Type to search

Política

El ICM reprueba el actuar del alcalde de Armería, acusado de golpear a su esposa

La directora del Instituto Colimense de las Mujeres (ICM), Mariana Martínez, calificó como «reprobable» el actuar del alcalde de Armería, acusado por su esposa de haberla agredido físicamente, al resaltar que las personas que se dedican a la función pública deben ser ejemplo para sus representados.

La funcionaria estatal aseguró que desde las 7 de la mañana de este mismo jueves se puso en contacto con la titular de la Fiscalía Especializada en Delitos de Género, Virginia Cuevas, para ofrecer el acompañamiento del ICM en el proceso de atención a la víctima.

«Es lamentable ver cómo desde la función pública pueden generarse acciones de violencia de género que pueden repercutir. Quienes desempeñamos la función pública también somos ejemplo de la población, de nuestras familias, ejemplo de la sociedad y en este caso me parece un caso reprobable», dijo vía telefónica a EstaciónPacífico.com.

«Cualquier acto de violencia que se viva en contra de una mujer, cualquier acto que ponga en riesgo nuestra vida, nuestra integridad, nuestra salud, es un acto reprobable, es doloroso, pero cuando se trata de una persona en el ejercicio de la función pública, esa persona tiene dos dimensiones por cuidar, una es la personal y la otra es la función pública en general», añadió.

Lee: La esposa del alcalde de Armería lo acusa de haberla golpeado

La titular del ICM exhortó a las autoridades armeritenses a redoblar esfuerzos en el combate a la violencia de género, para evitar que ese tipo de actos en contra de las mujeres se normalicen. También solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE) dar un tratamiento adecuado y atención especializada a la víctima.

«En este momento hacemos un exhorto de manera muy respetuosa a las autoridades en materia de prevención, a que puedan redoblar esfuerzos en el municipio y hacer lo propio para que la violencia no se normalice (…) Hacer un exhorto respetuoso a la Fiscalía General del Estado para que dé el tratamiento adecuado a un caso de violencia que se ha mediatizado tanto y que seguramente la víctima en este momento necesita una atención especializada y un tratamiento digno», precisó.

Para Martínez, el alcalde de Armería debe reflexionar si está en las posibilidades de ejercer la función pública libre de violencia.

“Hay que recordar que no somos una persona distinta en la casa, otra persona en el trabajo y otra en la calle, somos una sola que nos trasladamos y ejercemos las mismas actividades en distintos momentos, y revisar si se ejerce violencia en algunos momentos o en todos», aseveró.

La directora del ICM criticó que las medidas cautelares en atención a la denuncia impuesta por la esposa de Salvador Bueno fueron giradas para la corporación policial de Armería, es decir, los elementos de seguridad subordinados al propio alcalde. Cuestionó: «¿a quién le va a hacer caso la Policía?».

La funcionaria invitó a los elementos de seguridad de ese municipio a reflexionar que lo que está en riesgo es la vida y la seguridad de una mujer que fue violentada, y que su obligación es salvaguardar la integridad de la víctima.

«¿A quién le va a hacer caso la Policía? Es un poco raro. Yo hubiese pensado que el oficio se giraría a la Policía Estatal. Apelaría a que los policías de Armería apelaran a que lo que está en riesgo es la seguridad de una víctima, de una mujer, y que más allá de la jerarquía que puede llegar a tener un titular de una dependencia, electo de manera popular, hay una vida que hay que proteger y que resguardar», afirmó.

Recomendamos: 10 medidas para evitar la violencia de género en los Ministerios Públicos

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *