Type to search

Política

Colima tiene el Congreso más barato de todo el país: Ranking del Imco

El Congreso de Colima cuenta con el menor presupuesto anual de las 32 cámaras de diputados locales en México, con 95 millones de pesos para 2018, de acuerdo con el Reporte Legislativo del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

El estado está en la parte más baja del ranking, detrás de Hidalgo, que tiene casi 40% más recursos (132 millones 489 mil 711 pesos), Puebla, Yucatán y Tamaulipas; todo ellos, lejos de los más de 452 millones que en promedio tienen presupuestados los congresos en los estados, y aún más de los Legislativos más caros del país: Ciudad de México (2,390.5% superior al de Colima), Estado de México, Michoacán, Veracruz y Jalisco.

«En 2018, sostener las 32 legislaturas locales costará 14 mil 481 millones de pesos. Por ello, se requiere un análisis profundo de los gastos para tener un mayor control y eficiencia», indicó el boletín del reporte, elaborado con información pública y datos obtenidos a través de solicitudes de transparencia y que fue presentado este lunes.

El Legislativo colimense cuenta con el staff más reducido de todos, con apenas 90 servidores públicos, y es uno de los ocho estados que carece de servicio profesional de carrera. El Congreso de Coahuila cuenta con 92 y el de Puebla, con 152; en tanto, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) paga una plantilla de 1,991 funcionarios, el Edomex tiene 1,277 empleados y el de Jalisco, 943.

«Existe una asimetría presupuestal indicativa de serias ineficiencias en la función legislativa. Las legislaturas realizan las mismas funciones, sin embargo las disparidades en el presupuesto y gasto son relevantes. Esto significa que hay margen para hacer lo mismo con menos recursos financieros y sin comprometer el logro de sus metas», señala el reporte en sus conclusiones.

En promedio, los congresos estatales ocupan a 441 personas. Los órganos de Durango y Morelos no compartieron esta información con el Imco.

 Costo proporcional 

El análisis del Imco también considera costo por diputado —resultante de dividir el presupuesto del Congreso entre el número de integrantes de la Cámara—, donde Colima promedia 3 millones 800 mil pesos por cada uno de sus 25 parlamentario. En este rubro, los diputados de Puebla salen más ‘económicos’, con un costo de 3 millones 538 mil 341 pesos.

«Si los congresos locales tuvieran un presupuesto por diputado como el de Puebla, se ahorrarían 10 mil 503.8 millones de pesos, lo que equivale al 27% del presupuesto del programa Pensión para Adultos Mayores en 2018″, agregó el Imco en su comunicado.

En el extremo opuesto está la citada ALDF, que con 66 parlamentarios tiene un costo promedio de 35 millones 849 mil 307 pesos, cifra que es 10 veces mayor que los estados más ‘baratos’, y que incluso es superior al de congresos nacionales como la Cámara de Diputados federal o el Congreso de los Diputados de España, según las cifras citadas por el Imco.

Siguiendo con los promedios, cada diputado de Colima representa a alrededor de 30,387 de los 759,686 habitantes del estado —retomando proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo)—, con lo cual repite en este indicador como segundo lugar más bajo, pues cada legislador local de Campeche representa a menos personas, 27,099.

Al dividir el presupuesto de cada congreso local entre el número de habitantes en cada entidad federativa, la historia es otra. Colima está en el lugar 17, con un costo por habitante de 125 pesos, más barato que el promedio de los 32 estados, de 131.25 pesos, pero 443.5% superior a los 23 pesos por habitante que cuesta el Congreso de Puebla, que repite como el más ‘barato’ en esta categoría.

Los congresos más caros, considerando estos criterios, son los de Quintana Roo, Ciudad de México, Baja California Sur, Sonora, Michoacán, Nayarit y Morelos, todos con costos superiores a los 200 pesos por habitante.

El reporte legislativo del Imco revisa el costo asociado a la labor de los diputados locales en México, un total de mil 124 en las 32 cámaras estatales.

«Una de las explicaciones de los malos gobernantes que hemos tenido en los últimos años es precisamente por los congresos débiles», dijo el director general del Imco, Juan Pardinas.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *