Type to search

Comunidad

El papel de la Comisión de Derechos Humanos de Colima en el caso Angulo

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), Sabino Flores, aseguró que esta instancia se involucró en el caso derivado de los hechos ocurridos en el domicilio del exsecretario de Turismo estatal, Efraín Angulo, el 4 de marzo, donde un menor de edad fue encontrado muerto.

El ombudsman local señaló que busca entrevistarse con la familia de la víctima de homicidio, según la carpeta de investigación iniciada por la Fiscalía General del Estado, y con la de otro de los menores presentes en el domicilio esa noche, lo cual no se había concretado hasta este miércoles.

El inicio de una queja ante la CDHEC dependerá de las declaraciones que recojan de los familiares y las víctimas, indicó Flores.

“Ya hemos acudido a visitarlos en atención a que no hemos recibido alguna queja formal, presencial, de parte de ninguna persona de los afectados (…) Hemos acudido, tenemos las constancias de que hemos acudido a su domicilio, no ha sido posible dicha entrevista, pero estamos insistiendo en ello, una vez que contemos con su entrevista, sus manifestaciones podrán derivar en otra serie de intervenciones”, declaró en entrevista telefónica con EstaciónPacífico.com.

Lee: Víctimas, heridos y más: 13 dudas que quedan sobre el caso Efraín Angulo

El presidente de la CDHEC indicó que una de las acciones ya emprendidas fue girar los oficios correspondientes a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes en Colima para que las víctimas puedan acceder a la reparación del daño, se cuide su integridad en el proceso y se tomen acciones contra quienes difunden los datos personales de los menores.

El ombudsman detalló que otra acción que ya puede realizar el organismo a su cargo es vigilar que no haya omisiones en el proceso judicial que se lleva a cabo y que los implicados no sean revictimizados.

“Implica la salvaguarda de derechos de menores para que no se les estigmatice (a los menores de edad), que no se les revictimice y que no sean objeto del morbo social al querer conocer sus identidades”, explicó.

Flores expresó que los comentarios que generó este caso en redes sociales le deja claro que todavía debe hacerse mucho trabajo en la difusión de derechos de la comunidad LGBT+, pues en redes sociales se generaron frases de odio en torno a las posibles preferencias sexuales de los implicados, lo cual podría alentar a la violencia contra ese sector.

Dos colectivos de defensa de los derechos de las personas de la diversidad sexual también señalaron que los comentarios de carácter homofóbico en las redes sociales fomentan que se originen otras formas de violencia.

 La voz de los colectivos LGBT+ 

Por parte del Colectivo Inclusión, Alejandro Pizano consideró que los comentarios de odio vertidos en redes sociales pueden incitar a que se den otras formas de violencia y considera que dentro del tema se le ha dado prioridad a cuestionar las preferencias sexuales de los implicados en lugar de enfocarse en los posibles delitos cometidos.

“Si hubo algún delito, eso lo tendría que determinar el sistema de justicia, se puso en tela de juicio las prácticas sexuales del secretario y no lo que había sucedido (…) ha sido un contexto generar aversión hacia las orientaciones sexuales de las personas y sus actividades sexuales dejando de lado su individualidad y su privacidad, creo que ha sido una acción vulnerable, irresponsable por parte de algunos medios de comunicación, personajes políticos y algunos periodistas”, lamentó en entrevista telefónica con EstaciónPacífico.com.

Pizano criticó que algunos medios de comunicación emplearon términos que la comunidad LGBT+ considera peyorativos y pidió que se acerquen a los colectivos cuando tengan que cubrir temas relacionados con las preferencias sexuales de las personas.

María Elena González, del Grupo Lovelia, expresó que los comentarios proyectados en redes sociales respecto al caso refuerzan los estereotipos que se tienen sobre las personas que no son heterosexuales, agudizan la desigualdad y polarizan a la sociedad.

La activista indicó que las personas y los medios de comunicación deben de aprender a separar entre los hechos y las preferencias sexuales de una persona.

“Creo que nos falta como sociedad deslindar estos aspectos, porque creemos que se orientó mucho ese enjuiciamiento a esos señalamientos que se hacían más en torno a cuestiones de la vida privada de las personas (…) Lo único que hacen es reforzar estereotipos, estigmatizan a esas personas que no son heterosexuales y que no abonan, agudizan esa brecha, la desigualdad en cuanto al trato que tienen unas personas y otras”, dijo en entrevista con EstaciónPacífico.com.

González también solicitó a los medios de comunicación que se acerquen a estos colectivos cuando tengan que dar coberturas de esta índole.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *