Type to search

Seguridad

No sólo el Centro: mujeres son agredidas en zonas como el oriente de Colima

“De la nada, una muchacha empezó a gritar ‘auxilio’. Era un grito horrible, actualmente me acuerdo de sus gritos y me da pánico, eran unos gritos desgarradores”.

Estas palabras no relatan una película de terror: son el testimonio de Sofía, vecina de la zona oriente de la capital de Colima, quien la noche del domingo pasado fue testigo de un intento de rapto a una mujer que caminaba por la avenida Insurgentes.

Este relato corresponde a uno de los al menos tres casos de este tipo de agresión a mujeres jóvenes que han sido difundidos este mes en redes sociales por las mismas víctimas o por terceros. Con una diferencia de días entre cada reporte, todos estos han tenido lugar en el mismo polígono, entre las colonias Villa San Sebastián, Infonavit la Estancia, Infonavit Camino Real y la Oriental.

Esas historias dan cuenta de otro episodio de la crisis de violencia que viven las mujeres en Colima, y que resalta últimamente con el asesinato de la tercera adulta mayor en un periodo de tres meses en el centro de la capital.

El caso que refiere Sofía tuvo final feliz, relativamente hablando. Esa noche, todos los vecinos de la cuadra escucharon los gritos de la joven, y muchos atendieron al llamado de la mujer: mientras unos salieron a la calle para tratar de auxiliarla, otros hicieron llamadas telefónicas para que la Policía se hiciera presente.

“Se escuchaba plenamente cómo lo gritaba con toda la fuerza de su corazón, con todo el aire que daban sus pulmones y mientras gritaba eso iba corriendo (…) Empezamos a marcar a patrullas (…) Me dijeron ‘mire, en este momento me están llegando seis reportes de la misma avenida, ya van todas las unidades cercanas, por favor, permanezca en la línea. Se me hizo eterno, pero no tardaron ni dos minutos en llegar”, comentó a EstaciónPacífico.com.

“Todos la escuchamos. Esos gritos a las 11 de la noche eran imposibles de ignorar (…) Todos viven con miedo porque la mayoría de los vecinos tienen hijas que van a la secundaria o que van al bachillerato a las 7 de la mañana”, añadió.

Otro de estos casos ocurrió el 12 de febrero. Una madre de familia que caminaba por la misma zona con su bebé en una carreola fue abordada por un sujeto que, de acuerdo con su reporte, la amenazó y fingió ser su pareja para guiarla hacia un vehículo. El abuso se vio frustrado por un vecino de la zona, quien comprendió que la joven no se encontraba en compañía de un ser querido.

Menos de dos semanas después, el 24 de febrero por la noche ocurrió el intento de rapto que menciona Sofía, y tan sólo unas horas más tarde, ya del 25 de febrero, otra joven publicó en su cuenta de Facebook que un sujeto la había jaloneado para subirla a un vehículo cuando ella se encontraba esperando el camión para ir a la escuela.

Recomendamos: 7 recomendaciones (de mujer a mujer) para cuidarte en la vía pública

 ¿Es la zona oriente de Colima otro foco de atención prioritaria? 

La directora del Centro Estatal de Prevención de la Violencia y la Delincuencia con Participación Ciudadana —del Sistema Estatal de Seguridad Pública—, Patricia Victorica, destacó que el oriente de la Ciudad no es una zona particular; a su parecer, todo el estado requiere de manera urgente una atención focalizada y más profunda, aunque reconoce que las zonas de la capital con mayores niveles de incidencia delictiva son el oriente y el sur.

“Sí hay zonas con mayor incidencia, por supuesto, la zona oriente, parte de la zona sur, como Torres Quintero, la Albarrada, Prados del Sur”, dijo en entrevista telefónica.

La funcionara consideró que la problemática de la violencia “ha ido caminando”; explicó que durante algún tiempo un foco rojo fue la zona de El Tívoli y posteriormente se comenzó a desplazar hacia las colonias más recientes en Villa de Álvarez, como El Centenario, Lindavista, La Reserva y Puerta de Hierro.

“No con esto quiere decir que la violencia haya parado en otras zonas; al contrario, es un proceso que hemos detectado que ha ido en un ciclo y que de pronto las incidencias ya no están siendo sólo en temas de robo a casa habitación, sino que ya están siendo las incidencias enfocadas a grupos específicos, en este caso, las mujeres”, destacó.

Sobre los casos reportados en la zona oriente de la capital, Victorica detalló que ya habían detectado la problemática y se dieron a la tarea de hacer una revisión georeferenciada para construir estrategias de atención. Se trata de una zona donde hay mucho movimiento de estudiantes y madres de familia; hay primarias, secundarias, preescolares y es la ruta principal por la cuales transitan, muchas veces a pie, las estudiantes que viven en la zona sur y estudian en el Campus Central de la Universidad de Colima.

La directora del Centro Estatal de Prevención afirmó que, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), desde hace un par de meses realizan recorridos por esa zona para conocer cuánta población juvenil la habita, cuántos suelen transitar por las mañanas o por las noches y qué focos rojos pudiera haber.

La funcionaria reconoció que el primer reporte en la zona, previamente mencionado, fue detonante para que los recorridos dejaran de realizarse únicamente como Centro Estatal de Prevención e invitaran a sumarse a la SSP.

“Cuántas casas abandonadas, cuántos espacios o construcciones que tienen muchos años ahí y que de alguna manera se vuelven picaderos. (Falta) fortalecer la información sobre cuántas áreas que visitan regularmente las mujeres están cercanas, es decir, estéticas, jardín de niños, escuelas públicas, tiendas de autoservicio”, señaló.

“Empezamos desde Villa San Sebastián hacia abajo, todo lo que baja por la escuela Niños Héroes y hasta Insurgentes, todo ese cuadrante hacia la zona de La Estancia, esa zona se ha trabajado mucho”, añadió.

 Nos preocupan y nos ocupan: ICM 

Mariana Martínez, directora del Instituto Colimense de las Mujeres (ICM), aseguró que la dependencia que encabeza “se preocupa y se ocupa” por los reportes de intento de rapto que se han hecho públicos en este último mes.

La funcionaria estatal afirmó que el ICM brindó acompañamiento a la víctima del primer caso detectado en los últimos días y a partir de entonces han sostenido reuniones con el secretario de Seguridad Pública, Enrique Sanmiguel, para implementar estrategias de seguridad focalizadas y dirigidas a la población joven.

“Tuve oportunidad de platicar con dos de las víctimas de manera personal y me parece que entre más tengamos coordinación institucional, mejores resultados podemos tener (…) Tenemos focalizadas las zonas de riesgo por municipio, por colonia, por incidencia delictiva y por zonas cercanas a centros escolares”, abundó.

La titular del ICM recordó que ese instituto de apoyo a las mujeres cuenta con el 075, una línea de atención para aquellas que se sientan en riesgo. Está disponible de lunes a domingo de 8 am a 9 pm, y es atendida por especialistas en psicología y en temas jurídicos.

“Nos corresponde la atención y la prevención en lugares focalizados. La Secretaría de Seguridad Pública tiene una gran tarea por delante que tiene que ver con resguardar las zonas que se han convertido en zonas de riesgo para las mujeres”, consideró.

Con información de Daniel Álvarez

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *