Type to search

Colima

Volcán de Colima se encuentra en calma, su actividad es independiente al sismo de magnitud 7.7

El volcán de Colima, el más activo de México, está en calma. De acuerdo con el último reporte del Centro Universitario de Estudios Vulcanológicos (CUEV) emitido el 16 de septiembre de 2022, este mantuvo una actividad sísmica baja, nula emisión en la fumarola y no se presentaron explosiones en la última semana.

Mediante entrevista con Estación Pacífico, Raúl Arámbula Mendoza, director del Centro Universitario de Estudios Vulcanológicos de la Universidad de Colima, subrayó la importancia de tener presente que la actividad del volcán no está relacionada con el sismo de magnitud 7.7 ocurrido este 19 de septiembre con región epicentral en Coalcomán, Michoacán; y percibido en esta entidad.

“Hubo rumores de que ayer (19 de septiembre) en la noche el volcán había tenido emisiones de ceniza y eso es totalmente falso, el volcán se encuentra en total calma, nuestros sismógrafos no percibieron ningún incremento en su actividad interna”.

Y es que en el edificio volcánico pueden registrarse movimientos de baja magnitud provocados por la expulsión de magma, más no están relacionados con la actividad tectónica que ocasiona los sismos como el vivido este 19 de septiembre y que fue percibido, además de Michoacán como región epicentral, en Colima, Jalisco, Ciudad de México, Estado de México, entre otros.

“El volcán genera sismos pequeños porque el magma, al ascender, va rompiendo pequeños segmentos de roca, y entonces eso genera sismicidad de baja magnitud que no la podemos percibir nosotros, sólo la perciben los instrumentos que tenemos alrededor del volcán”.

Los sismos de gran magnitud, subrayó, son los tectónicos, es decir, los originados por el desplazamiento de las placas tectónicas que conforman la corteza terrestre.

Grandes eventos en el volcán de Colima

El Volcán de Colima, según informa el CUEV, ha tenido actividad de tipo explosivo con un número que supera las 30 grandes erupciones ocurridas. Una de las más grandes ocurrió en el 2015, entre el 10 y 11 de julio, el coloso registró la actividad eruptiva más relevante de los últimos 100 años.

“Durante esos días generó dos grandes flujos piroclásticos. El primero ocurrió a las 19:31 horas del 10 de julio y duró 95 minutos. El segundo sucedió al día siguiente a las 11:03 horas y tuvo una duración de 176 minutos. Los flujos piroclásticos se desplazaron a lo largo de la barranca Montegrande y alcanzaron una longitud máxima de 10.2 kilómetros. Estos llegaron a las líneas de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad”, indicó aquella fecha el Gobierno de México.

 

Podrían pasar hasta 20 años para volver a presenciar sismo de gran magnitud

Hasta este 19 de septiembre, el último sismo tectónico de gran magnitud presenciado en la entidad había ocurrido el 21 de enero de 2003, que de acuerdo con un registro del Gobierno de México, causó daños importantes en viviendas, escuelas y edificios públicos de adobe o mampostería, así como también la muerte de al menos 23 personas.

“Estos sismos no ocurren cada dos o tres años, sino cada 15 o 20 años en promedio, aunque sabemos que vivimos en una zona sísmica, que Colima ha experimentado muchos sismos intensos en su pasado y debemos estar siempre preparados”, observó Arámbula Mendoza.

Este martes, tras el sismo de ayer, está confirmada la muerte de dos personas en Manzanillo (un hombre y una mujer), así como tres personas más heridas en Tecomán (una mujer adulta y dos menores de 11 años y 5 meses). El recuento de daños en edificios públicos y privados no está concluido.

Hasta las 13:00 horas de este 20 de septiembre, el Servicio Sismológico Nacional (SSN) contabilizó 814 réplicas tras el sismo de magnitud 7.7 registrado ayer a las 13:05.

Estaciones sísmicas de Colima comparten información al SSN

El estado de Colima, dijo, cuenta con cuatro estaciones sísmicas que les permiten monitorear de manera permanente dicha actividad, y que a su vez, es compartida con el SSN.

“El Servicio Sismológico Nacional no tiene estaciones sísmicas propias en nuestro estado, se apoyan de lo que nosotros les podemos compartir, esta colaboración ayuda que los sismos que ocurran en el occidente de México puedan ser localizado”

Aunque lo ideal sería contar con una estación sísmica en cada uno de los municipios de la entidad, observó, durante los últimos meses han instalado sismómetros de bajo costo que han permitido detectar sismos pequeños en distintos puntos locales.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: