LOADING

Type to search

Política

Pese nuevo amparo, Rafa Mendoza terminará inhabilitado: presidente del STJE

Daniel Alvarez 15/09/2018

Bernardo Salazar, magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Colima (STJE), consideró que pese a la obtención de una suspensión provisional en nuevo amparo, Rafael Mendoza terminará siendo inhabilitado y —por ende— separado del cargo de presidente municipal de Cuauhtémoc.

El presidente del STJE estimó que lo más que podría concederle el juzgado de distrito al aún edil sería que en la resolución definitiva ordenara la reposición de algún acto relacionado con la ejecución de la sentencia en el juicio político, pero como tal, el proceso que llevó a dicha sentencia —de destitución e inhabilitación por siete años— ya fue revisado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Es una práctica dilatoria, lo único que puede pasar es que diga el juez de distrito que no se han llevado a cabo los actos adecuada y debidamente y (que ordene) reponer el procedimiento”, dijo a EstaciónPacífico.com.

—Al final, ¿Rafael Mendoza tendrá que ser separado del cargo, no hay vuelta de hoja?, se le cuestionó.

“Yo así lo veo, salvo que suceda otra cosa en el juicio de amparo, yo lo veo en ese sentido. Yo lo que veo aquí nomás es ganar tiempo”, respondió.

Lee: Con amparo, Rafa Mendoza pone en pausa (otra vez) su destitución como alcalde

El magistrado también aclaró que en nada cambiará el actuar del STJE como juzgado de ejecución de sentencia, el hecho de que Mendoza ya hubiera rendido protesta en su nuevo periodo como alcalde o no.

“El cargo por el que se le iba a destituir concluye en una fecha determinada (el 15 de octubre), pero la inhabilitación sigue vigente (…) La inhabilitación trae aparejada la destitución”, insistió.

Salazar estimó que la resolución definitiva del amparo tanto en el actual Juzgado de Distrito, como en el tribunal de segunda instancia, será un proceso que tardará meses.

“Normalmente, unos seis o siete meses. El amparo anterior que promovió, lo promovió a finales del año pasado o principios de este. En primera instancia, a nivel de juzgado de distrito y a nivel de colegiado, el asunto se resolvió hasta junio (…) son entre seis y ocho meses”, señaló.

 ¿Por qué un nuevo amparo? 

El Ayuntamiento de Cuauhtémoc interpuso una controversia constitucional ante la SCJN, al considerar que en este proceso para sancionar al presidente municipal se había extralimitado el Congreso local y otras autoridades, dado que sólo le tocaba al propio cabildo establecer una sanción administrativa.

El amparo que Rafael Mendoza había ya perdido lo interpuso a título personal, pero poniendo en duda todo el proceso; mientras que el nuevo recurso sólo se inconforma y busca protección legal ante la ejecución de la sentencia.

“Fueron en dos juicios diferentes, Rafael Mendoza mediante un juicio de amparo, el Ayuntamiento de Cuauhtémoc a través de una controversia constitucional, son dos procedimientos de orden constitucional diferentes”, explicó el presidente del STJE.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *