Type to search

Congreso Política

Coordinadora de JCF explica por qué está todo en regla en participación del Congreso

La coordinadora del programa Jóvenes Construyendo el Futuro (JCF) en Colima, Viridiana Valencia, explicó que dicho programa –impulsado por el Gobierno de México– está “cumpliendo con las reglas” de operación en su participación como centro de capacitación en el Congreso del Estado, pues es un proceso “verificado y validado” por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) del gobierno federal.

Valencia detalló que se han realizado las verificaciones correspondientes en el Legislativo local respecto al trabajo realizado por los aprendices, en donde aseguró que no se han detectado irregularidades, y precisó que desde marzo de 2019 el Congreso de Colima se registró como centro de trabajo en la plataforma digital del programa federal.

“Como todos los participantes, el Congreso del Estado se dio de alta directamente en la plataforma en línea, y tras una revisión digital y una visita al centro de trabajo su registro fue validado por oficinas centrales… en esto no participa nadie de la Delegación de Programas para el Desarrollo de Colima”, informó la Coordinación del programa Jóvenes Construyendo el Futuro en Colima este martes (22 de septiembre) a través de un comunicado.

La funcionaria federal precisó que en el Congreso de Colima se dieron de alta 75 vacantes; solamente en 44 de ellas se integraron aprendices y actualmente sólo 14 jóvenes permanecen activos en el programa, ya que varios dejaron de participar, unos concluyeron su periodo de un año, a otros se les dio de baja al comprobarse que estudiaban o trabajaban, así como también hubo quienes decidieron voluntariamente abandonar la capacitación.

Viridiana Valencia detalló que en dicha plataforma digital hay evidencia fotográfica y códigos QR de los registros y evaluaciones realizadas de manera mensual por los participantes. Apuntó que personal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social llevó a cabo visitas de verificación al Congreso de Colima, donde se observó que se cumplían las reglas de operación.

La representante de JCF en Colima aclaró que los recursos para este tipo de programas de capacitación son recibidos directamente por los aprendices a través de tarjetas bancarias, por lo que puntualizó “no hay ninguna intermediación de los centros de trabajo”. Además, señaló que no hay quejas por parte de los jóvenes adscritos al centro del Congreso del Estado.

“El Congreso pudiera informar con qué diputadas y diputados colaboraban los jóvenes… Lo que sí podemos decir nosotros es que dieron de alta tres tipos de planes de capacitación que se les aprobaron, y que los jóvenes que se incorporaron como aprendices estuvieron haciendo esas labores, pues así lo expresaron en las evaluaciones mensuales y así quedó constatado en las verificaciones realizadas”, indicó el boletín.

 Las acusaciones previas desde el Congreso 

El coordinador del grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT) en el Legislativo local, Carlos César Farías, acusó supuestas irregularidades en el programa JCF al interior del Congreso del Estado. Aseguró que había “un número bastante fuerte de jóvenes” en capacitación y no se tenían antecedentes de que estuvieran registrados.

El pasado 15 de septiembre el legislador del PT dio a conocer que asistió a la Ciudad de México para presentar una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) por hechos con “apariencia de prácticas corruptas” por el programa JCF en Colima. También interpuso denuncias ante la Secretaría de Bienestar, de la Función Pública, y en la Auditoría Superior de la Federación (ASF), pues remarcó que “hay servidores públicos del Congreso del Estado y de Bienestar” que intervienen para que haya un número alto de aprendices.

“La comisión de Gobierno Interno impuso a un servidor, Carlos Farías, y con mucho gusto acepté esta encomienda de llevar este asunto a las instancias investigadores correspondientes para esclarecer estos hechos con apariencia de delito, con apariencia de prácticas corruptas, en ese sentido es que estoy en la Ciudad de México, porque el día de ayer presenté denuncias por dichos hechos ante la Fiscalía General de la República, para que la fiscalía especializada en materia de anticorrupción investigue ese tema que está ocurriendo en el estado de Colima”, informó Farías a través de un comunicado.

“También presenté la denuncia correspondiente ante la propia Secretaría de Bienestar, igual forma ante la Secretaría de la Función Pública y en idéntica forma en la Auditoría Superior de la Federación, se presentaron en estas instancias porque en este programa hay recursos públicos federales y también hay participación de servidores públicos del propio Congreso del Estado y de la dependencia de Bienestar de la delegación Colima, de tal manera que no podemos suponer otra situación por el grado en el número de muchachos que estuvieron en este programa Jóvenes Construyendo el Futuro”, abundó.

Por su parte, Carlos Farías afirmó este martes a través de un comunicado que la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentario del Congreso del Estado “no tiene ningún documento que autoriza al Poder Legislativo como centro de trabajo para la operación del programa Jóvenes Construyendo el Futuro al interior de las distintas áreas”.

El legislador del PT consideró que pueden existen jóvenes que están participando en el programa sin tener conocimiento de que son objeto de operación en JCF.

 Movimiento Ciudadano respalda investigación contra JCF 

La diputada única de Movimiento Ciudadano en el Congreso de Colima, Remedios Olivera, manifestó el pasado 15 de septiembre su respaldo para que se realicen investigaciones exhaustivas por “presuntas irregularidades” del programa federal Jóvenes Construyendo el Futuro en el Legislativo estatal.

Olivera resaltó que le tomó por sorpresa que una colaboradora suya, hija del alcalde de la capital, Leoncio Morán, apareciera en unas listas que circularon en redes sociales, donde supuestamente se incluían a todos los jóvenes inscritos al programa en el Congreso de Colima, pues aseguró que ella se encuentra en un contrato de prestación de servicios profesionales, por lo que no puede aplicar a JCF.

“Fue sorpresivo para una servidora, al igual que para otros, enterarnos que al igual que mi colaboradora, Adriana Morán García, y muchos jóvenes más, aparecieran como beneficiados del programa federal JCF; ya que por ejemplo en el caso de Adriana, ella no está dada de alta en la nómina del Congreso, sino que recibe un sueldo pagado única e íntegramente por mí, bajo un contrato de prestación de servicios profesionales”, dijo la legisladora a través de un comunicado del Congreso del Estado.

Remedios Olivera comentó que la postura de su partido político es a favor de la transparencia y rendición de cuentas, por lo que se respalda las investigaciones para conocer cuántos y quiénes son los jóvenes adscritos al programa, así como “saber cómo es que han cobrado ese dinero” y “si es que ellos lo cobran o alguien más lo hace por ellos”, ya que afirmó, ese tipo de actos son “una nueva gran estafa maquinada desde las oficinas de la delegación federal de la Secretaría de Bienestar”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *