin embargo, en esta distancia que estamos haciendo todos de los políticos porque nos chocan, nos molestan, nos irritan, estamos finalmente alejándonos de la responsabilidad que tenemos porque nosotros votamos por estos personajes”, agregó.

La periodista planteó que el comentario viral del senador no fue la única humillación espetada contra su esposa en dicha transmisión en vivo, pues constantemente García buscó ‘sentirse más que ella’, mientras que en Rodríguez se percibía cierto temor a defenderse.

“Es claro que él está representando ante su público a este macho que necesita humillar a su pareja, necesita sentirse más que ella permanentemente, y ella tiene muchísimo miedo de defenderse porque evidentemente ya sabe cómo se pone”, aseveró.

A continuación te presentamos algunos de los elementos más relevantes de la conversación entre Ximena Peredo y Miguel Ángel Vargas.

 —Me parece que queda en evidencia una relación entre dos sujetos que no tienen el mismo poder o la misma libertad. Se muestra algo donde ella no tiene ningún reparo en aceptar que el que manda es él, ni él en mostrarlo públicamente. 

“Se me hace horrible la situación en que nos colocaron y que nos vienen colocando desde hace tiempo de hacer tan pública en la vida privada, pero es justamente lo que a mí me preocupa, finalmente que llenen el vacío de la responsabilidad pública que tiene un senador, con este tipo de estupideces y este tipo de exhibicionismo, que ya que está expuesto, hay que condenarlo, hay que hablar de todo este tipo de violencia micromachista.

“Para mí es un fracaso de nuestro sistema, del homo videns, de toda esta representación, ya no es la existencia del ser, ya no es la realidad, ya estamos jugando a puras representaciones de actúo como senador, actúo como esposo macho, actúo como doctor con dos títulos, o tres, ya perdí la cuenta, actúo como abogado, actúo como oposición al gobierno, actúo, actúo. actúo, y en realidad no hay realidad, no hay verdad en este tipo de personajes”.

 —Nos dice una radioescucha que si no será que todo el alboroto que se generó alrededor de esto le pueda servir para posicionarse aún más como líder de esta derecha en Nuevo León. 

“Yo no lo veo tan cerca de otros grupos de ultra derecha (…) yo creo que la carrera de Samuel está en picada. Cuando fue senador, cuando votaron algunas personas, la mayoría por él, fue ese momento en el que uno decía: esto le beneficia. Ya a últimas fechas vemos un desgaste total, que incluso bien producido, él termina embaucado en sí mismo.

“Él representa, pero no es, y ahí es donde nos estamos perdiendo, y creo que es todo un tema a discusión. Volviendo al punto de si esto le va a beneficiar o no, yo creo que las redes sociales se están encargando de ponerlo en un lugar donde no va, o no quisiera estar.

“Él se entregó a este fenómeno de las redes sociales, ahí quiso hacerlo todo y tenemos en estos espacios virtuales una capacidad de regulación bien interesante, sobre todo con ese tipo de personajes que los anónimos, los usuarios, los arrobas, ponen en su lugar a los usuarios, que hacen unos memes increíbles y esto se está volviendo una nueva autoridad, de regularnos”.

 —¿En el pecado de su frivolidad está pagando su penitencia a partir de este tema y pudiera costarle políticamente? 

“Eso es exactamente lo que pienso”.

“En 24 horas ni de chiste Samuel va a comprender todo lo que tiene que entender sobre la relación que está entablando con su esposa. Y no es un tonto, simplemente es una persona super cómoda en sus privilegios, que esa es una cuestión que ha inhibido mucho el camino del feminismo, porque para andar este camino todas y todos tenemos que cuestionar nuestros propios privilegios.

“Este es el tipo de políticos que necesitaríamos hoy en día. Políticos que estuvieran en la avanzada de una transformación cultural, colocando en el centro temas vitales para la reconstrucción de nuestra nación”.

Escucha la entrevista completa (a partir del 1:15:39) en #PrimeraEstación, el podcast de EstaciónPacífico.com.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *